SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños de EE. UU. no beben suficiente agua, según plantea un estudio

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Y las bebidas azucaradas conforman gran parte de su ingesta de líquidos

SÁBADO, 25 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los niños de Estados Unidos no beben tanta agua como deberían. Esta deficiencia puede tener implicaciones de largo alcance, sugiere un estudio reciente.

"Incluso la deshidratación leve puede afectar la función fisiológica, y causar fatiga, debilidad muscular, dolores de cabeza y resequedad bucal", señaló Samantha Heller, coordinadora de nutrición clínica del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin de Derby, Connecticut, quien no participó en el estudio.

Heller apuntó que la hidratación inadecuada también se ha relacionado con un mal funcionamiento cognitivo y mental.

Según el estudio, que aparece en la edición de octubre de la American Journal of Clinical Nutrition, apenas entre el 15 y el 60 por ciento de los niños y del 10 al 54 por ciento de las niñas, según la edad, beben la cantidad mínima de agua recomendada por el Instituto de Medicina de EE. UU.

Los niños obtienen gran parte de su agua de bebidas endulzadas, en lugar de beber H2O pura, encontraron los investigadores. Y los que beben la mayor cantidad de agua pura consumen menos bebidas endulzadas y comen menos alimentos ricos en calorías.

Para el estudio, Ashima K. Kant, del Colegio de Queens de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, y Barry I. Graubard, del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., observaron la ingesta de agua de 3,978 niños de ambos sexos que tenían entre dos y 19 años de edad, y que se habían incluido en un estudio nacional sobre nutrición entre 2005 y 2006.

Su análisis incluía el agua, el agua de los alimentos húmedos, y la hidratación de todas las bebidas y bebidas nutritivas como leche y jugo.

Los investigadores encontraron que la ingesta de agua de todas las fuentes variaba según la edad: los niños de entre 2 y 5 años bebían 5.9 tazas al día, los que tenían entre 6 y 11 bebían 6.8 tazas, y los que tenían entre 12 y 19 consumían 10.1 tazas al día. En general, las niñas bebían menos que los niños, anotaron Kant y Graubard.

Los niños de todas las edades son más propensos a beber otras bebidas en lugar de agua con las comidas, sugieren los hallazgos. Más de dos tercios del consumo de agua se derivó de bebidas con las comidas principales, mientras que apenas un tercio del agua sola se consumía con las comidas, encontraron los investigadores.

"Nuestros resultados sugieren diferencias de edad en la cantidad de agua contribuida por distintas fuentes a las dietas de los niños estadounidenses", escribieron los autores del estudio. "La calidad de las selecciones alimentarias sobre las que se informe en relación con la ingesta de agua sola era mejor que la reportada con una mayor ingesta de hidratación mediante bebidas, y la potencia de esas relaciones variaba según la edad", añadieron.

"Los esfuerzos por moderar el consumo de bebidas endulzadas y promover la ingesta de agua potable no debe solo continuar promoviendo el agua sola para los refrigerios, sino también reconocer la importancia de reemplazar las bebidas no nutritivas en las comidas con agua sola", concluyeron Kant y Graubard.

Y a medida que los niños aumentaban en edad, el consumo de agua potable crecía, mientras que la ingesta de bebidas nutritivas, como la leche, disminuía, encontraron los investigadores.

El agua conforma hasta 55 a 75 por ciento del peso corporal total, planteó Heller. "No podemos vivir sin agua más de unos días porque nuestros organismos no pueden almacenar agua. Por eso, reemplazar el agua que nuestros cuerpos pierden todos los días es esencial".

Heller, nutrióloga y dietista, aconseja acostumbrar a los niños al agua desde el principio.

"Hay que darles agua en lugar de bebidas endulzadas durante el día y entre comidas", enfatizó. Para hacerla más atractiva, se pueden incluir pepinos, naranjas, limones o fresas cortadas en agua fría, sugirió.

Y si el niño es adicto a los refrescos, aconsejó cambiar poco a poco a agua con gas o agua con gas con sabores.

Más información

Para más información sobre una dieta sana, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad