SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las salas de emergencia con frecuencia son una 'red de seguridad' para los esquizofrénicos, según los CDC

Las salas de emergencia con frecuencia son una 'red de seguridad' para los esquizofrénicos, según los CDC

Un informe encuentra más de 380,000 visitas a emergencias en un periodo de dos años en los adultos menores de 65

MIÉRCOLES, 23 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Un informe reciente encuentra que, con demasiada frecuencia, los estadounidenses esquizofrénicos que no están recibiendo suficientes medicamentos terminan buscando atención en las salas de emergencias de los hospitales del país.

El informe, publicado el miércoles por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., encontró que entre 2009 y 2011, se registraron más de 382,000 visitas a salas de emergencias de personas de 18 a 64 años de edad con esquizofrenia.

En muchos de esos casos se trataba de personas con Medicaid que carecían de techo o vivían en lugares como hogares de ancianos o viviendas comunitarias, apuntaron los investigadores.

Los departamentos de emergencia "podrían servir como red de seguridad para los pacientes de esquizofrenia que no están recibiendo atención médica de otra forma", dijeron el Dr. Michael Albert y Linda McCaig, que trabajan en el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC.

El Dr. Michael Birnbaum, un experto en salud mental, afirmó que los nuevos hallazgos "no eran sorprendentes".

"Lamentablemente, por todo Estados Unidos muchas personas con alguna enfermedad mental, y sobre todo individuos con esquizofrenia, reciben una atención médica psiquiátrica y física inadecuada", dijo Birnbaum, director del programa de tratamiento temprano del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York.

"Dado el acceso limitado a la atención psiquiátrica de calidad, y una cobertura limitada de seguro, los individuos con el mayor riesgo, como los esquizofrénicos, pueden terminar en las salas de emergencias durante las crisis", planteó.

Según el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH) de EE. UU., la esquizofrenia es un trastorno "crónico, grave y que deja a la persona inválida" que afecta a alrededor de un 1 por ciento de los estadounidenses. Con frecuencia, la afección conlleva sensaciones como "oír voces", paranoia y otros efectos que "aterrorizan a las personas con la enfermedad y hacen que se retraigan o se agiten de forma extrema", señaló el NIMH.

El nuevo estudio utilizó datos de las visitas a los hospitales de 2009 a 2011 de centros médicos de todo Estados Unidos. Encontró que, en los pacientes de 18 a 64 años de edad, los hombres tenían una tasa de visitas a emergencias por la esquizofrenia que era el doble que la de las mujeres.

Esta población de pacientes también tiene una tasa alta de carencia de hogar o de techo dónde vivir. Según el informe, el 7.5 por ciento de las visitas a las salas de emergencias por esquizofrenia fueron realizadas por personas sin hogar, frente a menos de un 1 por ciento de las visitas por otras afecciones.

El porcentaje de visitas a emergencias vinculadas con la esquizofrenia por parte de personas que vivían en residencias no privadas (como hogares de ancianos, hospitales psiquiátricos, viviendas comunitarias, cárceles y centros de vivienda asistida) también fue mucho más alto cuando se comparó con las visitas a emergencias por otras afecciones que no fueran esquizofrenia, apuntaron los investigadores.

Además, las personas que sufrían de crisis relacionadas con la esquizofrenia a quienes atendieron en una sala de emergencias tenían muchas menos probabilidades de que esa atención fuera pagada por un seguro privado, hallaron Albert y McCaig.

Por ejemplo, Medicaid fue el método de pago de más del 40 por ciento de esos casos, frente a alrededor del 23 por ciento de las visitas a emergencias que no tenían que ver con la esquizofrenia, según el informe que aparece en la edición de septiembre de la revista de los CDC, NCHS Data Brief.

El informe de los CDC encontró que una visita a emergencias relacionada con la esquizofrenia con frecuencia conllevaba una institucionalización al menos temporal. Por ejemplo, casi una tercera parte de esos casos fueron admitidos al hospital, y casi un 17 por ciento de los pacientes fueron transferidos a un hospital psiquiátrico, unas tasas mucho más altas que en las visitas a emergencias por otras causas.

El Dr. Jeffrey Borenstein es presidente de la Brain & Behavior Research Foundation en la ciudad de Nueva York, que respalda la investigación sobre enfermedades como la esquizofrenia.

Borenstein cree que un método multifacético puede controlar el uso de las salas de emergencias de los hospitales como una "red de seguridad" de último recurso de las personas con la enfermedad.

Primero "debemos mejorar nuestro sistema [de atención sanitaria] para que los esquizofrénicos tengan un acceso adecuado a la atención ambulatoria de forma continua", planteó. "También debemos mejorar la disponibilidad de vivienda, lo que incluye la vivienda con respaldo, para reducir la cantidad de personas sin hogar con esquizofrenia que terminan en emergencias", añadió.

"Por último, debemos seguir trabajando para desarrollar formas nuevas y mejoradas de tratamiento, lo que incluye fármacos y otras terapias para ayudar a los esquizofrénicos a llevar vidas productivas", dijo Borenstein.

Birnbaum se mostró de acuerdo.

"La atención mental y física de los individuos con esquizofrenia debe ser de acceso fácil y asequible para todos", enfatizó. "Deben integrarse para garantizar que los individuos con el mayor riesgo reciban una atención sanitaria de calidad".

Más información

Para más información sobre la esquizofrenia, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad