SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más beneficios comiendo una dieta mediterránea

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Más beneficios comiendo una dieta mediterránea

Investigadores encontraron que la dieta se relacionaba con mejor presión arterial, glucemia y colesterol

MARTES, 8 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- La dieta mediterránea, que hace mucho se sabe que es saludable para el corazón, también reduce el riesgo de síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular y diabetes, según una revisión reciente.

Investigadores de Grecia e Italia revisaron los resultados de 50 estudios publicados con un total de más de 500,000 participantes como parte de un metaanálisis, un análisis estadístico de los hallazgos de estudios parecidos, sobre la dieta mediterránea.

Lo que descubrieron:

La dieta basada en alimentos naturales se relaciona con un menor riesgo de aumentos en la presión arterial, la glucemia y los triglicéridos, además de una reducción en el riesgo de una disminución del colesterol bueno. Todos estos son factores de riesgo del síndrome metabólico.

"Es una de las primeras veces en la literatura, quizás la primera, en que alguien observa los factores de riesgo cardiovasculares a través de un metaanálisis, y no solo los resultados firmes" de la enfermedad cardiaca y otras afecciones, señaló el Dr. Demosthenes Panagiotakos, profesor asociado de la Universidad de Harokopio de Atenas, Grecia.

El estudio aparece en la edición del 15 de marzo de la Journal of the American College of Cardiology.

La dieta mediterránea es un patrón caracterizado por el consumo diario de frutas, verduras, cereales de grano integral y productos lácteos bajos en grasa; el consumo semanal de pescado, aves, nueces y legumbres; un alto consumo de ácidos grasos monoinsaturados, sobre todo de las aceitunas y los aceites de oliva; y un consumo moderado de vino u otras bebidas alcohólicas, por lo general con las comidas. La ingesta de carne roja y alimentos procesados es mínima.

El síndrome metabólico, que es cada vez más común en EE. UU., aparece si alguien tiene tres o más de las siguientes cinco afecciones: presión arterial de o superior a 130/85, glucemia en ayunas de o superior a 100 mg/dl, cintura de 89 centímetros (35 pulgadas) o más en las mujeres y de 102 centímetros (40 pulgadas) o más en los hombres, colesterol HDL (el "bueno") por debajo de 40 en los hombres y de 50 en las mujeres, triglicéridos de o superiores a 150 mg/dl.

En la revisión, Panagiotakos y su equipo encontraron que la dieta mediterránea "se relaciona sólidamente con un menor riesgo de síndrome metabólico". No se aventuraron a especificar un porcentaje exacto porque los datos no lo respaldarían del todo.

El equipo de investigación también anotó que se necesitan más estudios, pues pocos de los estudios revisados incluían también intervenciones como la actividad física y dejar de fumar.

Los hallazgos no sorprenden, afirmó el Dr. Ronald Goldberg, profesor de medicina del Instituto de Investigación de la Diabetes de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, quien revisó los hallazgos. Debido a que muchos estudios han confirmado el papel de la dieta mediterránea en la reducción de la enfermedad cardiaca, tiene sentido que la dieta también reduzca los riesgos que llevan a ésta, señaló.

Pero teniendo en cuenta que los estadounidenses sienten apego por los alimentos procesados y la comida rápida, ¿qué tan dispuestos estarían a adoptar la dieta? "No demasiado", reconoció Goldberg. Añadió sin embargo que los expertos en nutrición, al reconocer esa renuencia, han comenzado recientemente esfuerzos por adaptar la dieta a culturas distintas, incluyendo, por ejemplo, muchos alimentos hispanos tradicionales en una dieta mediterránea adaptada para las personas de ascendencia hispánica.

Al hacerlo, la dieta no sólo provee los mismos nutrientes que la dieta mediterránea, sino la comida conocida de la propia etnia, apuntó Goldberg.

Panagiotakos dice que incluso los amantes estadounidenses de la comida rápida pueden comer más como los mediterráneos. "Incluso en la comida rápida, podemos introducir una alimentación sana, como ensaladas, frutas y verduras, cereales y legumbres, y usar fuentes de grasa buena. Podemos reemplazar las hamburguesas con todos esos productos. Es una cuestión de educación en nutrición".

Más información

Para más información sobre el síndrome metabólico, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad