SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los fumadores cambian los cigarrillos caros por alternativas más baratas

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Otros productos de tabaco permiten a la industria esquivar los aumentos de impuestos y las regulaciones del etiquetado, señalan los autores de un estudio

Los precios de los cigarrillos aumentan, y más fumadores recurren a los cigarros o al tabaco de liar para reducir costos, sugiere un informe reciente del gobierno que muestra un aumento sustancial en el uso de productos de tabaco que no son cigarrillos.

El consumo de cigarrillos continúa en declive, según el informe, publicado el jueves.

Ocurrió un modesto declive de 2.5 por ciento en el uso de cigarrillos entre 2010 y 2011, pero el uso de otros productos de tabaco aumentó en 17 por ciento, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Lo que hemos visto es que el avance constante en la reducción del consumo de las formas más peligrosas de tabaco, que son los productos combustibles inhalados, se ha detenido debido a una sustitución con tabaco de liar y cigarros parecidos a los cigarrillos, que han aumentado en años recientes debido a lagunas jurídicas en la estructura de los impuestos", lamentó Terry Pechacek, director asociado de ciencias de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC.

"Los fumadores en general y los jóvenes en particular son sensibles al precio, y responden a la disponibilidad de algo que es más barato y que satisface su deseo de un producto fumable", añadió.

Pechacek anotó que los cigarros pequeños que se parecen a los cigarrillos excepto por una etiqueta de papel oscuro se han reformulado para eludir la ley de impuestos que cubre a los cigarrillos. "Están disponibles por alrededor de 1.40 dólares el paquete", señaló. En todo el país, el precio promedio de un paquete de cigarrillos es de 5.98 dólares, según Campaign for Tobacco-Free Kids.

Esos productos tampoco están sujetos a las regulaciones de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. sobre los sabores y el etiquetado de los productos como "light" o "bajos en alquitrán" de los cigarrillos, pero son igual de "letales y peligrosos que los cigarrillos", advirtió Pechacek.

Los hallazgos fueron publicados en la edición del 3 de agosto de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Desde 2008, el aumento dramático en el uso de cigarros y el uso de tabaco de pipa para liar cigarrillos ha compensado el declive en el consumo de cigarrillos, lamenta la agencia.

La disponibilidad de estos productos de bajo precio y menos regulados ha limitado el impacto de los aumentos de los impuestos sobre los cigarrillos y las regulaciones que podrían haber evitado que los niños comenzaran a fumar, reducido el tabaquismo en general y fomentado que la gente abandonara el hábito, plantean los CDC.

Los puntos más importantes del informe incluyen:

  • Un descenso de 33 por ciento en el consumo de cigarrillos de 2000 a 2011.
  • Un aumento de 123 por ciento en el uso de tabaco distinto del cigarrillo de 2000 a 2011.
  • Un aumento de 482 por ciento en el consumo de tabaco de pipa de 2000 a 2011.
  • Un aumento de 233 por ciento en el consumo de cigarros grandes de 2000 a 2011.

Danny McGoldrick, vicepresidente de investigación de Campaign for Tobacco-Free Kids, señaló que "el informe muestra todo lo que las compañías tabacaleras están dispuestas a hacer como manipular sus productos para evitar los impuestos y las regulaciones, para hacer que los fumadores sigan fumando y atraer a nuevos usuarios".

Por ejemplo, para evitar las regulaciones y los impuestos, las compañías han llamado al tabaco de liar "tabaco de pipa", pero en realidad es el mismo tabaco de los cigarrillos con una nueva etiqueta, lamentó McGoldrick.

Para evitar los impuestos sobre los cigarros pequeños, las compañías tabacaleras los etiquetan como "cigarros grandes", que no tienen la misma alta tasa de impuestos, comentó.

Lo hacen añadiendo peso al producto y añadiendo un poco de tabaco a la envoltura de papel, lo que les permite definirlos como cigarros grandes, dijo McGoldrick.

"La solución es igualar los impuestos sobre todos los productos de tabaco", aseguró. "Cada vez que tomemos una medida para reducir el tabaquismo, las compañías harán algo para obviarla".

El Dr. Norman Edelman, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), aseguró que su grupo "se siente orgulloso de la reducción en el consumo de cigarrillos, ya que nuestros esfuerzos han desempeñado un papel importante en lograr que los impuestos de los cigarrillos aumentaran, y en lograr que la FDA alcanzara su rol regulador actual respecto a los productos de tabaco".

Pero con los hallazgos del nuevo informe "está claro que nuestro trabajo aún no se ha acabado; el código fiscal y la eficacia de la FDA deben ser fortalecidos y racionalizados, y por supuesto debemos seguir con los esfuerzos en nuestros exitosos programas de cesación del tabaquismo", dijo Edelman. "El público debe tener en cuenta que, por mucho, el uso del tabaco sigue siendo la principal causa de muertes prevenibles en EE. UU., con más de 400,000 muertes por año".

Más información

Para más información sobre cómo dejar de fumar, visite los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad