SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Manejar un divorcio podría ser más fácil a una edad más avanzada

Manejar un divorcio podría ser más fácil a una edad más avanzada

Un estudio halló que los que se separan a edades menores reportaban más problemas de salud

LUNES, 13 de febrero (HealthDay News) -- Divorciarse a una edad más temprana causa mayores problemas para la salud que hacerlo más adelante en la vida, quizás porque las personas mayores tienen más habilidades de afrontamiento para manejar el estrés de un divorcio, sugiere un estudio reciente.

Hui Liu, socióloga de la Universidad Estatal de Michigan, analizó la salud autorreportada de 1,282 personas que participaron en una encuesta nacional a largo plazo llamada La vida cambiante de los estadounidenses (Americans' Changing Lives). Comparó el estatus de salud de las personas que siguieron casadas durante el periodo de 15 años del estudio con la de las que se divorciaron.

Entre las personas nacidas en los años 50, las que se divorciaron entre los 35 y los 41 años de edad tenían más problemas de salud que entre las que se divorciaron entre los 44 y los 50. Ambos grupos tenían más problemas de salud que los que siguieron casados.

Desde un punto de vista generacional, los nacidos en la postguerra experimentaron un impacto negativo de salud por el divorcio más fuerte que generaciones anteriores. El hallazgo sorprendió a Liu.

"Hubiera esperado que el divorcio conllevara menos estrés para la generación más joven, dado que el divorcio es más prevalente para ellos", comentó Liu en un comunicado de prensa de la universidad.

Debido a que la presión por casarse y permanecer casado era más fuerte para las generaciones anteriores, los que se divorciaron quizás hayan estado entre los que tenían los matrimonios más infelices, y sintieron algo de alivio cuando el matrimonio terminó, sugirió Liu.

En general, las personas que se divorciaron durante el periodo del estudio experimentaron un declive de salud más rápido que las que permanecieron casadas. Pero la salud de las personas que siguieron divorciadas durante todo el periodo del estudio no fue distinta que las de las que permanecieron casadas.

"Esto sugiere que no se trata del estatus de casado o divorciado en sí lo que afecta la salud, sino que el proceso de pasar de casado a divorciado lo que es estresante y daña la salud", apuntó Liu.

El estudio aparece en la edición actual de la revista Social Science & Medicine.

Más información

Mental Health America ofrece sugerencias para afrontar la separación y el divorcio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad