SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los pollitos son lindos, pero pueden portar la salmonella

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Los pollitos son lindos, pero pueden portar la salmonella

Los CDC rastrean un brote que afectó a varios estados, y señala que los niños menores de cinco años no deben manejar aves vivas

Para un niño, pocas cosas son más difíciles de resistir que tocar a un lindo pollito. Pero un nuevo estudio del gobierno de EE. UU. tiene malas noticias para los padres: esos adorables pollitos pueden portar la bacteria salmonella.

El estudio halló que 316 personas, sobre todo niños pequeños, de 43 estados de EE. UU. se habían infectado con salmonella tras manejar aves jóvenes vivas.

"Fue una investigación de ocho años sobre un brote de Salmonella Montevideo que se relacionó sobre todo con un criadero que enviaba órdenes por correo en EE. UU.", señaló la coautora del estudio Casey Barton Behravesh, epidemióloga veterinaria de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. "Pudimos trabajar con el criadero, y tras la intervención, el número de infecciones en humanos bajó. Es una historia de éxito", añadió.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 31 de mayo de la revista New England Journal of Medicine.

La salmonella causa más de 42,000 infecciones reportadas cada año, según los CDC. Pero dado que muchas personas nunca reportan las infecciones más leves con la bacteria, los CDC calculan que el número real de infecciones podría ser hasta 29 veces más alto. Cada año, unas 370 personas mueren debido a la salmonella, según la información de respaldo del estudio.

Los niños, sobre todo los menores de cinco años, corren el mayor riesgo de infección con salmonella. Las personas mayores, las mujeres embarazadas y los individuos con sistemas inmunitarios afectados también tienen un riesgo más alto de enfermar con salmonella, según los CDC.

La diarrea, la fiebre y los calambres abdominales son señales comunes de infección con salmonella. La mayoría de personas mejoran solas, pero algunas desarrollan una infección más grave y deben ser hospitalizadas.

Las aves vivas infectadas con salmonella por lo general parecen sanas, pero aún así pueden propagar la bacteria a sus descendientes. Cada año, en EE. UU. unos 50 millones de aves vivas (pollitos, ansarinos y patos) se venden a través del correo. Esos animales por lo general se pueden comprar por cinco dólares o menos en tiendas de pienso o por correo.

Barton Behravesh apuntó que las personas que mantienen gallinas en el patio de casa se pueden exponer al recolectar huevos o al limpiar el gallinero. Los niños en las escuelas que crían pollitos como parte de su currículo también pueden verse expuestos.

El estado de Colorado advirtió a los CDC sobre este brote en 2005. Se presentaron tres infecciones con la misma cepa inusual de salmonella, llamada Salmonella Montevideo. Los tres reportaron exposición a pollitos y patos.

Eventualmente, los CDC hallaron un total de 316 personas (la mitad menores de cuatro años) que se habían infectado con esta cepa en particular. El 23 por ciento de los que los CDC lograron identificar fueron hospitalizados. No se reportaron muertes.

El 77 por ciento reportaron haber tenido contacto con aves jóvenes vivas en la semana anterior a la enfermedad. Entonces, los investigadores rastrearon a las aves a su fuente, que resultó ser un solo criadero de órdenes por correo en la mayoría de infecciones.

Los propietarios del criadero implicado en muchas de las infecciones reemplazaron voluntariamente el equipo viejo, e implementaron nuevos procedimientos de limpieza y vacunación. Así mismo, comenzaron a hacer pruebas de salmonella. Tras el éxito inicial, Barton Behravesh apuntó que un fallo en los nuevos procedimientos llevó a un aumento de la salmonella en el criadero. Pero comentó que el criadero está nuevamente bajo control.

Dado que este no fue el único criadero relacionado con brotes de salmonella en el país, los CDC recomiendan que los niños menores de cinco años no manejen aves vivas.

La Dra. Lorry Rubin, directora de enfermedades infecciosas pediátricas del Centro Médico Pediátrico Cohen de Nueva York, en New Hyde Park, se mostró de acuerdo con esa recomendación. "Mientras más pequeño es el niño, más difícil es asegurar el cumplimiento con el lavado de manos", apuntó Rubin. "Que los niños menores de cinco o seis años tengan prohibido manejar aves vivas es razonable. Se debe educar a los niños mayores y a los adultos en la higiene adecuada del lavado de manos".

También se sabe que las tortugas pequeñas portan salmonella, y su venta se prohibió hace tres décadas en EE. UU., pero algunas personas las siguen teniendo como mascotas. En febrero, los CDC reportaron un brote de salmonella que tuvo que ver con tortugas en varios estados en 2010 y 2011.

Las ranas enanas, las iguanas y otros reptiles también portan salmonella.

"Es importante que los padres estén conscientes de los riesgos. Interactuar con animales conlleva mucha educación y enriquecimiento. Pero los animales pueden portar gérmenes que pueden enfermar a los niños", lamentó Barton Behravesh.

Ambos expertos dijeron que si usted o sus hijos tocan animales o reptiles, deben lavarse las manos concienzudamente tras hacerlo. Si no tiene acceso a un lavamanos, use un limpiador basado en alcohol hasta que tenga la oportunidad de lavarse las manos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos para prevenir la infección con salmonella.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad