SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los escáneres muestran que muchos veteranos de EE. UU. podrían tener 'cicatrices' cerebrales

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los escáneres muestran que muchos veteranos de EE. UU. podrían tener 'cicatrices' cerebrales

En las zonas bélicas, gran parte de las lesiones se producen con las bombas, según los investigadores

MARTES, 15 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Una nueva investigación encuentra "cicatrices" en el cerebro de muchos militares estadounidenses que sufrieron conmociones cerebrales en las guerras de Afganistán e Irak.

"Más de la mitad de los militares que estudiamos tienen una o más lesiones en el cerebro que pueden considerarse como cicatrices cerebrales", dijo el autor del estudio, el Dr. Gerard Riedy, radiólogo especializado en el cerebro del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed.

El estudio contó con más de 800 militares con conmociones cerebrales causadas por explosiones. Más de 4 de cada 5 afirmaron que habían estado en uno o más incidentes en los que hubo explosiones, y casi dos terceras partes dijeron que habían perdido el conocimiento.

Según Riedy, el nuevo estudio "es solamente la punta del iceberg" en cuanto a la investigación sobre cómo los soldados se ven afectados por estas lesiones, que a menudo son devastadoras.

El Centro de Vigilancia de la Salud de las Fuerzas Armadas estima que se diagnosticaron lesiones cerebrales traumáticas a más de 300,000 militares entre 2000 y 2015. Con frecuencia estas lesiones fueron causadas por bombas.

Las conmociones, el foco del nuevo estudio, son el tipo más leve de dichas lesiones. Pero quizá sean distintas de las conmociones provocadas por los accidentes de coche, por las colisiones en los deportes o por caídas en la vida civil, señalaron los autores del estudio.

Las estadísticas de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL), por ejemplo, muestran que es raro que un jugador de fútbol americano pierda la conciencia por una lesión, comentó Riedy.

"Además, la explosión de una bomba y el golpe de un apoyador (linebacker) son cosas muy distintas", dijo. También, un jugador de fútbol americano normalmente es retirado de la cancha cuando sufre una lesión en la cabeza.

"En el ejército, cuando un artefacto explosivo improvisado explota, normalmente suele ser el principio de la acción. No hay tiempos muertos, y cuando un militar se despierta después de haber perdido el conocimiento con frecuencia tiene que actuar en una situación caótica y hostil", dijo Riedy. "Algunos investigadores creen que esto es un factor contribuyente de la alta incidencia de trastornos por estrés postraumático en estos pacientes".

En el estudio, 834 militares que sufrieron lesiones cerebrales traumáticas (la mayoría de ellas eran conmociones) desde 2009 hasta 2014 se sometieron a IRM, al igual que 42 personas adultas sin lesiones cerebrales. Las bombas provocaron el 84 por ciento de las lesiones cerebrales.

Los investigadores dijeron que observaron señales de cicatrización cerebral en el 52 por ciento de los pacientes con lesiones, pequeñas áreas de hemorragias en el 7 por ciento y señales de anomalías en la glándula pituitaria en el 29 por ciento. La glándula pituitaria, que produce unas hormonas cruciales para el cuerpo, está localizada en la base del cerebro.

Los resultados son importantes, dijo Riedy, porque pueden llevar a que los diagnósticos sean más precisos.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 15 de diciembre de la revista Radiology.

Pero un experto dijo que los hallazgos, por sí mismos, no son necesariamente una causa de preocupación.

El Dr. David Cifu, profesor de medicina física y rehabilitación en la Universidad Estatal de Virginia, dijo que los pacientes del estudio no representan a la mayoría de los que sufren conmociones en el ejército. Los participantes del estudio tenían lesiones más graves y requerían un tratamiento especial, señaló.

Como resultado, los hallazgos "quizá no apliquen a la vasta mayoría de militares en servicio, veteranos o civiles con conmociones", sugirió.

Cifu también dijo que los hallazgos de cicatrices cerebrales "extremadamente menores y pequeñas" no son una gran causa de preocupación.

"Para la gran mayoría de individuos, no significará nada", dijo Cifu. "Para unos pocos, las zonas pequeñas de daño estructural causarán problemas, pero esto no es habitual". Además, los hallazgos sobre la glándula pituitaria probablemente no sean significativos, añadió Cifu, que no participó en el estudio.

Cifu dijo que la atención adecuada puede ayudar a recuperarse de las lesiones cerebrales traumáticas. El mejor método es tratar los síntomas específicos y buscar estrategias de rehabilitación que permitan a los pacientes gestionar sus vidas y adaptarse, añadió. A largo plazo, es importante mantenerse en forma, comer una dieta nutritiva, evitar el aislamiento y mantener la mente activa, dijo.

Más información

Para más información sobre las lesiones cerebrales traumáticas en el ejército, visite el Centro de Lesiones Cerebrales de Defensa y Veteranos de EE. UU..


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad