SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los recién nacidos 'prematuros tardíos' son más propensos a tener un menor coeficiente intelectual

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Los recién nacidos 'prematuros tardíos' son más propensos a tener un menor coeficiente intelectual

Un estudio halla que el riesgo de problemas de atención a los 6 años también aumenta para los que nacen entre las 34 y 36 semanas

MARTES, 23 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según una nueva investigación, nacer unas cuantas semanas antes de lo previsto podría tener un impacto a largo plazo sobre el coeficiente intelectual (CI) y la capacidad para prestar atención de un niño.

En un estudio que comparó los bebés que nacieron a término (40 semanas) con los que nacieron entre las 34 y 36 semanas (llamados "prematuros tardíos"), los investigadores encontraron que los niños que nacían de forma prematura tenían un riesgo dos veces mayor de tener una puntuación de CI por debajo de 85 y cerca del doble de riesgo de tener dificultades socioemocionales, tales como problemas de atención, a los seis años.

"Un subgrupo de los niños prematuros tardíos están en mayor riesgo de desarrollar problemas a los 6 años", concluyó la autora del estudio Nicole Talge, investigadora asociada posdoctoral en el departamento de epidemiología de la Universidad Estatal de Michigan en East Lansing, Michigan.

"Lo que este estudio nos dice es que la prematuridad tardía no es una situación benigna. No todos los niños tienen un problema, pero hay una gran probabilidad de que algunos tengan problemas de interacción, problemas de atención y menor coeficiente intelectual", agregó una experta, la psicóloga neonatal Cheryl Milford, del Hospital Magee-Women's del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Milford señaló que la razón del riesgo es que el cerebro simplemente no está lo suficiente desarrollado entre las 34 y 36 semanas. "Una gran parte del desarrollo del funcionamiento de alto nivel en el cerebro ocurre entre las 34 y 36 semanas", explicó, añadiendo que "existe una razón por la que los seres humanos tienen un periodo de gestación de 40 semanas".

En el presente estudio participaron 168 parejas de bebés, un bebé nacido a término y el otro entre las 34 y 26 semanas. Los bebés nacieron entre 1983 y 1985. A los 6 años, se les midió su coeficiente intelectual y los profesores informaron sobre comportamientos en el aula.

El equipo de Michigan encontró que los prematuros tardíos tenían un riesgo más de dos veces mayor de tener un CI inferior a 85. Por otra parte, las probabilidades de tener dificultades emocionales, tales como problemas de atención, eran dos veces más altas para los que nacieron un poco más temprano en comparación con los niños que nacieron a término.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de diciembre de Pediatrics.

Talge señaló que es importante destacar que no todos los niños que nacieron entre las 34 y 36 semanas tenían problemas. De hecho, la mayoría no los tuvo. "Apenas alrededor del 20 por ciento estaba por debajo de ese umbral de coeficiente intelectual, lo que significa que el 80 por ciento tenía un CI mayor. Además, entre el 20 y el 30 por ciento tenía problemas de atención o psicológicos", apuntó.

"Ahora tenemos una mayor comprensión de que cada semana importa", apuntó el Dr. Michael Msall, jefe de pediatría del desarrollo y del comportamiento en el Centro Médico de la Universidad de Chicago. Sin embargo, destacó, "la buena noticia es que a los 6 años, incluso en una era diferente de neonatología [la década de 1980], estos chicos se desarrollaron bastante bien. Sí, sobre una base poblacional, es posible que hayan ocurrido algunos problemas, pero creo que es como tener sobrepeso por cinco libras y la mayoría de estas diferencias quizá sean sutiles".

Sin embargo, apuntó que si los padres ven que su hijo tiene dificultades con las tareas escolares o tiene problemas para prestar atención en la escuela, no deben dudar en pedir ayuda. "Hable con el pediatra de su hijo o su profesor, hágales saber que usted desea que su hijo siga haciendo progresos. Reconozca los problemas y desarrolle una estrategia para afrontarlos", apuntó Msall.

Milford estuvo de acuerdo. "Los bebés prematuros tardíos parecen bebés a término pequeños, y durante mucho tiempo se pensó que eran un poco prematuros, pero que en su mayoría estaban desarrollados", señaló. "La realidad es que si tiene un bebé prematuro tardío, debe velar que siga por el buen camino. ¿Tienen algún problema de comportamiento? Si es así, necesita determinar qué recursos están disponibles para usted en la comunidad y en la escuela".

Más información

Más información sobre los nacimientos prematuros y lo que puede hacer para ayudar a prevenirlo, en March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad