SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los antibióticos pueden aliviar las infecciones de oídos en niños

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
Los antibióticos pueden aliviar las infecciones de oídos en niños

Los investigadores hallan que los síntomas se alivian más rápido y más a menudo con tratamiento

MIÉRCOLES, 12 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- En medio de la controversia continua sobre el uso rutinario de antibióticos entre los niños que tienen infecciones agudas del oído, dos estudios recientes apoyan la práctica si se cumplen criterios de diagnóstico muy estrictos.

Los investigadores del Hospital Infantil de Pittsburgh y de la Universidad de Turku en Finlandia hallaron que los antibióticos eran más efectivos que un placebo para reducir la gravedad y la duración de las infecciones de los oídos para los niños que están aprendiendo a caminar. En ambos estudios, el índice de falla clínica, definida como señales persistentes de infección aguda, fue dramáticamente más bajo entre aquellos a quienes se recetó amoxicilina clavulanato (Augmentin) que entre los niños que no recibieron tratamiento.

Según investigaciones anteriores, la infección aguda del oído, que se conoce en términos médicos como otitis media, es la enfermedad bacteriana más común que se diagnostica al principio de la infancia y la razón más común por la que se recetan antibióticos a los niños de los EE. UU.

"El estudio resalta la necesidad de restringir el tratamiento con antibióticos a quienes tienen ciertas infecciones", señaló el Dr. Alejandro Hoberman, médico del Hospital Infantil de Pittsburgh y autor líder de uno de los estudios. "Yo diría que el punto realmente importante que se debe entender es que la clave para la gestión óptima de la otitis media aguda es un diagnóstico preciso. Espero sinceramente que nuestros hallazgos... den por saldado el tema".

Hoberman y el Dr. Jerome Klein, profesor de pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston aseguró que un conjunto de investigaciones realizadas en Europa occidental durante las últimas décadas suscitó el debate sobre la necesidad de antibióticos al sugerir que inicialmente se debían retener para los niños que tenían infecciones en los oídos como parte de una estrategia de observación vigilante.

El método, junto con el temor generalizado por la creciente emergencia de bacterias resistentes a los antibióticos, ha generado controversia sobre el tratamiento, dijeron. Sin embargo, los estudios europeos en general no impusieron criterios estrictos para el diagnóstico de las infecciones en los oídos, cuyos síntomas pueden ser similares a los de las enfermedades respiratorias del tracto respiratorio superior.

"Esto termina en que hay mucha incertidumbre respecto a investigaciones anteriores porque el diagnóstico no siempre fue tan seguro como se ve en estos dos artículos, en donde han sido realmente cuidadosos", aseguró Klein, que escribió un editorial que apoya los resultados de ambos estudios, sobre el que se informa en la edición del 13 de enero de la New England Journal of Medicine.

"Un método más casual de tratamiento enturbió las aguas" sobre el uso de antibióticos en estudios anteriores, agregó Klein, que anotó que no esperaba que el debate desapareciera a pesar de los hallazgos más recientes.

En el estudio de Pittsburgh, 291 niños entre los 6 y los 23 meses de edad que tenían ciertas infecciones en los oídos, determinadas por tímpano protuberante y observaciones paternas, entre otros síntomas, se dividieron en grupos para recibir antibióticos o placebos durante diez días.

Entre los que recibieron amoxicilina clavulanato, el 35 por ciento presentó la resolución inicial de los síntomas para el día dos, el 61 por ciento para el día cuatro y el 80 por ciento para el día siete. En comparación, entre los que recibieron el placebo, el 28 por ciento presentó resolución inicial de los síntomas para el día dos, el 54 por ciento para el día cuatro y el 74 por ciento para el día siete.

Sin embargo, el estudio halló que el índice de fracaso clínico para los que tomaban antibióticos luego del día cuatro o cinco fue de apenas 4 por ciento, frente al 23 por ciento de los que tomaban el placebo.

La investigación finlandesa examinó a 319 niños entre los seis y los 35 meses de edad durante siete días y halló que el fracaso del tratamiento tuvo lugar para el final del periodo del estudio en el 18.6 por ciento de los niños que recibieron amoxicilina, frente al 44.9 por ciento de los que tomaron el placebo.

Hace falta más investigación para ayudar a los médicos a identificar a los niños que se beneficiarían más del tratamiento, según los autores. Ese tipo de estudios podría reducir el uso innecesario de antibióticos y el potencial de resistencia a los antibióticos.

"Me pareció muy bueno [el estudio de Pittsburgh]", comentó el Dr. Tumaini Coker, profesor asistente de pediatría del Hospital Infantil Mattel y de la Facultad de medicina David Greffen de la Universidad de California en Los Ángeles. "Me parece interesante y útil. Pero, como con cualquier estudio de investigación, necesitamos más estudios para reforzar esos hallazgos".

El Dr. Henry Bernstein, jefe de pediatría general del Centro Médico Pediátrico Cohen de Nueva York, estuvo de acuerdo en que los dos estudios ayudarán a resolver la controversia sobre cómo tratar las infecciones en los oídos de los niños.

"Lo que es más importante, el diagnóstico de la otitis media aguda estaba bien definido y fue realizado con meticulosidad por médicos expertos durante el reclutamiento de los sujetos", escribió Bernstein.

Más información

Para saber más sobre las infecciones en los oídos de los niños, visite la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad