SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las tasas de asma infantil se están nivelando, excepto entre los niños pobres y mayores, según un estudio

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Las tasas de asma infantil se están nivelando, excepto entre los niños pobres y mayores, según un estudio

Los desencadenantes ambientales podrían aumentar el riesgo de los niños en áreas de bajos ingresos, advierten los expertos

LUNES, 28 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Las tasas de asma infantil parecen haberse estabilizado, excepto entre los niños pobres y los de 10 a 17 años de edad, informan las autoridades sanitarias de EE. UU.

Los investigadores encontraron que las tasas de asma infantil aumentaron entre 2001 y 2009, una tendencia que comenzó en 1982. La tasa alcanzó su máximo en 2009 con cerca de un 10 por ciento, y entonces se niveló antes de reducirse a poco más del 8 por ciento en 2013.

"Las tendencias en el asma infantil han dejado de aumentar recientemente", señaló la investigadora líder, la Dra. Lara Akinbami, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Esto se debe sobre todo a que se han nivelado las tasas entre los niños negros, que antes tenían unos aumentos marcados en la prevalencia del asma", afirmó.

"Pero es necesario tener datos de un mayor número de años para clarificar si la prevalencia del asma entre los niños seguirá en declive, o si se estabilizará más o menos en los niveles actuales", añadió.

El informe aparece en la edición en línea del 28 de diciembre de la revista Pediatrics.

Para el estudio, los investigadores usaron de la Encuesta nacional de entrevista de salud de 2001 a 2013 para analizar la prevalencia del asma en los niños desde el nacimiento hasta los 17 años de edad.

"Hallamos que no todos los grupos de niños mostraban las mismas tendencias", comentó Akinbami.

Entre los niños que vivían en familias con ingresos por debajo del nivel de la pobreza y entre los que tenían de 10 a 17 años de edad, los investigadores encontraron que las tasas de asma aumentaron entre 2001 y 2013.

"Las tendencias aumentaron y entonces se nivelaron entre los niños de 5 a 9 años de edad que vivían justo por encima del nivel de la pobreza", añadió Akinbami.

Entre los niños blancos y los puertorriqueños, la prevalencia del asma permaneció igual de 2001 a 2013, dijo Akinbami. Los niños puertorriqueños tenían la prevalencia más alta de asma en comparación con todos los demás grupos, apuntó.

Esos hallazgos generales son buenas noticias para los niños por dos motivos, dijo Akinbami. En primer lugar, si las tasas de asma dejan de aumentar, menos niños estarán en riesgo de malos resultados por el asma, como visitas a las salas de emergencias e incluso la muerte, afirmó.

En segundo lugar, la disparidad racial en las tasas de asma entre los niños blancos y los negros ha dejado de aumentar, según Akinbami. "Antes, la prevalencia del asma aumentaba en los niños negros, pero no en los blancos", comentó.

Los niños negros tenían un riesgo desproporcionado de malos resultados por el asma porque eran más propensos a sufrir de asma, señaló. En 2001, la tasa de asma era un 30 por ciento más alta entre los niños negros que entre los blancos. Pero para 2011, era más de un 100 por ciento más alta. Ese aumento en la disparidad parece ahora estar deteniéndose, dijo Akinbami.

"La noticia no tan buena es que la prevalencia de asma todavía parece estar aumentando entre los niños que viven en la pobreza", lamentó.

Estas estadísticas no pueden precisar los motivos de los cambios en las tasas de asma, dijo Akinbami.

"Pero el aumento en las tasas de asma de los niños pobres podría deberse a que se exponen más o de forma más persistente a factores ambientales que aumentan el riesgo de asma", planteó.

El Dr. Jeffrey Biehler, jefe de pediatría del Hospital Pediátrico Nicklaus en Miami, dijo que "se podía esperar que las tasas de asma se nivelaran en algún momento. Tampoco es sorprendente que las tasas de asma no se hayan nivelado entre los niños pobres".

Biehler dijo que los niños más pobres con frecuencia se exponen a factores ambientales que aumentan su riesgo de asma. Éstos incluyen al humo del tabaco, el moho y los hongos, la caspa de las mascotas, los ácaros del polvo, las cucarachas y el smog, enumeró.

Además, el estrés asociado con la pobreza podría aumentar el riesgo de asma, afirmó Biehler.

"Debemos seguir reduciendo las exposiciones ambientales y ayudar a los niños de todos los niveles a aminorar sus probabilidades de sufrir de asma", agregó.

Más información

Para más información sobre el asma, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad