SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las perspectivas de empleo son mínimas para los adultos jóvenes que tienen autismo

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Las perspectivas de empleo son mínimas para los adultos jóvenes que tienen autismo

Un estudio halla que muy pocos trabajan después de la secundaria, en comparación con los que tienen otro tipo de discapacidad

LUNES, 14 de mayo (HealthDay News) -- Una nueva investigación halla que los adultos jóvenes que tienen el trastorno del espectro autista son menos propensos a continuar con su educación o a encontrar un trabajo después de terminar la secundaria, en comparación con los jóvenes que tienen otra discapacidad.

De acuerdo con el estudio, sólo el 35 por ciento de los adultos jóvenes con autismo va a la universidad y sólo el 55 por ciento consigue un trabajo durante los primeros seis años después de la secundaria. En general, este grupo de jóvenes se enfrenta a una probabilidad superior al 50 por ciento de no encontrar un empleo o de no continuar sus estudios universitarios en comparación con aquellos que tienen otra discapacidad, señalaron los investigadores.

Más de la mitad de los adultos jóvenes autistas no tenían ningún trabajo ni recibían ningún tipo de formación a los dos años luego de finalizar la secundaria, e incluso a los seis años después más de un tercio estaba sin trabajo y no había continuado con la educación superior, halló el estudio.

"Muchas familias con niños autistas describen que finalizar la escuela secundaria es como caerse por un acantilado debido a la falta de servicios para adultos con el trastorno del espectro autista", señaló el autor principal del estudio, Paul Shattuck, profesor asistente de trabajo social de la Universidad de Washington en San Luis. "Gran parte de la atención de los medios se centra en los niños. Es importante que la gente sepa que el autismo no desaparece con la adolescencia. La mayor parte de la vida útil transcurre en la edad adulta".

Una de la razón por la que los adultos jóvenes tienen dificultades después de la secundaria es que una característica esencial del trastorno es la dificultad para interpretar las interacciones sociales y hacer frente a una amplia variedad de situaciones sociales, algo necesario en muchos puestos de trabajo.

Sin embargo, los investigadores también señalan que un mayor apoyo relacionado con la formación y la ocupación laboral podría ayudar a las personas con autismo, incluyendo los niños diagnosticados recientemente que llegarán a la edad adulta en la próxima década, a encontrar su lugar en la sociedad.

"Tenemos que encontrar formas de crear espacios para los adultos autistas en nuestras comunidades y ayudar a conectarlos con las oportunidades que las personas con otros tipo de discapacidad están aprovechando", señaló Shattuck.

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de mayo y en la edición impresa de junio de la revista Pediatrics.

En este estudio, los investigadores examinaron los datos del Estudio Nacional Longitudinal de Transición 2, un estudio de nueve años de duración en el que adolescentes con autismo, discapacidad de aprendizaje, discapacidad intelectual y trastornos del habla y del lenguaje que participaron en un programa de educación especial.

En comparación con los jóvenes de las otras tres categorías de discapacidad, los adolescentes y adultos jóvenes autistas tenían tasas mucho más bajas de ocupación laboral y tasas más altas de desempleo o de falta de formación.

Por ejemplo, sólo el 55 por ciento de los adultos jóvenes autistas tenía un empleo remunerado, en comparación con el 86 por ciento de las personas con trastornos del habla o del lenguaje, el 94 por ciento de las personas con una discapacidad de aprendizaje y el 69 por ciento de las personas con retraso mental.

El panorama educativo estaba un poco mejor. Alrededor del 35 por ciento de los jóvenes autistas asistió a una universidad de dos o cuatro años, en comparación con el 51 por ciento de aquellos con trastornos del habla o del lenguaje, el 40 por ciento de las personas con una discapacidad de aprendizaje y el 18 por ciento de las personas con retraso mental.

En cuanto a los adolescentes y adultos jóvenes autistas de menores ingresos, las tasas de participación eran mucho más bajas.

Se calcula que uno de cada 88 niños de EE. UU. tiene el trastorno del espectro autista, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Cerca de 50,000 jóvenes autistas cumplirán 18 años en este año en Estados Unidos.

Peter Bell, vicepresidente ejecutivo de programas y servicios de Autism Speaks y padre de un adulto joven autista, señaló que la transición a la edad adulta puede ser especialmente difícil para las familias con hijos autistas. Durante la niñez, la mayoría de los servicios se centran en el sistema educativo y los niños tienen derecho a recibir una educación pública. En muchos estados, los adolescentes con necesidades especiales pueden seguir recibiendo algunos servicios a través de las escuelas hasta los 20 o 21 años.

Después, los padres tienen que buscar ayuda a través del sistema de servicios sociales, que está mucho más fragmentado y es más complejo. Sin embargo, añadió, el informe no es del todo sombrío.

"Me sorprendió gratamente que alrededor del 35 por ciento asistiera a algún tipo de universidad después de finalizar la secundaria", apuntó Bell. "Hace 16 años cuando a mi hijo fue diagnosticado me dijeron que había muy pocas posibilidades de que algún día fuera a la universidad. Así que el hecho de que más de un tercio de la población autista continúe con algún tipo de educación después de la secundaria es muy positivo para muchos padres, ya que esto les dice 'que no deben asumir automáticamente que su hijo no va a ir a la universidad'".

Su hijo de 19 años no asiste a la universidad, pero realiza varios trabajos en su comunidad, donde es muy conocido y aceptado como parte de la misma, agregó Bell.

Más información

Autism Speaks tiene un conjunto de herramientas para ayudar a los adolescentes autistas y a sus familias a hacer la transición después de la secundaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad