SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los deportes de equipo estimulan a los niños de intermedia

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Los deportes de equipo estimulan a los niños de intermedia

Los investigadores hallan que los que participan dicen que se sienten mejor mental y físicamente

MARTES, 28 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente sugiere que los estudiantes estadounidenses de intermedia que participan en deportes de equipo parecen estar tanto mental como físicamente mejor que los que no lo hacen.

Los investigadores aseguran que los hallazgos son los primeros en explorar el impacto potencial para la salud que podría tener la actividad deportiva en equipo para los niños en edad previa a la secundaria, es decir, entre los doce y los catorce.

"Otros estudios han examinado a adolescentes mayores y hallaron de manera constante una relación entre participar en deportes de equipo y obtener mayor satisfacción en la vida, así como mejor salud referida por los mismos participantes", señaló Keith Zullig, coautor del estudio y profesor asistente de salud pública del departamento de medicina comunitaria de la Universidad de Virginia Occidental en Morgantown.

"Y aquí hallamos que, aunque no conocemos la causa exacta y el efecto, parece que lo mismo aplica para los estudiantes de intermedia", aseguró Zullig.

Zullig y su coautora Rebecca J. White del Colegio de Medicina Osteopática de Filadelfia presentan sus observaciones en la edición en línea actual de la revista Applied Research in Quality of Life.

El estudio no explora la manera como la participación en deportes individuales (como gimnasia, tenis o golf) pueda afectar la salud física y mental de los adolescentes jóvenes. Tampoco parece distinguir entre distintos tipos de deportes de equipo (por ejemplo entre el básquetbol y el fútbol) en cuanto a cuál podría otorgar el mayor beneficio para la salud.

Pero en 2005, los autores realizaron una encuesta combinada de percepciones generales de actividad física y salud de 245 estudiantes de séptimo y octavo grados (principalmente de raza blanca) en dos distritos escoleras del sudoeste de Ohio.

Más de 90 por ciento de los adolescentes aseguró que participaba en algún tipo de "actividad física vigorosa", mientras que 67 por ciento aseguró que practicaba deportes de equipo.

Luego se pidió a los estudiantes que describieran su nivel actual de satisfacción en la vida con categorías que iban desde "terrible" o "principalmente insatisfecho" hasta "principalmente satisfecho" o "encantado".

Finalmente, se pidió a los estudiantes que describieran su salud entre "mala" y "excelente".

El equipo de investigación halló que la actividad vigorosa en sí misma no ofrecía beneficios aparentes para los niños en cuanto a cómo veían su salud personal o su satisfacción con la vida. Entre los niños, los que realizaron actividad física vigorosa aseguraron que se sentían significativamente más satisfechos con sus vidas, pero no pensaron que su salud fuera mejor o peor como resultado de dicha actividad.

La conexión entre la actividad de deportes de equipo y la salud estuvo más clara. Entre niños y niñas, los que jugaban en algún equipo señalaron que se sentían más saludables y expresaron más satisfacción general con sus vidas.

Además, se halló que los niños que no practicaban deportes de equipo tenían cinco veces más probabilidades de decir que su salud física era "aceptable" o "mala", frente a los que hacían parte de un equipo. Las niñas que no practicaban deportes de equipo tenían treinta veces más probabilidades que sus cohortes que jugaban en algún equipo de percibir peor salud.

"De todos modos hay que ver esto en contexto", advirtió Zullig. "No sabemos específicamente qué sucede en los deportes que explique esto. Creemos que tiene que ver con la dinámica del equipo. Pero hay otras variables que podrían tener que ver en todo el proceso. Por ejemplo, el nivel de competitividad, es decir, si hay un mayor nivel o si es recreación. Además, la intensidad del entrenador también puede hacer una diferencia. Esta muestra es bastante pequeña y queda mucho trabajo por hacer para analizar todas estas variables".

James Roemmich, profesor asociado de pediatría y ejercicio, y ciencias nutricionales de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, aseguró que los hallazgos parecen "tener sentido".

"La ventaja de estar en un equipo deportivo es que hay un sentido de comunidad y hay mucha socialización", dijo. "Me parece que eso tendría o podría tener una gran influencia sobre la satisfacción en la vida entre los niños pequeños y entre la gente de todas las edades. Uno siente que hace parte de algo más grande".

Más información

Visite la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry para más información sobre los niños y los deportes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad