SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los estadounidenses menos activos viven en los Apalaches

La agencia apunta que el ejercicio puede ayudar a mantener a raya las enfermedades cardiacas, el cáncer y la diabetes

MIÉRCOLES, 16 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los estadounidenses que viven en los estados de los Apalaches y del sur son los menos propensos a permanecer activos en su tiempo libre, de acuerdo con las estimaciones publicadas el miércoles por el gobierno federal.

Los estados en los que los residentes son menos proclives a ser físicamente activos durante su tiempo libre son Alabama, Kentucky, Luisiana, Misisipí, Oklahoma y Tennessee. Las tasas de inactividad física son de 29.2 por ciento o mayores para más del 70 por ciento de los condados de estos estados, de acuerdo con los cálculos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ara el periodo 2004-2008.

Los residentes de la costa oeste y de Colorado, Minnesota y otras partes del noroeste son los más propensos a ser activos en su tiempo libre. Las estimaciones a nivel de condados aparecen en el sitio web de los CDC.

La actividad física ayuda a controlar el peso, a fortalecer los huesos y los músculos, a mejorar la salud mental, a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, de enfermedades cardiacas y de algunos cánceres, según la agencia.

Una encuesta de los CDC de 2008 reveló que el 25.4 por ciento de los adultos estadounidenses no pasa ningún tiempo libre haciendo actividades físicas como correr, hacer trabajos de jardinería, jugar al golf o caminar. Los CDC también encontraron que algunas partes de los Apalaches y del sur tienen los niveles más altos de diabetes, sedentarismo en tiempo libre y obesidad, mientras que el oeste y el noreste tienen los niveles más bajos de estas tres afecciones.

"La actividad física es vital para manejar la diabetes y reducir las complicaciones graves de la enfermedad", señaló en el comunicado de prensa Ann Albright, directora de la División de Traslación de la Diabetes de los CDC. "Las actividades de intensidad moderada, como bailar o caminar a paso ligero, durante apenas 150 minutos a la semana, pueden mejorar de manera significativa la salud de las personas diabéticas o que están en alto riesgo de diabetes".

Las comunidades necesitan tener políticas que animen a los residentes a ser activos, apuntó Janet E. Fulton, de la División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad de los CDC.

"Las enfermedades crónicas como la diabetes son una carga para nuestro sistema de atención de la salud", señaló en el comunicado de prensa. "Necesitamos cambios en las comunidades para que ser activo sea algo seguro y sencillo de hacer. La iluminación de las aceras, calles y el acceso a parques o áreas recreativas pueden animar a la gente a salir y a moverse más".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para la actividad física.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad