SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los pediatras estadounidenses añaden la pobreza a su lista de comprobación para las visitas de rutina

Los pediatras estadounidenses añaden la pobreza a su lista de comprobación para las visitas de rutina

Una pregunta sencilla podría ayudar a las familias a evitar unos riesgos graves para la salud, según la Academia Americana de Pediatría

MIÉRCOLES, 9 de marzo de 2016 (HealthDay News) -- Los pediatras en Estados Unidos ya preguntan a los padres sobre los avances en el sueño, la dieta y el desarrollo del niño. Pronto tendrán que añadir la pobreza a su lista de comprobación para las visitas de rutina.

La pobreza puede dañar significativamente la salud de un niño, según una nueva declaración de política de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

El grupo afirma que los pediatras pueden detectar si los niños están en riesgo si hacen a los padres una sola pregunta: "¿Tienen dificultades para llegar a fin de mes?". Los que respondan que "sí" pueden ser remitidos a los recursos comunitarios adecuados.

"Los pediatras se dedican a la prevención de enfermedades en los niños e intervienen pronto cuando hay un problema", dijo el Dr. James Duffee, uno de los autores de la declaración de política, en un comunicado de prensa de la academia.

"Dado que la pobreza influye de forma tan marcada en la salud y el desarrollo de los niños, los pediatras están preguntando sobre el estrés relacionado con la pobreza, para poder conectar a las familias con los recursos de su comunidad", explicó.

Los estudios muestran que la pobreza grave y persistente puede llevar a problemas de salud importantes de por vida, como la muerte del bebé, un desarrollo del lenguaje deficiente y un riesgo más alto de asma, obesidad y lesiones, según la declaración de política.

También hay cada vez más evidencias de que la pobreza infantil se asocia con unos niveles más altos de estrés que pueden cambiar la expresión genética y la función cerebral, y contribuir a la aparición de problemas conductuales y trastornos crónicos de la salud cardiaca y mental, añadió la declaración.

Los datos del censo de 2014 muestran que 1 de cada 5 niños y adolescentes estadounidenses menores de 18 años viven en la pobreza. Cuando se incluye a las familias clasificadas como pobres, casi pobres o con bajos ingresos, la tasa de pobreza infantil aumenta hasta el 43 por ciento o a más de 31.5 millones, según la academia.

"Sabemos que las condiciones relacionadas con la pobreza pueden cobrarse un precio significativo y duradero", dijo el autor principal del estudio, el Dr. John Pascoe. "Pero también sabemos que hay intervenciones efectivas para ayudar a reducir estos efectos, como el fomento de fuertes relaciones familiares, que provocan cambios positivos en el sistema de respuesta al estrés del cuerpo y en la arquitectura del cerebro en desarrollo".

La academia también hizo un llamado a la ampliación de los programas estatales y federales contra la pobreza y de red de seguridad. Además, animó a los pediatras a respaldar las políticas que fomenten el acceso a la atención de salud, a los alimentos saludables y a una vivienda segura y asequible.

"La pobreza está en todas partes. Afecta a los niños de todos los ámbitos y de todas las comunidades", advirtió el Dr. Bernard Dreyer, presidente de la academia, en el comunicado de prensa.

Aunque las ciudades y las comunidades rurales siguen teniendo tasas altas de pobreza, los suburbios han presenciado unos aumentos pronunciados en la pobreza desde la recesión de 2008, indicó el comunicado de prensa.

La declaración de política y un informe acompañante fueron publicados en línea el 9 de marzo en la revista Pediatrics.

Más información

El Fondo para la Defensa de los Niños (Children's Defense Fund) ofrece más información sobre la pobreza infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad