SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los primeros días de entrenamiento de la pretemporada, el calor plantea unos riesgos importantes para los jugadores universitarios de fútbol americano

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Los primeros días de entrenamiento de la pretemporada, el calor plantea unos riesgos importantes para los jugadores universitarios de fútbol americano

Los entrenadores y los terapeutas deportivos deben conocer los síntomas de la enfermedad por el calor, sugiere un estudio

VIERNES, 26 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- A medida que los jugadores universitarios de fútbol americano cambian las toallas de playa por los cascos y los protectores, una nueva investigación muestra que su riesgo de desarrollar una enfermedad por el calor relacionada con el deporte se dispara.

En particular, en los primeros 14 días de juego de la pretemporada esos deportistas se enfrentan a un riesgo más elevado de lo usual de un tipo específico de enfermedad por el calor llamada agotamiento por calor.

El agotamiento por calor es una serie de complicaciones de salud grave y potencialmente letal que a veces ocurre cuando se realiza una actividad extenuante en tiempo caluroso, explicaron los autores del estudio.

Las consecuencias catastróficas de las enfermedades por el calor son evitables con una prevención, un reconocimiento y un tratamiento adecuados, explicó el coautor del estudio, Michael Ferrara, decano del Colegio de Servicios de Salud y Humanos de la Universidad de New Hampshire, en Durham.

Ferrara dice que es importante educar a los deportistas sobre "las señales y los síntomas de las enfermedades por calor, la nutrición, el descanso y el método adecuado de rehidratación durante las sesiones posteriores a los entrenamientos".

Unos periodos intermitentes de descanso también son esenciales, para dar a los deportistas tiempo para enfriarse y rehidratarse, añadió.

Además, es importante contar con profesionales médicos (como los terapeutas deportivos) disponibles para identificar y tratar rápidamente cualquier problema relacionado con el calor, añadió.

Ferrara resaltó varios problemas distintos del agotamiento por calor.

Los calambres por agotamiento por calor afectan a la pantorrilla, los cuádriceps y el tendón de la corva, y/o la espalda baja y el abdomen. El tratamiento conlleva estiramientos, fluidos y enfriamiento.

El agotamiento por calor puede provocar una temperatura ligeramente por encima de lo normal, junto con dolores de cabeza, náuseas y fatiga. Típicamente, esto amerita fluidos, enfriamiento y parar la actividad. Es distinto de una insolación, en que la temperatura corporal se dispara hasta los 106 ºF (41 ºC) o más, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los desmayos relacionados con el calor son otro problema, dijo.

Ferrara también apuntó que los deportistas pueden exagerar con los líquidos cuando intentan prevenir la enfermedad por el calor. Ese consumo excesivo de fluidos se llama hiponatremia por agotamiento. Se trata de una situación peligrosa en que los niveles de electrolitos bajan demasiado.

El agotamiento por calor también puede resultar letal. Casi 125 deportistas de fútbol americano universitario murieron debido al agotamiento por calor entre 1960 y 2009, anotaron los autores del estudio.

La investigación actual observó las enfermedades por calor entre 366,000 casos de juego en el campo de jugadores de fútbol americano de la Asociación Nacional de Deportes Universitarios (National Collegiate Athletic Association, NCAA). Los jugadores provenían de 60 universidades de cinco regiones de Estados Unidos.

En total, se identificaron más de 550 casos de agotamiento por calor. Los autores del estudio dijeron que el riesgo de agotamiento por calor fue de más o menos 1.5 por cada mil jugadores de la NCAA. En tres cuartas partes de los casos hubo calambres, mientras que en una cuarta parte hubo una combinación de agotamiento por calor y/o desmayos relacionados con el calor.

Los investigadores también observaron el impacto de la "temperatura de globo bulbo húmedo" (TGBH). La TGBH evalúa la temperatura, la humedad, la velocidad del viento, el ángulo del sol y la cubierta nubosa para medir no solo la exposición al calor, sino también el "estrés por calor" general que se produce cuando se juega bajo la luz del sol directa.

Al final, el estudio concluyó que cuando la TGBH sube por encima de los 82 ºF (casi 28 ºC), el riesgo de agotamiento por calor aumenta de forma significativa. Los investigadores dijeron que los entrenadores y los terapeutas deportivos deben tener un cuidado particular cuando hay niveles elevados de TGBH.

Otro experto también señaló que algunos jugadores pueden sufrir de afecciones médicas específicas que los hacen particularmente vulnerables al agotamiento por calor.

La anemia drepanocítica, el asma y las afecciones cardiacas preexistentes pueden aumentar el riesgo de agotamiento por calor, anotó David Csillan, copresidente de un grupo de trabajo que publicó hace poco directrices sobre la climatización al calor durante la pretemporada para los deportes de la escuela secundaria.

Los antidepresivos y los medicamentos para el TDAH también pueden aumentar el riesgo de deshidratación, añadió.

"[Y] muchos deportistas llegan a los entrenamientos de pretemporada fuera de forma y aclimatados a ambientes más fríos y a centros controlados", observó Csillan, quien también es el terapeuta deportivo principal de la Escuela Secundaria de Ewing en Ewing, Nueva Jersey. "Como resultado, la introducción inmediata del calor y el ejercicio conlleva un estrés aparente para sus cuerpos", advirtió.

Enfatizó que los entrenadores y los terapeutas deportivos deben monitorizar esos problemas de forma continua. También deben prestar atención a las necesidades particulares de los deportistas de escuela secundaria, que son incluso más jóvenes, y cuyos cuerpos en desarrollo "no se ajustan a los cambios ambientales tan bien como los de los adultos".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Athletic Training.

Más información

Para más información sobre las enfermedades por el calor y los deportistas, visite la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte (American Orthopaedic Society for Sports Medicine).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad