SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los amerindios más jóvenes se enfrentan a una tasa más alta de suicidio, según un informe

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los amerindios más jóvenes se enfrentan a una tasa más alta de suicidio, según un informe

Los expertos señalan que la pobreza podría ser la raíz del problema, y que faltan intervenciones

MIÉRCOLES, 30 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Un informe federal reciente sobre el suicidio encuentra que los adultos jóvenes amerindios siguen teniendo un riesgo mucho más alto de suicidarse que otros grupos raciales o étnicos de Estados Unidos.

De 2012 a 2013, la tasa de suicidio fue de 34 por cada 100,000 entre los amerindios y nativos de Alaska de sexo masculino con una edad comprendida entre los 18 y los 24 años. Eso es más alto que entre los varones blancos, negros, hispanos y asiáticos/de las Islas del Pacífico, encontró el informe.

La tasa fue de 10 por cada 100,000 entre las amerindias y nativas de Alaska, casi el doble de la tasa observada entre las blancas. Los investigadores añadieron que un estudio anterior sugirió que las tasas de mortalidad entre los amerindios podrían ser hasta un 30 por ciento mayores que lo reportado.

Los expertos que estudian el suicidio en los amerindios dicen que las tasas más altas de suicidio tienen muchas explicaciones potenciales. Pero faltan estrategias comprobadas para reducirlas.

"No hay mucha investigación sobre qué es lo que funciona", dijo Jacque Gray, directora asociada del Centro de Salud Rural de la Universidad de Dakota del Norte.

Pero, apuntó, "la concienciación pública es importante, al igual que identificar a los jóvenes que el sistema pasa por alto y encontrar formas de conectar con ellos para que tengan un sentimiento de vinculación, de que le importan a alguien".

El informe, publicado el 30 de septiembre por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU., compara las tasas de suicidio de las personas de 18 a 24 años de edad en varios grupos raciales y étnicos. Los amerindios ocuparon el primer lugar, con 23 suicidios por cada 100,000 personas, seguidos de los blancos (15), los asiáticos y los negros (alrededor de nueve), y los hispanos (poco más de ocho).

La diferencia más sorprendente fue entre las amerindias (10 suicidios por cada 100,000) y las mujeres de otros grupos (5.5 entre las blancas, cinco entre las asiáticas, y tres entre las negras y las hispanas).

David Patterson es profesor asistente de trabajo social de la Universidad de Washington, en St. Louis, y ha estudiado durante mucho tiempo los problemas de salud de los amerindios. Señaló que hace décadas que el suicidio es un problema en ese grupo. Al mismo tiempo, se han enfrentado a unas puntuaciones bajas en las escalas de salud y bienestar, con unos niveles altos de problemas como la diabetes, la obesidad y las afecciones de salud mental, añadió.

En conjunto, los amerindios sufren de una tremenda pobreza, lo que Patterson asegura es el origen del problema con el suicidio. Aunque la mejora en la economía ha impulsado a gran parte del país, las reservas indias (donde viven muchos amerindios, pero ni de cerca todos) no se han beneficiado en la misma medida. Sus tasas de desempleo permanecen obstinadamente por encima de las de otros grupos raciales.

"Hay jóvenes que viven en reservas que de verdad no tienen ninguna esperanza de encontrar trabajo", dijo Patterson. "Para tener éxito, tienen que abandonar a su gente y salir al mundo".

Si permanecen en las reservas, hay posibilidades de que los amerindios se encuentren en lugares donde las armas de fuego son comunes. Según el informe, los jóvenes adultos amerindios usaron armas de fuego para suicidarse el 41 por ciento de las veces, una tasa más alta que los hispanos (el 36 por ciento) o los asiáticos (el 27 por ciento).

"En la mayoría de esas áreas, la gente caza, y hay un acceso fácil a las armas de fuego", señaló Gray. "En Alaska hay mucha vida de subsistencia, gente que vive de la tierra, como sus ancestros. Cazar venados, alces, búfalos y otros animales pequeños para comer es solo una parte de esa cultura. Todo el mundo tiene un arma de fuego".

La asfixia (con frecuencia al ahorcarse) conformó casi la mitad de los suicidios de los amerindios, el porcentaje más alto de todos los grupos raciales o étnicos. Quizá porque muchos viven en reservas, el suicidio por caídas (como saltar de un edificio alto) fue mucho menos común entre los amerindios.

La economía no es el único factor posible que subyace a la alta tasa de suicidio. Los amerindios también sufren acoso, tanto en persona como en internet, dijo Gray.

Además, "hay una falta de identidad", comentó. "Los amerindios perdieron la espiritualidad, su tierra, su cultura. Muchos de nuestros jóvenes en realidad no tienen ninguna identidad cultural respecto a quiénes somos. Comienzan a adoptar identidades de bandas y otras identidades, y terminan con una mayor violencia".

¿Qué se puede hacer? Un abordaje es entrenar a personas en la comunidad para que identifiquen las señales de problemas en los jóvenes adultos. Pero, lamentó Gray, "en realidad no vemos que tenga un impacto. Los que se suicidan con frecuencia no están conectados. Quizá hayan abandonado la escuela, tal vez no trabajen. No están en ningún lugar donde interactuarían con las personas que han recibido el entrenamiento".

Algo que complica más el tema es que es difícil usar la investigación para averiguar si una estrategia de prevención funciona, dijo Patterson, de la Universidad de Washington.

Pero algunas comunidades amerindias intentan reconectar a los jóvenes con la tradición india, con la esperanza de mejorar su amor propio y fomentar la "autosanación", comentó Patterson. Pero, dijo, "no sé qué tan efectivo resulta".

Más información

Para más información sobre el problema de suicidio entre los amerindios, visite el Centro de Recursos para la Prevención del Suicidio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad