SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los tumores cerebrales son más comunes en las personas con un nivel educativo más alto y más ricas, según un estudio

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Los tumores cerebrales son más comunes en las personas con un nivel educativo más alto y más ricas, según un estudio

Pero quizá se deba a que simplemente presten más atención a su salud, plantean unos expertos

LUNES, 20 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Las personas que cuentan con una educación universitaria, una carrera profesional o un salario alto podrían tener más probabilidades de que les diagnostiquen un tumor cerebral que las personas menos ricas o con un nivel educativo más bajo, informa un estudio reciente.

Los datos médicos de más de 4.3 millones de residentes de Suecia revelaron que las personas con una educación superior o mejores empleos eran más propensas a que se les encontrara uno de tres tipos de tumor cerebral: un glioma, un meningioma o un neuroma acústico.

Pero eso no necesariamente significa que los logros vitales aumenten el riesgo de tumores cerebrales, comentó el investigador principal, Amal Khanolkar, asociado de investigación del Instituto de Salud Infantil del Colegio Universitario de Londres. Las personas con dinero o con un nivel educativo más alto quizá sean más capaces de notar que algo anda mal con su salud.

"Las personas con un nivel educativo más alto quizá sean más propensas a detectar síntomas y a buscar atención médica antes", planteó Khanolkar. Esos grupos también podrían ser más propensos a tener datos completos de salud incluidos en los registros nacionales de cáncer, como el usado en el estudio, dijo.

El estudio también encontró que los hombres solteros tienen más probabilidades de ser diagnosticados con tumores cerebrales. "Los cónyuges podrían notar síntomas en sus parejas, lo que resulta en un acceso médico oportuno", dijo.

En el estudio, Khanolkar y sus colaboradores reunieron datos de personas que vivían en Suecia en 1991, y usaron el Registro Nacional del Cáncer del país para ver si esas personas habían desarrollado un tumor cerebral entre 1993 y 2010.

En ese periodo, unos 5,700 hombres y 7,100 mujeres desarrollaron al menos uno de los tres tumores cerebrales estudiados.

Los gliomas son tumores cancerosos que se desarrollan en las células gliales que protegen a las neuronas, mientras que los meningiomas son en su mayoría tumores no cancerosos que surgen en los tejidos que protegen al cerebro y a la médula espinal. Los neuromas acústicos son tumores no cancerosos que afectan al nervio utilizado en la audición y el equilibrio.

Los hombres con tres o más años de universidad tenían un 19 por ciento más de probabilidades de ser diagnosticados con un glioma, en comparación con los hombres con un nivel educativo más bajo, mientras que las mujeres con un logro educativo similar tenían un 23 por ciento más de probabilidades de ser diagnosticadas con un glioma y un 16 por ciento más de probabilidades de sufrir de un meningioma que sus pares con un nivel educativo más bajo, encontraron los investigadores.

Entre los hombres, un nivel alto de ingresos disponibles se asoció con un aumento del 14 por ciento en el riesgo de glioma, mientras que los trabajos profesionales o gerenciales se asociaron con un aumento del 20 por ciento en el riesgo de glioma y del 50 por ciento en el riesgo de neuroma acústico.

En las mujeres, los trabajos profesionales o gerenciales se asociaron con un aumento del 26 por ciento en el riesgo de glioma, y con un aumento del 14 por ciento en el riesgo de meningioma, frente a las mujeres que trabajaban como obreras.

Se sabe muy poco sobre la causa de los tumores cerebrales, así que estudios como este son valiosos para descubrir vías que indiquen explicaciones potenciales, afirmó Elizabeth Ward, vicepresidenta nacional de investigación intramuros de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"Todo esto en realidad es una pista que nos ayudará a observar y comprender con mayor profundidad los motivos de estas diferencias", apuntó Ward.

La Sociedad Nacional de los Tumores Cerebrales (National Brain Tumor Society, NBTS) anotó que el estudio solo establece una asociación entre esos factores y los tumores cerebrales.

"Una 'asociación' no constituye una causa ni un factor de riesgo, y no necesariamente infiere que la educación, el dinero y/o el matrimonio tengan algún efecto prospectivo sobre si los individuos, o grupos de personas, podrían desarrollar un tumor cerebral", señaló la NBTS en una declaración por escrito.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 20 de junio de la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

Ward se mostró de acuerdo en que las personas con un nivel educativo más alto podrían ser más propensas a averiguar que les sucede algo malo. "Si uno tiene un nivel educativo más alto, podría ir a internet y pensar que ha perdido audición en el oído derecho, así que debe revisárselo, mientras que alguien con un nivel educativo más bajo quizá lo pase por alto", comentó.

Pero más personas ricas podrían tener acceso a ciertos fármacos que aumentan el riesgo de tumores cerebrales, como las terapias de reemplazo hormonal, u otras diferencias en el estilo de vida que podrían, en potencia, afectar ese riesgo, añadió Ward.

En cualquier caso, los tumores cerebrales son raros en los adultos, independientemente del estatus socioeconómico, dijo Ward. Según la Sociedad Americana Contra El Cáncer, el riesgo de por vida de una persona de un tumor maligno del cerebro o de la médula espinal es de menos de un 1 por ciento.

"No hay motivos para que la gente se preocupe sobre su riesgo individual, basándose en este estudio", apuntó Ward.

Más información

Para más información sobre los tumores cerebrales, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad