SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los repelentes con DEET son seguros en el embarazo para prevenir el Zika, señalan unos investigadores

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Los repelentes con DEET son seguros en el embarazo para prevenir el Zika, señalan unos investigadores

Un análisis de las evidencias disponibles sobre el insecticida no encuentra motivos de preocupación

LUNES, 10 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Los repelentes contra insectos con DEET no hacen daño a una mujer embarazada ni a su feto cuando se usa según las indicaciones para prevenir la infección con el virus del Zika, sugiere un nuevo análisis de la investigación.

La exposición al virus transmitido por los mosquitos durante el embarazo puede provocar unos devastadores defectos congénitos, incluyendo la microcefalia, que resulta en una cabeza y un cerebro anómalamente pequeños.

Debido a esto, las recomendaciones para las futuras madres incluyen protegerse de las picaduras de mosquitos mediante el uso de productos que contienen DEET en las áreas donde el Zika está en circulación.

Pero a algunas mujeres les preocupa que los repelentes en sí podrían plantear una amenaza tóxica para un niño antes de nacer. Los autores de una nueva revisión de la investigación afirman que no es así.

"Dado lo que sabemos tanto sobre el Zika como sobre el DEET, las evidencias favorecen de forma abrumadora el uso de productos que contengan DEET", afirmó la Dra. Blair Wylie, profesora asociada de la división de medicina materna y fetal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Su equipo anotó que una revisión de 1998 de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) determinó que el DEET no planteaba un riesgo de salid para los usuarios. La EPA reafirmó ese hallazgo en 2014.

"Una infección con el Zika durante el embarazo puede poner al bebé en riesgo de muerte, defectos congénitos que incluyen problemas del cerebro, un mal crecimiento, y pérdida de la audición y la vista", advirtió Wylie. "Los repelentes de insectos son clave para la prevención".

Normalmente, eso significa repelentes que contienen DEET (N, N-dietil-m-toluamida). El insecticida ha estado en uso desde los años 50, y está disponible en más de 200 productos.

Esos repelentes "se consideran seguros, con pocos efectos secundarios si se utilizan de forma adecuada", añadió Wylie, autora líder del nuevo estudio. El estudio aparece en la edición de noviembre de la revista Obstetrics & Gynecology.

Un uso "adecuado" significa evitar los ojos, la boca, las cortaduras y la piel irritada cuando se aplique en la cara, explicó Wylie. También, aplique el DEET tras usar el filtro solar (no use los productos combinados), lávese las manos tras la aplicación y no lo aplique debajo de la ropa.

Otro ginecoobstetra se mostró de acuerdo con la conclusión del estudio de que el DEET es seguro para las mujeres embarazadas.

"Los datos disponibles sugieren que el DEET es seguro en el embarazo", apuntó el Dr. R. Phillips Heine, profesor de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

"Sistémicamente se absorbe poco, de forma que el feto se verá expuesto a cantidades muy bajas. Recomendaría el DEET además de otras medidas para evitar los mosquitos", dijo Heine.

Esas medidas generalmente incluyen cubrirse los brazos y las piernas, usar mosquiteras en las ventanas y evitar las zonas geográficas donde el Zika sea prevalente.

Los productos con DEET están disponibles en concentraciones que van desde un 5 hasta casi un 100 por ciento, dijo Wylie, y anotó que nunca recomendaría usar nada por encima de un 30 por ciento.

¿Por qué? "Porque alcanzan su máxima efectividad para repeler insectos más o menos a ese nivel", dijo. "La concentración añadida no aumentaría el beneficio".

Según Wylie, ese consejo aplica a los usuarios de ambos sexos.

Aunque la epidemia del Zika se concentra en América del Sur y el Caribe, en Florida han ocurrido 105 casos de "transmisión local". Pero la inmensa mayoría de infecciones con el Zika en Estados Unidos se han vinculado con la exposición de los pacientes durante el viaje fuera de los 48 estados de la parte continental.

Algunos casos del Zika se han transmitido por vía sexual.

Los síntomas de Zika pueden durar varias semanas, e incluyen fiebre, sarpullido, dolor articular, enrojecimiento de los ojos (conjuntivitis), y dolor muscular y/o de cabeza. Pero la mayoría de adultos sanos experimentan solo una reacción leve o ninguna reacción.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el Zika y el embarazo.

Estas preguntas frecuentes le informarán sobre lo que usted debe saber del Zika.

Para ver la lista de los CDC de los lugares donde el virus del Zika está activo y que podrían representar un peligro para las mujeres embarazadas, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad