SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los bebés más pequeños no afectan la salud familiar con el correr del tiempo

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Los bebés más pequeños no afectan la salud familiar con el correr del tiempo

Un estudio halla pocas diferencias, frente a individuos similares de peso normal para el inicio de la adultez

JUEVES, 10 de junio (HealthDay News/DrTango) -- Las familias que cuidan de bebés de peso extremadamente bajo generalmente tienen más probabilidades de tener que enfrentar dificultades del desarrollo, aunque los investigadores que le han dado seguimiento a los bebés más pequeños han encontrado algunas buenas noticias.

Científicos canadienses anotaron que para cuando estos bebés prematuros tan pequeños llegan a la adultez, cualquier efecto negativo que tengan sobre la salud familiar prácticamente se ha desvanecido.

"Aquí el gran hallazgo es que, con el tiempo, el impacto sobre la familia se reduce", señaló la Dra. Saroj Saigal, profesora emérita de pediatría y neonatología de la Universidad McMaster de Hamilton, Ontario.

Sin embargo, anotó que sus hallazgos podrían no aplicar para todas las poblaciones, sobre todo las de los EE. UU. "La atención universal de la salud [en Canadá] podría tener que ver", dijo. Además, 80 por ciento de las familias estaban compuestas de dos padres, lo que también podría tener efectos positivos sobre el resultado.

En los EE. UU., cerca de uno de cada doce bebés nace con bajo peso, es decir, menos de 2,495 gramos (5 libras y ocho onzas) según March of Dimes. Saigal le dio seguimiento a bebés de peso extremadamente bajo al nacer, que pesan menos de 726 g (1.6 libras). Los bebés de bajo peso al nacer están en mayor riesgo de problemas graves de salud cuando nacen, así como de discapacidades a largo plazo.

Saigal y sus colegas evaluaron 130 de los 161 del grupo original de peso extremadamente bajo al que ha estado dado seguimiento desde su nacimiento, y 126 de los 141 del grupo original de peso normal al nacer. Los bebés nacieron en la parte centro occidental de Ontario entre 1977 y 1982. Para los informes más recientes, las madres de ambos grupos respondieron cuestionarios detallados acerca de cómo les iba a ellas y a sus hijos, ahora de edades entre 22 y 25.

Saigal no halló diferencias significativas en los puntajes entre los dos grupos en cuanto a problemas maritales, disfunciones familiares, el estado de ánimo de la madre, ansiedad y depresión familiares, apoyo social y la salud física y mental de los padres.

Las familias que tuvieron niños con problemas como ceguera o parálisis cerebral, dos afecciones que a veces, aunque rara vez, aquejan a los bebés de bajo peso al nacer, tuvieron puntajes más saludables de funcionamiento familiar que otros, por razones que Saigal no puede explicar.

Hay una única desventaja, más padres de niños de peso extremadamente bajo al nacer refirieron efectos negativos en sus trabajos, como menos oportunidades laborales y educativas, probablemente debido al tiempo necesario para atender las necesidades de sus hijos.

Sin embargo, las familias del grupo de peso extremadamente bajo al nacer también aseguraron que la experiencia acercó más a la familia, y que parientes y amigos fueron más útiles para ellos que la ayuda que refirieron las madres de niños de peso normal al nacer.

Un experto de los EE. UU. dijo estar sorprendido con los hallazgos. "Los resultados fueron bastante mejores de lo que yo hubiera esperado", señaló el Dr. Avroy Fanaroff, presidente del departamento de pediatría del Hospital de Bebés y Niños Rainbow, de la Universidad Case Western Reserve, y catedrático de neonatología Eliza Henry Barnes de la Case Western en Cleveland.

Los nuevos hallazgos son más positivos, aseguró Fanaroff, que otros anteriores de un equipo del Hospital de Bebés y Niños Rainbow, que halló que las familias que tenían bebés de peso extremadamente bajo al nacer experimentaron más adversidad a largo plazo que los que tenían hijos nacidos a término, y que las diferencias se mantuvieron incluso al comienzo de la adolescencia.

Estuvo de acuerdo con Saigal en que las nuevas conclusiones podrían no aplicar para todo el mundo. "Cuando se hace un estudio, se espera que se pueda generalizar, pero me parece que su llamada de advertencia resulta apropiada".

Lo que no se debe pasar por alto, dijo, es la necesidad de apoyo y servicios adicionales para las familias de los bebés más pequeñitos.

Este estudio aparece en la edición de junio de Pediatrics.

Más información

Para saber más sobre los bebés de bajo peso al nacer, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad