SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los médicos entrenados en el extranjero son tan buenos como sus contrapartes educadas en EE. UU.

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Los médicos entrenados en el extranjero son tan buenos como sus contrapartes educadas en EE. UU.

Un estudio encuentra que los médicos nacidos en EE. UU. y educados en otros países tenían los peores historiales

MARTES, 3 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los médicos nacidos en el extranjero que practican en Estados Unidos, y que recibieron sus diplomas médicos en otros países, hacen tan buen trabajo, o incluso mejor, que sus contrapartes nacidas en EE. UU., según encuentra un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los expedientes de casi 250,000 pacientes hospitalizados por ataque cardiaco o insuficiencia cardiaca congestiva en Pensilvania entre 2003 y 2006. En el estudio participaron más de 6,100 médicos, entre ellos unos 4,600 graduados de facultades de medicina de EE. UU. y 1,500 graduados de facultades de medicina de otros países. La tasa general de muerte fue de 5.4 por ciento.

Los pacientes de los médicos extranjeros entrenados en facultades médicas de otros países tenían una tasa de muerte nueve por ciento más baja que los pacientes de ciudadanos estadounidenses educados en facultades de EE. UU. La comparación fue más pronunciada con los médicos nacidos en EE. UU. que se habían educado en el extranjero. Sus pacientes tenían un riesgo de muerte superior al de los otros dos grupos, según encontró el estudio.

En comparación con los pacientes de ciudadanos de EE. UU. que habían obtenido sus diplomas de medicina en otros países, los pacientes de los médicos extranjeros entrenados fuera de EE. UU. tenían un riesgo de muerte 15 por ciento más bajo.

"Me calma que los graduados en medicina de otros países obtuvieran resultados tan buenos como los de EE. UU. Como paciente, es algo que me reconforta", aseguró el autor del estudio, John Norcini, presidente y director ejecutivo de la Fundación para el Avance de la Educación y la Investigación Médicas Internacionales (Foundation for Advancement of International Medical Education and Research), en Filadelfia. "Pero también plantea dudas sobre la educación de los ciudadanos de EE. UU. que acuden a facultades médicas en el extranjero".

Norcini señaló que, a veces, ciudadanos de EE. UU. que desean ser médicos pero que no fueron admitidos a facultades médicas en EE. UU. buscan un diploma de medicina en el extranjero.

El estudio aparece en la edición de agosto de la revista Health Affairs.

Alrededor de uno de cada cuatro médicos que practican en EE. UU. recibió su diploma médico en otro país, según la información de respaldo del estudio.

Con los años, algunos profesionales médicos de EE. UU. han planteado inquietudes sobre la calidad de la educación médica en otros países, y la capacidad de un médico educado en el extranjero de pasar los exámenes para la licencia, comentó Norcini. Estudios más recientes han mostrado que dichos temores parecen carecer de fundamento, ya que los médicos educados en facultades médicas internacionales pasan los exámenes con tanto éxito como los educados en EE. UU., anotó Norcini.

Los médicos capacitados en el extranjero que desean practicar medicina en los Estados Unidos deben pasar un riguroso proceso de evaluación y entrenamiento, lo que incluye pasar todos los mismos exámenes y cumplir con todos los requisitos que los que reciben sus diplomas en el país. Esto incluye completar su residencia en un hospital de EE. UU.

Aunque los médicos del estudio tenían diplomas de docenas de países, muchos los habían obtenido de facultades de medicina del sur de Asia, sobre todo de India y Paquistán.

El Dr. Ajeet Singhvi, presidente de la Asociación Estadounidense de Médicos de Origen Indio (American Association of Physicians of Indian Origin), dijo que el estudio ofrece pruebas de la calidad de los médicos capacitados en otros países.

"Estoy encantado de que el estudio haya reafirmado la calidad de la atención provista por los médicos internacionales", aseguró Singhvi. "Es lo que siempre hemos dicho".

Muchos graduados de facultades de medicinas de otros países tuvieron que vencer barreras sustanciales para obtener su educación, y han aprendido a hacer cosas con menos recursos, señaló Singhvi.

"Hablar sobre la calidad de la atención de los graduados médicos internacionales no tiene sentido. Pasan exactamente por la misma capacitación en los mismos hospitales por el mismo número de años, y toman los mismos exámenes", enfatizó Singhvi. "Encima de eso, la mayoría de los que vienen de países extranjeros ya han aprendido y visto mucho en su experiencia práctica".

Singhvi, un gastroenterólogo del Centro Médico de la Universidad de Loma Linda en esa ciudad de California, ha practicado en EE. UU. desde 1977. Su hijo y su hija son ahora médicos educados en EE. UU.

En lugar de preocuparse de en qué lugar recibió un médico su diploma, un mejor indicador de la experiencia de un médico es su certificación de la junta. La certificación de una junta especializada se asoció con una menor mortalidad y estadías hospitalarias más breves, encontró el estudio.

Según el informe, las tasas de mortalidad de los pacientes subieron junto con el número de años desde la graduación de una facultad médica. Norcini recomienda a los pacientes preguntar a sus médicos si su certificación de la junta ha sido actualizada.

"A partir de este estudio, sabemos que realmente no importa si un médico se graduó en una facultad del extranjero o en EE. UU., pero la certificación de la junta sí da información", enfatizó Norcini.

Más información

Para más información sobre el sistema de educación médica de EE. UU., visite la Asociación Estadounidense de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad