SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mujeres de las minorías reciben una peor atención para el cáncer de mama, independientemente del tipo de tumor, según un estudio

Las mujeres de las minorías reciben una peor atención para el cáncer de mama, independientemente del tipo de tumor, según un estudio

Las mujeres negras o hispanas también son más propensas a ser diagnosticadas más tarde, y a no recibir los tratamientos recomendados

MARTES, 13 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Sin importar el tipo ni la etapa del cáncer de mama, las mujeres de las minorías son más propensas a ser diagnosticadas en una etapa más avanzada de la enfermedad que las blancas, y también tienen menos probabilidades de recibir los tratamientos recomendados, muestra un estudio reciente.

Aunque estudios anteriores ya habían encontrado esas disparidades, la nueva investigación halla que siguen existiendo "en todos los subtipos de cáncer de mama", señaló en un comunicado de prensa de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research, AACR) la autora líder del estudio, Lu Chen, investigadora de la división de ciencias de la salud pública del Instituto de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

El estudio recibió financiación del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., y aparece en la edición del 13 de octubre de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

El equipo de Chen estudió datos de 18 registros de cáncer poblacionales de EE. UU. En concreto, los investigadores analizaron los datos demográficos, la etapa de la enfermedad, el grado y el tamaño del tumor, el tratamiento y el estatus de seguro de salud de más de 100,000 mujeres estadounidenses.

Los investigadores también registraron los subtipos de los tumores que tenían las mujeres, que pueden influir sobre el pronóstico y la atención médica.

Por ejemplo, los investigadores observaron el estatus de receptor hormonal (HR) del tumor, lo que significa que el tumor es más o menos sensible a las terapias hormonales. También vieron si el tumor había resultado o no positivo en las pruebas del factor de crecimiento epidérmico humano 2-neu (HER2), lo que puede indicar unos tumores más agresivos.

Según los investigadores, en comparación con las mujeres negras, las blancas eran más propensas a presentar unos tumores más pequeños, y también a tener unas formas menos agresivas de cáncer de mama.

Además, las mujeres de otros grupos raciales y étnicos eran más propensas que las blancas a ser diagnosticadas en unas etapas más avanzadas del cáncer de mama.

Las mujeres negras eran más propensas a tener tumores grandes y una forma agresiva de la enfermedad conocida como cáncer de mama "triple negativo". También tenían entre un 40 y un 70 por ciento más de probabilidades de ser diagnosticadas en una etapa avanzada de la enfermedad, en todos los subtipos de cáncer de mama.

En todos los tipos de cáncer de mama, las mujeres hispanas también tenían entre un 30 y un 40 por ciento más de probabilidades de ser diagnosticadas con enfermedad en etapa 2 o 3, según el estudio.

Las diferencias raciales y étnicas también parecieron afectar al tratamiento de las mujeres. En casi todos los tipos de cáncer de mama, las negras eran entre un 30 y un 60 por ciento más propensas a recibir un tratamiento inadecuado, mostró el estudio.

Por otro lado, las hispanas eran entre un 20 y un 40 por ciento más propensas a recibir una atención inferior al estándar.

Los investigadores dijeron que no había diferencias en los tratamientos entre las mujeres blancas y las estadounidenses de origen asiático.

Todas esas disparidades de salud persistieron incluso cuando el equipo de Chen tomó en cuenta el estatus de seguro de salud de las mujeres.

Los hallazgos no sorprendieron a dos expertos en el cáncer de mama.

"Es bien sabido que las disparidades en el cáncer de mama afectan a las mujeres de los grupos minoritarios, y en particular a las afroamericanas", señaló el Dr. Paolo Boffetta, profesor de oncología médica de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. Pero el nuevo estudio es una observación más profunda, ya que cuantifica "las disparidades en cada etapa de la historia natural y médica de la enfermedad", comentó.

"Abordar esas disparidades y la tasa más alta de mortalidad resultante en las mujeres de las minorías debería recibir la más alta prioridad en el esfuerzo global de lucha contra el cáncer de mama", planteó Boffetta.

La Dra. Stephanie Bernik es jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill, que también se encuentra en la ciudad de Nueva York. Dijo que los motivos de las diferencias raciales y étnicas en el diagnóstico y la atención del cáncer de mama siguen sin estar claros.

"Es probable que los factores socioeconómicos tengan que ver, ya que las mujeres con menos recursos son menos propensas a buscar atención y a seguir los tratamientos recomendados", señaló Bernik. "Se necesitan más estudios sobre cómo optimizar el tratamiento de esas mujeres, dado que las estrategias actuales no tienen la suficiente efectividad".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre las disparidades de salud en el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad