SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más evidencia de que el alcohol impide un buen sueño

Más evidencia de que el alcohol impide un buen sueño

Sobre todo entre los que beben más, la última copa de la noche podría llevar al insomnio, afirman investigadores

LUNES, 15 de agosto (HealthDay News) -- Tal vez sea mejor que prescinda de esa copa antes de acostarse, sugiere un estudio reciente.

Investigadores japoneses informan que el alcohol impide las funciones restauradoras del sueño.

Los hallazgos de un estudio con diez estudiantes universitarios de sexo masculino aparecen en línea y en la edición impresa de noviembre de la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

El efecto del alcohol sobre el sueño parece relacionarse con una alteración de la función del sistema nervioso.

Normalmente, cuando la gente duerme de noche, "el sistema nervioso parasimpático, responsable de las actividades de 'descanso y digestión', domina al sistema nervioso simpático, responsable de las actividades de estimulación", explicó en un comunicado de prensa de la revista Yohei Sagawa, médico del departamento de neuropsiquiatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Akita. "Deseábamos investigar cómo el alcohol puede cambiar esta relación complementaria".

Para lograrlo, Sagawa y colegas dieron a los voluntarios del estudio distintos niveles de alcohol: 0 gramos (el grupo de control), 0.5 gramos (dosis baja) y 1.0 gramo (dosis alta), antes de que los participantes se fueran a dormir, en tres ocasiones distintas.

Usando electrocardiogramas, los investigadores se enfocaron entonces en la relación entre la variabilidad de la tasa cardiaca del corazón de los voluntarios y su sueño. El equipo halló que el alcohol aumentaba la tasa cardiaca e interfería con las funciones restauradoras del sueño, y mientras más alcohol bebían los participantes, mayor era el efecto.

"Aunque la primera mitad del sueño tras la ingesta de alcohol parece buena en el EEG, el resultado de la evaluación sobre el sistema nervioso autonómico muestra que beber lleva al insomnio y no a un buen sueño", dijo Sagawa.

El efecto sobre los bebedores habituales podría ser incluso peor, señaló uno de los coautores del estudio.

"El estudio actual evalúa los efectos agudos tras una sola dosis de alcohol, y halló una consecuencia negativa de salud subsiguiente", apuntó en el comunicado de prensa Seiji Nishino, director del Laboratorio del Sueño y la Neurobiología Circadiana de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford en La Jolla, California. "Muchos sujetos beben alcohol de forma habitual, y si la reducción de la actividad nerviosa parasimpática durante el sueño ocurre de forma crónica, las consecuencias negativas para la salud podrían ser mucho mayores y podrían inducir varias enfermedades".

"Generalmente se considera que tomarse una copa podría ayudar a dormir, sobre todo a comenzar a dormir", añadió Nishino. "Esto podría ser verdad para algunas personas que ingieren poco alcohol. Sin embargo, debe señalarse que ingerir grandes cantidades de alcohol interfiere con la calidad del sueño y el papel restaurador del sueño".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el sueño y sus trastornos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad