SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mejores maneras de abandonar el tabaco

Por Lisa Esposito, Reportero de Healthday -
Las mejores maneras de abandonar el tabaco

La consejería junto con los medicamentos funciona mejor que intentar abandonar el hábito sin ayuda, aconsejan expertos

MIÉRCOLES, 16 de noviembre (HealthDay News) -- A medida que miles de fumadores de todo EE. UU. intentan el jueves abandonar el hábito como parte del gran día de no fumar en Estados Unidos, los expertos concurren en que una estrategia doble es la mejor forma de alcanzar el éxito.

"El Servicio de Salud Pública de EE. UU. ha realizado dos revisiones muy extensivas de toda la evidencia, y [lo mejor] es una combinación de consejería por parte de farmacéuticos, médicos o líneas de ayuda, junto con medicamentos", apuntó Thomas Glynn, director de ciencia y tendencias en el cáncer y de control internacional del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society).

Mucho ha cambiado desde 1976, año en que celebró el primer gran día de no fumar, anotó Glynn. "Las personas podían fumar en aviones y restaurantes, y hasta en el cine. Dos de cada cinco personas fumaban, ahora es una de cada cinco".

Otra diferencia es que "ahora hay varias formas de que la gente tenga éxito, [lo que incluye] siete fármacos aprobados por la FDA [Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.]", comentó.

Pero muchos estadounidenses se resisten a los medicamentos o a la consejería, y confían en que la voluntad les ayudará a soportar la abstinencia de la nicotina.

"Cuando la gente deja de fumar sola y de golpe, solamente con fuerza de voluntad, los mejores datos apuntan a que alrededor del cinco por ciento lo logra", dijo el Dr. Norman Edelman, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

"Es adecuado que las personas que son fumadores ligeros, o sea unos diez cigarrillos al día, intenten dejar de fumar solas", señaló Gary Giovino, presidente del departamento de salud comunitaria y conductas de salud de la Universidad de Buffalo en la Universidad Estatal de Nueva York. Recomienda que los fumadores empedernidos comiencen con terapia de reemplazo de la nicotina.

Hay tres tipos de fármacos para dejar de fumar: "el reemplazo de nicotina, Wellbutrin/Zyban (bupropion) y Chantix (vareniclina)", según la Dra. Nancy Rigotti, directora de la unidad de investigación y tratamiento del tabaquismo del Hospital General de Massachusetts en Boston. "Todos funcionan. Es mejor tomar uno que nada".

Los parches de nicotina dan a los usuarios una dosis constante a través de la piel, y vienen en presentaciones de 16 o 24 horas, recetados o de venta libre. Las formas de reemplazo de nicotina de acción rápida son pastillas y chicles, disponibles de venta libre, e inhaladores y atomizadores nasales recetados.

"Se usa el parche para tener una cobertura constante, y las demás formas para vencer los deseos, como complementos", apuntó Rigotti.

En sus recomendaciones de 2008, la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención de Salud de EE. UU. aconsejó a los médicos considerar los parches de nicotina en combinación con Wellbutrin y Zyban para los fumadores que no pueden abandonar el hábito con un solo tipo de medicamento. Wellbutrin, Zyban y Chantix llevan advertencias de recuadro negro sobre una mayor posibilidad de pensamientos suicidas. Chantix ha recibido el mayor escrutinio por este tipo de efecto secundario potencial.

"El temor es los grandes cambios en la conducta", apuntó Giovino. "La pregunta es si sucede con más frecuencia con Chantix o si se deja de fumar con un fármaco para reemplazar la nicotina".

"Si las personas desean algo recetado, deben hablar con el médico", apuntó Giovino.

Las líneas de ayuda telefónica para dejar de fumar pueden ser eficaces, convenientes y gratuitas. Se utilizan poco porque los fumadores tienen ideas erróneas sobre ellas, dijeron Rigotti y Giovino.

"Es como hacer una cita telefónica con el médico", aseguró Rigotti. "Programan las llamadas para el día que deje de fumar. Así puede hablar con alguien que puede ayudarle si ha caído en la tentación, para poder volver a intentarlo. Se trata de información práctica, no de psicoterapia ni de vudú".

Los fumadores pueden llamar al 1-800-QUIT-NOW desde cualquier sitio en EE. UU., y algunas líneas de ayuda estatales ofrecen terapia de reemplazo de nicotina gratuita.

Los sitios de internet proveen otra opción. Por ejemplo, la Asociación Americana del Pulmón ofrece el programa en línea "Freedom From Smoking" (libres de tabaquismo), señaló Edelman.

Incluso con ayuda externa, la voluntad tiene que ver con abandonar los antiguos hábitos y luchar contra los deseos fuertes.

Giovino sugirió seis medidas que ayudan: retrasar, beber agua, distraerse, hablar con alguien, respirar profundamente, y finalmente, no tener dudas. A las personas que mejor les va son las que deciden que fumar ya no es una opción".

Más información

Si desea ayuda para dejar de fumar, visite la American Legacy Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad