SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los robots ganan terreno en el quirófano

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Los robots ganan terreno en el quirófano

Un estudio encontró que rindieron mejor que los cirujanos al coser intestinos de cerdos

MIÉRCOLES, 4 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Un robot quirúrgico rindió mejor que los cirujanos humanos cosiendo intestinos de cerdos, informan unos investigadores.

Sin interacción humana directa, el Smart Tissue Autonomous Robot (Robot Autónomo Inteligente para Tejidos, STAR) reconectó los intestinos con suturas que resultaron más precisas, con unos espacios más uniformes y más duraderas que las creadas por las manos humanas, señalaron los desarrolladores de la máquina.

La prueba muestra que es posible crear un robot inteligente que pueda realizar un procedimiento quirúrgico completo de forma independiente, de un modo muy parecido a cómo ahora se utiliza un robot para montar maquinaria compleja o para guiar con seguridad aviones y automóviles, apuntó el investigador principal, el Dr. Peter C.W. Kim.

"Nuestra hipótesis es que con el tiempo se debería poder programar el procedimiento quirúrgico completo desde el principio hasta el fin, de forma inteligente y autónoma", planteó Kim, cirujano pediátrico y vicepresidente del Instituto Sheikh Zayed de Innovación Quirúrgica Pediátrica del Sistema Nacional de Salud Pediátrica en Washington, D.C.

Actualmente, los robots se usan en muchos procedimientos quirúrgicos, como la cirugía de derivación cardiaca, los trasplantes de riñón, la extirpación de la próstata, la histerectomía y el reemplazo de cadera, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Pero esos robots son guiados de manera directa por un cirujano sentado ante una estación computarizada, y sus movimientos siguen a los de su operador humano.

"Cuando se observa el robot actual, se trata simplemente de una herramienta monitorizada que funciona con los dedos del cirujano", explicó Kim. "No tiene ninguna inteligencia".

Kim y sus colaboradores buscaban crear un robot que pudiera realizar un procedimiento quirúrgico difícil sin ninguna guía humana.

Decidieron reconectar los dos extremos de un intestino delgado como caso de prueba, dado que el procedimiento se realiza en un tejido blando que se mueve durante la cirugía.

"El procedimiento es como intentar volver a pegar una manguera cortada. Es una estructura como un tubo por el que pasa líquido", comentó el coautor del estudio, Ryan Decker, ingeniero principal del Instituto Sheikh Zayed.

"Los espacios entre las suturas deben ser muy uniformes, y estar tensionados muy bien y de manera uniforme", dijo Decker. "También deben ser suficientemente fuertes para que cuando la presión aumente dentro de la manguera, en este ejemplo, la manguera no gotee".

Los cirujanos necesitan una vista aguda, manos hábiles, y un gran conocimiento y experiencia para realizar sus procedimientos, señaló Kim. Kim y sus colaboradores buscaban recrear esas tres características en su robot experimental.

  • Equiparon al STAR con vista infrarroja y una cámara en 3D, para que tuviera una vista mejor que la humana y pudiera localizar estructuras en un espacio tridimensional.
  • El robot STAR también se construyó con las mejores herramientas de cirugía mínimamente invasiva, y los investigadores añadieron un sensor de fuerza para que el robot supiera qué tan apretadas estaban las suturas. "Cuando cierra las suturas, sabe qué presión aplica", dijo Kim.
  • Por último, los investigadores programaron al robot con las técnicas quirúrgicas de mejores prácticas para reconectar dos extremos del intestino delgado, "de modo que la máquina eligiera de forma independiente la mejor manera de realizar la tarea", señaló Kim.

En el estudio, los investigadores abrieron los vientres de cerdos y dividieron sus intestinos delgados en dos. Entonces, hicieron que STAR o un cirujano humano volviera a conectar ambos extremos.

El STAR rindió mejor que los humanos al reconectar los intestinos delgados, independientemente de que los humanos usaran sus propias manos, un asistente robótico o técnicas laparoscópicas, encontraron los investigadores.

Las suturas que reconectaron a los intestinos delgados tenían unos espacios más uniformes, eran más precisas y tuvieron mejores resultados en pruebas de "goteo" cuando las realizó el STAR, encontraron los investigadores. Esas fugas intestinales postquirúrgicas pueden provocar graves complicaciones en los humanos que se han sometido a una cirugía intestinal abierta.

Alrededor del 60 por ciento de las veces, el robot STAR realizó la cirugía sin que los investigadores tuvieran que realizar ajustes incluso menores antes del procedimiento, dijo Kim.

"Al final del día, cuando esta máquina une dos extremos, lo hace consistentemente", aseguró. "Lo hace perfecto, todas las veces".

Esta tecnología podría adaptarse fácilmente para realizar procedimientos como la extirpación de la vesícula biliar o la apendectomía, dijo Kim.

"La meta no es reemplazar a los cirujanos, pero al tener una herramienta como esta y al hacer que los procedimientos sean más inteligentes, podemos garantizar unos mejores resultados para los pacientes", dijo, y anotó que los cirujanos podrían supervisar las operaciones del robot e intervenir cuando sea necesario.

El estudio aparece en la edición del 4 de mayo de la revista Science Translational Medicine.

El Dr. Rasa Zarnegar, profesor asociado de cirugía del Colegio Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York, dijo que una cirugía robotizada automática es "donde todo esto parará de cualquier forma".

"Hay ciertos pasos en la cirugía, como las suturas, que probablemente se puedan automatizar usando un sistema robotizado", planteó Zarnegar. "No creo que sea inverosímil, y no creo que a la gente le preocupe siempre que los datos respalden que los resultados son mejores".

Zarnegar sí anotó que el STAR solo realizó la cirugía en cuatro cerdos en el estudio. La investigación con animales no siempre produce resultados similares en los humanos.

"La robótica tiene en potencia un futuro muy brillante respecto a la automatización, pero hay que ver cómo resulta en estudios más grandes", comentó.

Megan Frisk, editora principal de la revista, dijo que la elusiva "promesa de una cirugía sin manos y permitir que un robot haga todo el trabajo" parece estar más cerca de la realidad con esta investigación.

"Este logro representa una nueva era de cirugía robótica que podría reducir los errores y las complicaciones para los pacientes que se someten a cualquier cosa, desde la extirpación de un tumor hasta la reconstrucción de las vías respiratorias", añadió Frisk.

Más información

Para más información sobre las cirugías asistidas por robots, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad