SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los reemplazos de rodilla todavía funcionan

Por Ellin Holohan, Reportero de Healthday -
Los reemplazos de rodilla todavía funcionan

Un estudio muestra que la mayoría de los receptores seguían activos y sin dolor

JUEVES, 17 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los pacientes con rodillas artificiales seguían en plena forma tras veinte años, e incluso trotaban o jugaban al tenis, informan investigadores.

Según el estudio, la mayoría de personas que recibieron reemplazos de rodillas entre 1975 y 1989 en el estado de Indiana y vivieron veinte años más mantuvieron un estilo de vida activo. Todos reportaron actividad al menos "moderada".

"El objetivo de someterse a un reemplazo total de la rodilla es mantener una rodilla funcional que permita a los pacientes seguir bastante activos durante mucho tiempo", señaló el autor del estudio, el Dr. John B. Meding. "Esto muestra que dura al menos veinte años o más después de la [operación]".

"Si recibe una buena rodilla y la trata bien, y tiene la suerte de vivir lo suficiente, incluso tras veinte años puede mantener ese nivel de actividad", añadió Meding, cirujano ortopédico del Centro para la Cirugía de Caderas y Rodillas del Hospital St. Frances de Mooresville, en esa ciudad de Indiana.

Los resultados serán presentados el jueves en San Diego en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos. Los expertos advierten que la investigación presentada en reuniones se considera como preliminar, ya que no ha sido sometida al mismo tipo de escrutinio riguroso que la investigación publicada en revistas médicas revisadas por pares.

La cirugía de reemplazo de rodilla, también conocida como artroplastia de rodilla, se lleva a cabo para aliviar el dolor y restaurar el uso normal de la articulación, generalmente en personas afectadas por artritis grave. Durante el procedimiento, un cirujano extirpa el hueso y el cartílago dañados, e implanta una rodilla artificial. Los dispositivos están hechos de aleaciones de plástico, polímeros y metal, y están disponibles en distintos diseños según las distintas necesidades de los pacientes.

Como todas las cirugías, el procedimiento conlleva ciertos riesgos, entre ellos la posibilidad de infección.

En el estudio actual, de los 1,757 pacientes que recibieron reemplazos de rodillas en el St. Frances en el periodo examinado, 120 seguían con vida tras su seguimiento de veinte años. La edad promedio al recibir el procedimiento fue de unos 64 años.

La gran mayoría de pacientes del estudio sufría de osteoartritis (82 por ciento), y la mayoría eran mujeres (78 por ciento).

Los participantes del estudio fueron evaluados en cuanto a la flexibilidad de la rodilla, la distancia que caminaban, la capacidad de subir escaleras y el nivel de dolor. Todos los pacientes, excepto dos, podían usar las escaleras, apenas tres estaban confinados en sus casas, y 95 podían caminar por lo menos cinco manzanas. Muchos (82) podía caminar indefinidamente, y 81 no sufrían de dolor. Contra el consejo de los médicos, 22 participaban en deportes de alto impacto, como trotar, voleibol y tenis, algunos con ambas rodillas reemplazadas.

Cada año, se realizan entre 300,000 y 500,000 reemplazos de rodillas en EE. UU., apuntó el Dr. Howard Luks, cirujano ortopédico del Centro Médico Westchester en Nueva York.

Los hallazgos son más importantes para los pacientes más jóvenes, a finales de la cincuentena, que consideran un reemplazo de rodilla pero tienen dudas porque les preocupa que se desgaste, apuntó Luks, jefe de medicina deportiva del centro.

"Hasta ahora, le he dicho a mis pacientes que esta cirugía se mantiene de quince a veinte años, pero este estudio muestra resultados entre buenos y excelentes que pueden durar veinte años y más", aseguró Luks.

Advirtió que el estudio debe ser respaldado por más investigación.

"Ahora, puedo decirles a mis pacientes que hay pruebas que muestran que puede durar más de veinte años", añadió Luks, "pero no puedo decir que esté más allá de las dudas razonables".

La tasa de éxito del procedimiento se cita en "entre 90 y 93 por ciento", comentó, y señaló que alrededor del uno por ciento de los pacientes desarrollan infecciones que requieren de cirugía adicional. "Unos cuantos pacientes" se sienten insatisfechos con los resultados, posiblemente debido al dolor, anotó.

Los hallazgos recientes permitirán a los médicos "comenzar una buena conversación" con los pacientes que se plantean un reemplazo de rodilla, comentó el Dr. James Barber, cirujano ortopédico del Centro Médico Regional Coffee en Douglas, Georgia, que dijo que se encontraba "muy esperanzado por los resultados".

"La clave para un buen resultado comienza con una conversación entre médico y paciente, que tienen que llegar a un acuerdo sobre las expectativas", apuntó Barber. "No tenemos muchos dados, así que es bueno ahora contar con este estudio que muestra que a los pacientes les va bien. Esto nos permite compartir muchos datos sobre lo que el paciente puede esperar".

Sin embargo, los buenos resultados están en el ojo del paciente, según Luks.

"Que el fisioterapeuta diga que alguien puede doblar la rodilla tantos grados no es importante", dijo Luks. "Para mí, el éxito se basa en que el paciente llegue a la oficina, me dé las gracias y me diga que es feliz y que puede hacer las cosas que quiere. Ese es el éxito".

Más información

Para más información sobre los reemplazos de rodilla, visite el Instituto de Educación del Paciente de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad