SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los registros electrónicos no mejoran mucho el cuidado médico

Los registros electrónicos no mejoran mucho el cuidado médico

Experto señala que EE. UU. tal vez dependa demasiado de una única tecnología

MARTES, 25 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente plantea que hasta ahora los registros electrónicos de salud han hecho poco por mejorar la calidad de la atención de la salud en Estados Unidos.

Investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford analizaron datos sobre el uso de registros electrónicos entre 2005 y 2007. Los datos procedían de una encuesta médica a nivel nacional que abarcó cerca de 250,000 consultas ambulatorias.

En el 30 por ciento de estas visitas se utilizaron registros de salud electrónicos, y el software de soporte de decisiones clínicas, que ofrece consejos de tratamiento, se utilizó en el 17 por ciento de todas las consultas.

El estudio, publicado en línea el 24 de enero en la revista Archives of Internal Medicine, también encontró que los registros electrónicos de salud tenían más probabilidades de ser usados en los estados del oeste y en las prácticas afiliadas a hospitales y grupos que en las prácticas más pequeñas.

"La mayoría de los estudios anteriores al nuestro se centraron en cómo un único sistema de registro electrónico funcionaba en un número pequeño de centros médicos académicos de primera y algunos de esos estudios encontraron beneficios significativos", señaló en un comunicado de prensa de la Stanford Max Romano, coautor del estudio.

"Nuestro estudio tiene un enfoque diferente: Analizamos todos los centros ambulatorios no federales de Estados Unidos, desde prácticas privadas a centros de salud comunitarios, para ver si los sistemas de registro electrónico de salud tenían algún impacto notable en la vida real, y no encontramos diferencias significativas en la calidad de la atención", señaló Romano, ex estudiante universitario de la Stanford que ahora es estudiante de medicina de la Johns Hopkins.

El Dr. Randall Stafford, profesor asociado de medicina del Centro de Investigación Preventiva de la Stanford y autor principal del estudio, señaló en el comunicado de prensa que los registros electrónicos de salud no se han traducido en una mejor atención porque son "sistemas complicados utilizados por personas que han recibido poco entrenamiento formal, al menos hasta hace poco".

Como resultado de esta complejidad y falta de formación, los médicos no le han dado un uso pleno a los registros electrónicos.

"Demostramos que los registros electrónicos de salud y los soportes de decisión clínica no mejoran la calidad por sí mismos", apuntó Stafford. "Si queremos mejorar la calidad debemos tomar en cuenta una amplia gama de cuestiones que afectan la calidad de la atención y no poner todas nuestras esperanzas en una sola tecnología".

Entre otros factores que se ha demostrado afectan la calidad de la atención, señaló, se encuentran el acceso a la atención de salud de los pacientes y su conocimiento de salud, las habilidades de comunicación de los médicos, las presiones de la práctica ambulatoria y si los médicos reciben incentivos por brindar una atención de buena calidad.

La decisión del gobierno de EE.UU. de invertir en tecnología de atención de salud debe centrarse más en la calidad que simplemente en lograr que la tecnología llegue al mercado rápidamente, señaló Stafford.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad