SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños obesos tienen gérmenes distintos en los intestinos

Los niños obesos tienen gérmenes distintos en los intestinos

Dirigirse a tipos específicos de bacterias podría algún día ayudar a tratar la obesidad infantil, sugiere una investigación

MARTES, 20 de septiembre de 2016 (HealthDay News) -- Los niños y adolescentes obesos tienen tipos distintos de bacterias viviendo en su tracto digestivo que sus pares con un peso normal, informa un nuevo estudio.

Los investigadores dijeron que este hallazgo podría algún día conducir a una nueva forma de dirigirse a especies específicas de bacterias y ayudar a prevenir o tratar la obesidad de inicio temprano.

En el estudio, los investigadores analizaron las bacterias intestinales y el peso de 84 jóvenes de 7 a 20 años. De ellos, 27 eran obesos, 35 eran gravemente obesos, 7 tenían sobrepeso y 15 tenían un peso normal.

Los niños y adolescentes se sometieron a IRM para evaluar la distribución de grasa en sus cuerpos. También proveyeron muestras de sangre y registraron lo que comían en un diario de alimentación durante tres días.

Los autores del estudio encontraron ocho grupos de bacterias intestinales que se vinculaban con la cantidad de grasa en el cuerpo. A cuatro les iba mejor en los jóvenes obesos, mostró el estudio.

En los jóvenes que eran obesos se hallaron unas cantidades más pequeñas de los otros cuatro grupos de bacterias que en los de peso normal. Los investigadores anotaron que las bacterias intestinales de los niños obesos en general eran más eficientes en la digestión de los carbohidratos que las bacterias encontradas en los jóvenes que no tenían sobrepeso.

El estudio aparece en la edición del 20 de septiembre de la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. proveyeron parte de la financiación del estudio.

La investigación también encontró que los niños obesos tenían con más frecuencia unos niveles más altos de ácidos grasos de cadena corta en la sangre que los niños de peso normal. Esos ácidos grasos de cadena corta, que son producidos por algunos tipos de bacterias intestinales, se vinculan con la producción de grasa en el hígado, dijeron los investigadores.

"Nuestra investigación sugiere que los ácidos grasos de cadena corta se pueden convertir en grasa dentro del hígado, y entonces acumularse en el tejido graso", señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor principal del estudio, el Dr. Nicola Santoro, científico asociado de investigación del departamento de pediatría de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

"Esa asociación podría señalar que los niños con ciertas bacterias intestinales se enfrentan a un riesgo a largo plazo de desarrollar obesidad", añadió.

La obesidad afecta al 17 por ciento de los jóvenes en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad