SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los jóvenes universitarios envían mensajes de texto durante citas, desde la ducha y en funerales, según una encuesta

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Los jóvenes universitarios envían mensajes de texto durante citas, desde la ducha y en funerales, según una encuesta

La mayoría sabe que es un mal comportamiento pero no pueden evitarlo, mostró investigación

MIÉRCOLES 15 de abril 2015 (HealthDay News) Un nuevo estudio halló que muchos estudiantes universitarios envían o reciben mensajes de texto más de 100 veces al día y en los momentos y lugares más inapropiados.

¿Qué tan inapropiados? De acuerdo a una encuesta en la que participaron más de 150 estudiantes en edad universitaria muchos admiten haber oprimido "enviar" mientras se encuentran en una cita, durante el sexo, en la ducha y en medio de servicios religiosos o incluso de un funeral.

La misma encuesta halló que muchas de las personas que envían los mensajes aceptan que estos "mensajes inapropiados", son un mal comportamiento, reprobado por la sociedad. Pero simplemente no pueden evitarlo.

"La gente envía mensajes en estas situaciones, pero saben que no es lo correcto", dijo la autora principal del estudio Marissa Harrison, profesora asociada de psicología en Penn State Harrisburg en Middletown, Pennsylvania.

"Por ejemplo, la mayoría de las personas que participaron en nuestro estudio dijeron que está mal enviar un mensaje a alguien mientras se habla en persona con alguien más, pero la mayor parte lo hizo de cualquier manera", dijo. "Igualmente, la mayoría de las personas dijo que enviar mensajes de texto a otros mientras se está en una cita no es lo correcto, pero lo hacían de cualquier forma"

Los resultados se publicaron en línea recientemente en la revista Social Science Journal.

El nuevo estudio encuestó a participantes de una universidad mediana del noreste de los Estados Unidos. Casi el 60 por ciento de los encuestados fueron mujeres, con un promedio de edad justo por debajo de los 20 años. La encuesta de 70 preguntas pedía a los participantes que estimaran cuántos mensajes enviaban al día, la frecuencia con la que revisaban los mensajes entrantes, preguntaba si alguna vez habían enviado un mensaje de texto en 33 escenarios sociales distintos y si pensaban que enviar mensajes en cada uno de esos escenarios era inapropiado.

El resultado: Más de un tercio de los estudiantes dijo que enviaba y/o recibía al menos 100 mensajes de texto al día y que revisaba sus mensajes (en promedio) casi 16 veces por hora.

Alrededor del 90 por ciento dijo haber enviado mensajes mientras comía, y más del 80 por ciento aseveró haberlo hecho mientras iba al baño. Ninguna de estas opciones se consideró un ejempló de un mensaje de texto "tabú".

Sin embargo, otras prácticas comunes de mensajes de texto se consideraron inaceptables socialmente. Por ejemplo, 70 por ciento de los estudiantes dijo haber enviado mensajes mientras estaba en el cine, algo que puede ser molesto para los otros miembros de la audiencia. La mayoría dijo que lo hizo a pesar de que sabía que enviar mensajes durante películas es algo mal visto socialmente.

Igualmente, 75 por ciento dijo haber enviado mensajes mientras trabajaba y ocho de cada 10 mandó mensajes de texto mientras estaba en clase a pesar de saber que ambas actividades eran inapropiadas.

Mandar mensajes desde la ducha también se consideró inapropiado, pero un tercio de los encuestados dijo hacerlo de cualquier manera. Mandar mensajes de texto mientras un mesero está tomando la orden se consideró incorrecto, pero casi 40 por ciento dijo haberlo hecho, según los resultados.

Y luego estaban los tropiezos sociales en verdad escandalosos relacionados a mensajes de texto. Por ejemplo, alrededor del 7 por ciento dijo haber enviado mensajes de texto durante las relaciones sexuales y más de un quinto dijo haberlo hecho durante servicios religiosos; y 10 por ciento indicó que había mandado mensajes de texto durante un funeral.

¿Por qué hacen esto los jóvenes, incluso cuando saben que es un mal comportamiento?

"Yo diría que es como todas las demás compulsiones e impulsos; hay algo un poco gratificante en mandar y recibir un mensaje de texto", dijo Harrison. "Mi creencia es que se debe a lo inmediato de la comunicación".

Además sugirió que la naturaleza vistosa y ruidosa de los smartphones también podría jugar un papel, atrayendo nuestro deseo innato de investigar y reaccionar a estímulos.

Eli Finkel es profesor de psicología y director de psicología social en la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern en Evanston, Ill.

Él cree que los mensajes inapropiados al final se reducen a una falta de auto control.

"Parece que mandar mensajes de texto en momentos inapropiados es como el pastel de chocolate cuando estamos de dieta, o ver 'Juego de Tronos' en lugar de estudiar", dijo Finkel. "Sabemos que lo que estamos haciendo no es bueno para nosotros. Pero lo hacemos de cualquier forma".

Más información

Enviar mensajes de texto al volante es especialmente peligroso, de acuerdo a la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (U.S. Federal Communications Commission).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad