SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los óvulos donados congelados podrían conducir a menos nacimientos que los frescos

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los óvulos donados congelados podrían conducir a menos nacimientos que los frescos

Pero las estadísticas quizá no ofrezcan toda la historia, apuntan unos expertos

MARTES, 11 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- Las mujeres estériles que se someten a una fertilización in vitro (FIV) podrían ser menos propensas a dar a luz si usan óvulos congelados de donantes en lugar de óvulos donados frescos, encuentra un estudio reciente.

El uso de óvulos donados congelados está en aumento, y algunos centros de FIV han establecido bancos de óvulos donados congelados, dijeron los investigadores.

"Nuestra investigación demostró que, en contradicción con algunas afirmaciones realizadas sobre todo por intereses comerciales, los óvulos congelados ofrecen unas probabilidades más bajas de embarazo y parto tras la FIV que los óvulos frescos", señaló el coautor del estudio, el Dr. Norbert Gleicher, director médico y jefe científico del Centro de Reproducción Humana de la ciudad de Nueva York. "Se debe informar este hecho a los pacientes antes de que elijan".

Hasta hace poco, los óvulos frescos, con frecuencia de donantes anónimas, se usaban usualmente para ciertos procedimientos de FIV, según Gleicher, que también es presidente de la Foundation for Reproductive Medicine.

"Los óvulos de donantes usualmente jóvenes, en su mayoría anónimas, se fertilizan con el esperma de la pareja y se transfieren al útero de la mujer, que por lo general ya no tienen sus propios óvulos en funcionamiento", explicó.

Pero las mujeres con frecuencia tienen que esperar meses a que lleguen los óvulos frescos, mientras que los óvulos congelados se pueden almacenar.

La Dra. Rebecca Sokol, presidenta de la Sociedad Americana de Medicina de la Reproducción (American Society for Reproductive Medicine), dijo que el almacenamiento de óvulos congelados ofrece a las pacientes un campo más amplio de donantes y una mayor flexibilidad de programación y coordinación. Considera que esas "ventajas quizá superen a las tasas de éxito ligeramente más bajas de algunas pacientes".

Los resultados del estudio no abordan las probabilidades de nacimientos con los óvulos que una mujer congela para luego usarlos ella misma.

El nuevo estudio, que aparece en la edición del 11 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association, examinó más de 11,000 procedimientos de FIV que usaron óvulos donados en 2013. Las cifras provienen de los centros que realizan el 92 por ciento de todos los procedimientos de FIV en Estados Unidos, señalaron los autores del estudio.

El 20 por ciento de los procedimientos usaron óvulos congelados. De los procedimientos con óvulos congelados que resultaron en la transferencia de un embrión a una mujer que deseaba un hijo, el 47 por ciento resultaron en un nacimiento vivo. El número de nacimientos vivos fue del 56 por ciento cuando se utilizaron óvulos frescos.

El motivo de que los óvulos congelados resultaran en menos nacimientos no está claro. Los autores del estudio escribieron que quizá los óvulos congelados perdieron calidad durante el congelamiento o el descongelamiento.

Pero muchos menos óvulos congelados se usan para un procedimiento dado que cuando se emplean óvulos frescos.

"Aunque los ciclos con óvulos donados congelados resultaron en un porcentaje algo más bajo de nacimientos vivos que los frescos en este informe nacional, este resultado no es inesperado, dado que las receptoras de óvulos congelados por lo general reciben menos óvulos en un tratamiento que cuesta la mitad que los óvulos donados frescos tradicionales", comentó el Dr. James Toner, presidente de la Sociedad de Tecnologías Reproductivas Asistidas (Society for Assisted Reproductive Technology).

El estudio reconoce otra complicación: las estadísticas son anónimas, de forma que los investigadores no saben la edad de las donantes ni de las receptoras, lo que en potencia podría sesgar los resultados.

Debido a las limitaciones del estudio "no sabemos si los frescos son mejores", dijo el Dr. Lawrence Grunfeld, profesor clínico asociado de medicina de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Quizá haya una tasa de éxito ligeramente más baja con los óvulos congelados", dijo. "Por otro lado, la tasa más baja de éxito podría deberse a la cantidad más baja de óvulos disponibles".

Por ahora, la gente debe considerar factores como el costo y la disponibilidad de los óvulos frescos versus los congelados, aconsejó Grunfeld. Además, "los estudios futuros deben observar la cantidad de óvulos disponibles a través de las dos tecnologías".

Toner enfatizó los aspectos positivos de los hallazgos. "Hace poco que se adoptó ampliamente a los óvulos congelados, y estos resultados muestran lo efectivo que ese método puede ser para las que necesitan óvulos donados", planteó. "Todavía no se sabe si estos resultados esperanzadores se verán en las mujeres de 30 a 49 años de edad".

Una comprensión más completa de esos resultados conllevará tiempo, dijo.

Por ahora, dijo Gleicher, "se debe informar a las pacientes abiertamente sobre las ventajas y desventajas de todas las opciones".

Sokol apuntó que en años recientes ha habido grandes mejoras en las técnicas y los resultados. Aun así, "se debe advertir a las pacientes que guardar óvulos hoy no garantiza tener un bebé mañana".

Más información

Para más información sobre los tratamientos para la infertilidad, visite el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad