SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños que nacen de madres con sobrepeso podrían tener un riesgo más elevado de problemas cardiacos en la adultez

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
Los niños que nacen de madres con sobrepeso podrían tener un riesgo más elevado de problemas cardiacos en la adultez

Pero los investigadores añaden que las conductas alimentarias que las madres trasmiten podrían influir más que la genética

JUEVES, 20 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres con sobrepeso u obesas que quedan embarazadas tienen muchas más probabilidades de tener un hijo que sufra enfermedades cardiacas al ser adulto, según una nueva investigación.

Pero parece que el entorno podría jugar un papel mayor que la genética en la tendencia, añadieron los investigadores.

"Las madres que tienen sobrepeso enseñan unas conductas, y esas conductas se transmiten", dijo el autor del estudio, el Dr. Michael Mendelson, investigador del Estudio del Corazón de Framingham, de la Universidad de Boston y del Hospital Pediátrico de Boston.

"Hay una gran cantidad de evidencias de que la salud materna antes de quedar embarazada tiene implicaciones para los hijos", añadió Mendelson. "Esto muestra que hay muchas buenas razones para centrarse en la salud y el peso de las personas jóvenes antes de que tengan hijos".

Los investigadores analizaron los datos de 879 participantes en el Estudio del Corazón de Framingham, el estudio clásico a largo plazo y en curso de la salud cardiaca de las personas que viven en la ciudad de Framingham, Massachusetts.

Aproximadamente el 10 por ciento de las madres habían tenido sobrepeso, con un índice de masa corporal de 25 o más alto antes del embarazo. Eso se traduce en un peso de 145 libras (65.7 kg) o más para una mujer de 5 pies y 4 pulgadas (162.5 cm).

Durante el periodo de 41 años de los datos, desde 1971 hasta 2012, se produjeron 193 casos de enfermedades cardiacas, ACV o insuficiencia cardiaca, 28 fallecimientos por causas cardiacas y 138 muertes en total entre todos los niños.

En comparación con los adultos cuyas madres no habían tenido sobrepeso, el estudio halló que los hijos de madres con sobrepeso u obesas se enfrentaban a un riesgo un 90 por ciento mayor de sufrir una enfermedad cardiovascular o de morir.

Aunque los propios factores de riesgo de los niños explicaron parte de la diferencia, Mendelson dijo que podría haber también un componente genético en juego.

Los niños podrían ser afectados en el útero por la mala salud de su madre, o tanto la madre como el niño podrían tener una predisposición genética para los problemas cardiacos y la obesidad, explicó.

Pero la Dra. Martha Daviglus, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois y directora ejecutiva del Instituto de Investigación sobre la Salud de las Minorías, afirmó que cree que el hecho de que la madre coma en exceso afecta al niño en el útero y luego crea un mal ejemplo a medida que el niño crece.

"No es la genética. Es algo mayormente ambiental", dijo Daviglus. "Esta transmisión no habría ocurrido si las madres fueran capaces de controlar su peso y lo que comen".

En la actualidad, más de un tercio de las mujeres embarazadas en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesas, según las estadísticas publicadas en línea por el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists).

Mendelson dijo que se necesitan estudios de mayor tamaño en otras poblaciones para verificar estos hallazgos, pero añadió que los resultados enfatizan la necesidad de realizar esfuerzos para reducir la obesidad de las mujeres jóvenes tanto antes como durante los años de fertilidad.

Más información

Visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. para más información sobre la obesidad durante el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad