SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mujeres devotas podrían tener una mejor salud

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Las mujeres devotas podrían tener una mejor salud

Tenían un tercio menos de probabilidades de fallecer en un periodo de 20 años, sugiere un estudio

LUNES, 16 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Asistir de forma rutinaria a los servicios religiosos podría conferir un halo de mejor salud a las mujeres estadounidenses, según un estudio reciente.

Los investigadores de la Universidad de Harvard hallaron que las mujeres que iban a los servicios religiosos al menos dos veces a la semana tenían un tercio menos de probabilidades de fallecer a lo largo del periodo de estudio de 20 años, en comparación con las mujeres que nunca asistían a dichos servicios.

¿Se trata de un caso de intervención divina o hay otra razón detrás de esta mejora en la longevidad?

"La asociación entre la participación religiosa y la mortalidad probablemente tiene más que ver con la práctica religiosa y, concretamente, con la práctica comunitaria, como lo es asistir a los servicios religiosos, que con la creencia religiosa", dijo el autor del estudio, Tyler VanderWeele.

"Alguna cosa de la experiencia religiosa comunitaria parece ser buena para la salud", dijo VanderWeele, profesor de epidemiología en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

VanderWeele dijo que la investigación previa había encontrado que la religión personal o la identidad espiritual, o las prácticas religiosas privadas, no parecen importar tanto para la salud.

"Por supuesto, estas cosas podrían ser importantes y significativas dentro del contexto de la vida religiosa, pero no parecen afectar a la salud con tanta fuerza. Los resultados de nuestro estudio sugieren que podría haber algo importante en el hecho de asistir a los servicios religiosos más allá de la espiritualidad solitaria", dijo.

¿Significa eso que las personas que no asisten regularmente a los servicios religiosos están destinados a una esperanza de vida más corta? No necesariamente. VanderWeele indicó que "con datos de este tipo uno no puede generalmente demostrar una relación causal definitiva".

Añadió que la asociación no parece ser tan fuerte para los hombres como para las mujeres.

Sin embargo, VanderWeele dijo que la investigación parece indicar que las mujeres que regularmente asisten a servicios religiosos parecen beneficiarse del aumento del respaldo social y una mayor sensación de autodisciplina, junto con un riesgo más bajo de fumar y de depresión.

"[Así que], al menos para los que ya son religiosos, asistir al servicio podría ser un recurso potente e infravalorado para la salud", añadió VanderWeele.

El estudio aparece en la edición del 16 de mayo de la revista JAMA Internal Medicine.

Casi dos terceras partes de los estadounidenses afirman que la religión es una parte importante de sus vidas. El 83 por ciento dijeron que habían rezado a Dios durante la semana anterior. Más de 4 de cada 10 estadounidenses dijeron que asistieron a un servicio religioso la semana pasada, indicaron los investigadores.

El estudio incluyó información de casi 75,000 mujeres estadounidenses del Estudio de la salud de las enfermeras. El estudio original empezó en 1976. Las mujeres tenían entre 30 y 55 años de edad en ese momento. Se recogió información sobre el estilo de vida, la salud y las prácticas religiosas entre 1992 y 2012.

Durante el periodo de estudio de 20 años, más de 13,500 mujeres fallecieron.

Los investigadores ajustaron los datos para tener en cuenta una serie de factores. Éstos incluían: la dieta, las rutinas de actividad física, el historial de consumo de alcohol y tabaquismo, el peso, la depresión, la vida social y la raza.

Las mujeres que iban a un servicio al menos una vez a la semana tenían un riesgo un 27 por cierto más bajo de fallecer de enfermedad cardiaca. También tenían un riesgo de fallecer de cáncer un 21 por ciento más bajo que las que no asistían a ningún servicio, halló el estudio.

En comparación con las que no asistían a ningún servicio, las que sí lo hacían una vez a la semana tenían un riesgo de morir un 26 por ciento más bajo, mientras que los que iban con una menor frecuencia tenían un riesgo un 13 por ciento más bajo, indicó el estudio.

Las mujeres que asistían regularmente a servicios religiosos tenían menos síntomas depresivos. También tenían menos probabilidades de ser fumadoras. Y las mujeres que asistieron a los servicios más de una vez a la semana tenían más probabilidades de estar casadas, según el estudio.

Las mujeres que iban a servicios religiosos más de una vez a la semana también vivían un promedio de 5 meses más que las mujeres que nunca asistían a servicios de este tipo, indicaron los investigadores.

Los autores del estudio advirtieron que dado que la mayoría de las mujeres del estudio eran blancas y cristianas (católicas o protestantes), los hallazgos quizá no apliquen a todas las mujeres estadounidenses.

El Dr. Dan German Blazer II, que escribió un editorial publicado junto al estudio, dijo que "a pesar de los hallazgos, no podemos afirmar con certeza que las creencias/prácticas religiosas por sí mismas sean la causa real [de la longevidad]". Blazer es profesor de psiquiatría y ciencias conductuales en el Centro Médico de la Universidad de Duke.

Enfatizó la necesidad de hacer más investigaciones. Pero también describió la actual investigación como "una contribución importante" que "proporciona significativamente más razones para pensar que hay algo en la creencia [y] la práctica religiosa de estas mujeres que contribuye a protegerlas de la muerte".

Más información

Para más información sobre la espiritualidad y el cáncer, diríjase al Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad