SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los riesgos del tabaquismo de los padres persisten a largo plazo en los niños, halla un estudio

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Los riesgos del tabaquismo de los padres persisten a largo plazo en los niños, halla un estudio

Los riesgos del tabaquismo de los padres persisten a largo plazo en los niños, halla un estudio

MARTES, 19 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Hace mucho que se ha vinculado fumar durante el embarazo o cerca de un bebé con el desarrollo de el asma y alergias en los niños pequeños. Ahora, los investigadores han encontrado que el riesgo podría persistir incluso en la adolescencia.

El estudio, que dio seguimiento a casi 4,000 niños en Suecia durante 16 años, subraya los peligros de que los padres fumen, advierten los expertos.

"La exposición al humo de segunda mano durante el embarazo o la infancia aumenta el riesgo de que un niño contraiga una enfermedad alérgica incluso en la adolescencia", comentó el investigador del estudio, Jesse Thacher, estudiante doctoral del Instituto Karolinska en Estocolmo.

La exposición fetal al humo de los cigarrillos se vinculó con un aumento en el riesgo general de contraer asma hasta los 16 años de edad de un 45 por ciento, halló Thacher.

Entre los bebés expuestos a que sus padres fumaran, los riesgos de contraer asma y rinitis alérgica (obstrucción o escurrimiento nasal) en la niñez o en la adolescencia fueron un 23 y un 18 por ciento más altos, respectivamente. El riesgo de eczema, que es una piel inflamada e irritada, fue un 26 por ciento más alto.

"El aumento en los riesgos de asma y rinitis se observaron sobre todo en la niñez temprana, mientras que los de eczema se dieron más tarde en la vida", comentó Thacher.

Antes, no estaba claro si los riesgos de asma y alergias continuaban hasta la adolescencia, dijo Thacher.

Pero el estudio, que aparece en la edición en línea del 18 de agosto de la revista Pediatrics, solo halló una asociación entre el humo de segunda mano y los problemas de salud. No se diseñó para mostrar causalidad.

Thacher preguntó a los padres de niños nacidos entre 1994 y 1996 sobre sus hábitos de tabaquismo, otras informaciones sobre el estilo de vida y los síntomas de enfermedades alérgicas en sus hijos durante el transcurso del estudio.

Alrededor del 13 por ciento de las mamás fumaron durante el embarazo. Más del 20 por ciento de los padres reportaron fumar durante la niñez.

Aunque el estudio solo incluyó niños suecos, "sería razonable esperar resultados comparables entre los niños de EE. UU. y los suecos, porque las poblaciones de esos países comparten un estilo de vida similar, y el humo de tabaco afectaría a los niños de la misma forma", aseguró Thacher.

Aunque menos padres fuman cerca de sus hijos que antes, esto sigue siendo un problema en ambos países, lamentó Thacher.

"Las tasas de tabaquismo entre los padres de EE. UU. varían según el estado, pero son de alrededor de un 17 por ciento", dijo.

Las alergias no son el único problema de la niñez relacionado con el humo de segunda mano. El humo de segunda mano contiene unas 4,000 sustancias químicas, según la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics). Se sabe que más de 50 de esas sustancias son cancerígenas.

Fumar durante el embarazo también se ha vinculado con el aborto espontáneo, el parto prematuro, un peso más bajo al nacer, el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y los problemas el aprendizaje.

Los hallazgos proveen nueva información y también refuerzan a otras investigaciones, aseguró el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, que no participó en el estudio.

"No hay una forma segura de fumar, y tampoco parece que haya un humo de segunda mano seguro", señaló.

Las personas están menos conscientes de los peligros del humo de segunda mano en comparación con fumar de forma directa, apuntó Horovitz. "No creo que el mensaje sobre la exposición al humo de segunda mano se haya transmitido bien", dijo.

Horovitz señaló que un punto fuerte del estudio fue el gran número de niños y el seguimiento a largo plazo.

No se sabe exactamente por qué el humo de segunda mano se vincula con estos problemas de salud, dijo Horovitz. "Podemos suponer que se trata de algún proceso irritante o inflamatorio, pero en realidad no sabemos el mecanismo", dijo.

La exposición al humo durante el embarazo podría contribuir al riesgo de asma, por ejemplo, al provocar cambios en el crecimiento de los pulmones o en la salud de las vías respiratorias, escribieron los investigadores.

Más información

Para más información sobre los peligros del humo de segunda mano, visite la Academia Americana de Pediatría.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad