SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los estudiantes de medicina ven los expedientes electrónicos de sus antiguos pacientes para comprobar los progresos

Los estudiantes de medicina ven los expedientes electrónicos de sus antiguos pacientes para comprobar los progresos

La práctica es habitual y plantea problemas de privacidad, pero en general es algo beneficioso, según los investigadores

LUNES, 25 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Muchos estudiantes de medicina estadounidenses usan los expedientes médicos electrónicos para seguir los progresos de sus antiguos pacientes y confirmar la precisión de sus diagnósticos, según muestra un nuevo estudio.

Aunque esta práctica plantea problemas con respecto a la privacidad, comprobar qué tal les ha ido a los antiguos pacientes no es algo malo en general, señalaron los investigadores.

Los estudiantes "están accediendo a la información médica por razones educativas; para ellos es importante aprender medicina mediante la observación del curso de la enfermedad", dijo el coautor del estudio, el Dr. Gregory Brisson, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

De hecho, "hemos hablado con un grupo de pacientes sobre este tema y, tras haberlo comentado, concluyeron que los estudiantes no solamente deberían tener permiso para hacer un seguimiento de sus antiguos pacientes, sino que se les debería exigir que lo hicieran", indicó.

En su estudio, Brisson y el Dr. Patrick Tyler, también de la Northwestern, entrevistaron a 103 estudiantes de medicina de cuarto año que se estaban capacitando en un centro de salud académico en 2013.

La mayoría (el 96 por ciento) reconocieron que usaban los expedientes electrónicos de sus pacientes para hacer un seguimiento de los casos. La mayoría de las veces, los estudiantes usaron los expedientes electrónicos para confirmar los diagnósticos y hacer un seguimiento del éxito del tratamiento de los pacientes.

Cuando se preguntó a los estudiantes si tenían alguna duda de tipo ético sobre el acceso a los expedientes de los pacientes que ya no estaban bajo su cuidado, solamente el 17 por ciento de los participantes afirmaron sentir ese tipo de preocupación.

Pero sí hay problemas con la privacidad, afirmó Brisson.

"La privacidad es el derecho de un paciente de no revelar alguna información sobre sí mismo a su médico", dijo. "Por ejemplo, un paciente puede decidir no decirle a su dermatólogo que también acude a un terapeuta para la ansiedad. Esta información es personal y no está relacionada con el problema cutáneo".

Brisson y Tyler también indicaron que los estudiantes usaban los expedientes médicos electrónicos para hacer un seguimiento a los pacientes a menudo lo hacían por su cuenta, sin la dirección de un supervisor.

Aun así, Brisson dijo que, en general, "los pacientes no deberían preocuparse" por esta práctica.

"No es lo mismo que si una tercera parte, como una empresa, revisara los expedientes de un paciente", explicó. "Los estudiantes de medicina, al igual que los médicos, están obligados a mantener la confidencialidad, lo que significa que nunca revelarán la información con respecto a sus pacientes".

Además, "el seguimiento fomenta la curiosidad, que es una virtud que puede mejorar el razonamiento clínico y fomentar la empatía", señaló Brisson. "Esto es bueno para los pacientes".

En las entrevistas que hicieron a los pacientes, a la mayoría les pareció bien el seguimiento de los expedientes electrónicos, dijo Brisson.

"Tenían la sensación de que el seguimiento anima a los estudiantes a pensar en el paciente como un todo y no solo en la enfermedad, lo que podría hacer que los estudiantes fueran médicos con una mayor preocupación por los pacientes", comentó. "Pero también creían que los pacientes deberían ser informados de esta práctica y tener la opción de negarse".

"Basándonos en la opinión de los pacientes y en una revisión de las dudas de tipo ético relacionadas con este problema... estamos desarrollando unas directrices para los estudiantes sobre cómo preservar los beneficios educativos del seguimiento de los expedientes médicos electrónicos, al mismo tiempo que se mantiene la privacidad del paciente", añadió Brisson. "Esperamos publicar esas directrices a principios del año que viene".

El estudio aparece en la edición del 25 de julio de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU. ofrecen más información sobre los expedientes médicos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad