SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los antidepresivos no ayudan a los pacientes de insuficiencia cardiaca, según un estudio

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Los antidepresivos no ayudan a los pacientes de insuficiencia cardiaca, según un estudio

En esos casos, la depresión podría ser provocada por cambios biológicos de la enfermedad en sí, plantea una investigadora

MARTES, 28 de junio de 2016 (HealthDay News) -- El antidepresivo Lexapro podría no ayudar a los pacientes de insuficiencia cardiaca que sufren de depresión, informan investigadores alemanes.

"En la insuficiencia cardiaca, la depresión quizá no sea la misma que experimentan los pacientes sin insuficiencia cardiaca que responden bien a los antidepresivos", comentó la investigadora líder, la Dra. Christiane Angermann, profesora de cardiología del Hospital de la Universidad de Wurzburgo.

La insuficiencia cardiaca se asocia con cambios biológicos que también provocan síntomas depresivos, explicó, "así que quizá un antidepresivo no sea el fármaco adecuado para tratar esta depresión". La insuficiencia cardiaca ocurre cuando el corazón se debilita y no puede bombear suficiente sangre como para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Entre los pacientes con insuficiencia cardiaca, del 10 al 40 por ciento sufren de depresión. En esos pacientes, la depresión es un predictor independiente de muerte y hospitalización, dijo Angermann.

Lexapro forma parte de la familia de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). Son los antidepresivos de uso más común en la población general, pero no ha estado claro si funcionan en los pacientes con insuficiencia cardiaca, añadió.

Angermann dijo que tratar la insuficiencia cardiaca puede ayudar a aliviar la depresión. "Cuando damos un buen tratamiento para la insuficiencia cardiaca, la depresión mejora", aseguró. "Quizá mejorar la insuficiencia cardiaca, un trastorno sistémico, elimine parte de los síntomas de depresión".

Los antidepresivos podrían no ser los fármacos adecuados para los pacientes con insuficiencia cardiaca, añadió Angermann, dado que otros ensayos usando los antidepresivos Zoloft (otro ISRS) y Remeron tampoco mostraron un beneficio.

"Mientras más enfermo uno está, más inflamación tiene en el cuerpo, y menos podría responder a un antidepresivo que se dirige a la depresión en lugar de a su enfermedad. Es lo que especulamos", dijo.

Aunque los antidepresivos quizá no sean el mejor tratamiento para la depresión en pacientes con insuficiencia cardiaca, tal vez valga la pena probar otros métodos, planteó Angermann.

"Un buen método para la gestión de los pacientes con insuficiencia cardiaca deprimidos podría ser combinar las estrategias clásicas de gestión de la enfermedad para optimizar la terapia contra la insuficiencia cardiaca, quizá en combinación con la terapia cognitivo conductual y el ejercicio físico", comentó.

En el estudio, Angermann y sus colaboradores asignaron al azar a 372 pacientes con insuficiencia cardiaca crónica y depresión a tomar Lexapro (escitalopram) o un placebo, además de los tratamientos para la insuficiencia cardiaca.

En un periodo de 18 meses, un 63 por ciento de los pacientes que tomaban Lexapro murieron o necesitaron hospitalización, al igual que un 64 por ciento de los que tomaban el placebo, encontraron los investigadores.

Tampoco se observó ninguna mejora significativa en los síntomas de depresión entre los pacientes que tomaban Lexapro, anotaron.

La Dra. Ami Baxi, directora de psiquiatría de pacientes internos y de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, dijo que "es bien sabido que la depresión con frecuencia se asocia con afecciones del corazón, como la insuficiencia cardiaca, y que la depresión puede tener como consecuencia unos resultados cardiacos adversos".

Baxi se mostró de acuerdo en que la explicación más probable de la inefectividad del Lexapro es que la depresión que sufren esos pacientes sea provocada por algo relacionado con su enfermedad cardiaca, y que por tanto no responde a fármacos usados para tratar otros tipos de depresión.

"Dado los amplios beneficios conocidos de los ISRS en la población general, los resultados de este estudio respaldan una causa alternativa posible para la depresión entre los pacientes con insuficiencia cardiaca", señaló.

El informe aparece en la edición del 28 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre la insuficiencia cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad