SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las medidas de EE. UU. sobre el cambio climático podrían salvar casi 300,000 vidas hasta 2030, según un estudio

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Las medidas de EE. UU. sobre el cambio climático podrían salvar casi 300,000 vidas hasta 2030, según un estudio

Usando los objetivos del reciente Acuerdo de París, unos científicos calculan las muertes que se podrían evitar por enfermedades cardiacas y pulmonares

LUNES, 22 de febrero de 2016 (HealthDay News) -- Cientos de miles de muertes prematuras podrían prevenirse si Estados Unidos toma medidas sobre el cambio climático según el Acuerdo de París firmado el pasado mes de diciembre, plantea un estudio reciente.

Los investigadores estiman que se podrían prevenir 295,000 muertes prematuras por enfermedades cardiacas y pulmonares hasta 2030, y aproximadamente 36,000 cada año después de eso, si el país reduce de forma significativa las emisiones de las centrales eléctricas y de los vehículos que contribuyen a la contaminación atmosférica.

"Sufrimos más de 100,000 muertes prematuras cada año, y la mayor parte se producen por la quema de combustibles fósiles", lamentó el autor principal del estudio, Drew Shindell, profesor de ciencias climáticas en la Universidad de Duke. "Dejar de usar combustibles fósiles para la energía y el trasporte podría salvar decenas de miles de vidas al año".

Las autoridades de 195 países, incluyendo Estados Unidos, se han comprometido a realizar recortes en las emisiones que podrían cumplir con este objetivo, como parte del Acuerdo de París para limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius, dijo Shindell. Eso equivale a unos 3.6 grados Fahrenheit.

Pero no se ha cambiado ninguna ley ni ninguna regulación para poner a Estados Unidos en el camino de cumplir con este ambicioso objetivo, añadió Shindell. El revés más reciente provino de la Corte Suprema de Estados Unidos, que suspendió el Plan de Energía Limpia de la Agencia de Protección Ambiental para reducir las emisiones de las centrales eléctricas en Estados Unidos.

Shindell y sus colaboradores decidieron hacer el cambio climático más palpable al calcular cuántas vidas se salvarían y cuánto dinero se ahorraría si se redujera la contaminación atmosférica de forma drástica.

Se ha mostrado que la contaminación atmosférica contribuye a problemas de salud como los ataques cardiacos, el cáncer de pulmón y las enfermedades respiratorias, dijo.

"Estaba interesado en poner a prueba el argumento que he oído bastantes veces: que las personas respaldan las medidas para limitar el cambio climático. Pero dado que se producirá principalmente en un futuro distante y se distribuye por todo el mundo, las cosas que realmente pasan en nuestro país y que pasan aquí y ahora son mucho más prioritarias", dijo Shindell.

En el estudio, los investigadores modelaron los beneficios de salud pública de la implementación de políticas para una energía y un transporte limpios adaptadas a los objetivos del Acuerdo de París. Simularon escenarios en que las emisiones originadas por el trasporte se redujeron en un 75 por ciento y las emisiones del sector energético en un 63 por ciento.

Hallaron que, para el 2030, reducir las emisiones de las centrales eléctricas podría haber evitado aproximadamente 175,000 muertes prematuras, y aproximadamente 22,000 muertes cada año a partir de entonces. Reducir las emisiones de vehículos podría también salvar vidas: aproximadamente 120,000 hasta 2030, y 14,000 al año después de esa fecha, señalaron los autores del estudio.

Los investigadores también estimaron que los beneficios de implementar estas políticas ambiciosas superarían a los costos incluso 10 veces, ya que se estima que las políticas de energía limpia ahorrarían hasta 800 mil millones de dólares a la economía estadounidense, y las políticas de trasportes limpios hasta 400 mil millones de dólares.

"Incluso si uno ignora los efectos climáticos a largo plazo y se centra solo en los beneficios de la salud pública estadounidense, es algo que se debe hacer", dijo Shindell.

El estudio solamente se centró en las muertes prematuras. Pero Shindell añadió que probablemente se observarían muchos efectos positivos a partir de un descenso tan drástico de la contaminación atmosférica.

Por ejemplo, los recortes podrían evitar anualmente unos 29,000 ataques de asma que requieren tratamientos de emergencia en los niños, y alrededor de 15 millones de días laborables perdidos para los adultos, dijeron los investigadores.

Christopher Portier es colaborador científico principal de Environmental Defense Fund. Dijo que controlar el cambio climático podría proteger la salud humana de muchas otras maneras que no se consideran en este nuevo estudio.

Los extremos climáticos causarán innumerables muertes y lesiones mediante desastres naturales como las inundaciones, las olas de calor y los huracanes, advirtió Portier.

Además, los peligros para la salud podrían cambiar a medida que se produce el calentamiento. Es más probable que se cree moho tóxico en las casas, y los patrones de enfermedades infecciosas cambiarán a medida que los portadores, como los mosquitos, prosperen en los climas más calientes, dijo.

"Ya existen evidencias; la voluntad política y social de tomar decisiones dolorosas todavía no existe", dijo Portier sobre el calentamiento global. "Cuesta más no hacer nada".

El estudio aparece en la edición del 22 de febrero de la revista Nature Climate Change.

Más información

Para más información sobre la contaminación atmosférica, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad