SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las cápsulas de detergente para la ropa plantean un riesgo de intoxicación para los niños

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Las cápsulas de detergente para la ropa plantean un riesgo de intoxicación para los niños

Una muerte y más de 700 enfermedades entre niños pequeños de EE. UU.

Las cápsulas de detergente para la ropa enfermaron con gravedad a más de 700 niños de EE. UU., y acabaron con la vida de al menos uno en un periodo reciente de dos años, revela un nuevo informe.

Los investigadores también hallaron que los centros de control de intoxicaciones de todo el país registraron más de 17,000 llamadas sobre niños expuestos a los convenientes implementos para el lavado de ropa en ese mismo periodo.

"Esas cápsulas tienen algo que las hace altamente tóxicas. Plantean un riesgo de intoxicación muy serio para los niños", señaló el coautor del informe, el Dr. Gary Smith, director del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

"Los padres deben tomar una decisión informada si llevan esos productos a casa", añadió Smith. "Recomendamos que no usen esas cápsulas si tienen niños pequeños en casa".

Las cápsulas son paquetes de detergente para la ropa de un solo uso y con colores brillantes, envueltas en una membrana hidrosoluble que se disuelve durante el lavado. Son una alternativa relativamente nueva a los detergentes tradicionales en líquido y en polvo. Pero son peligrosas para los niños, sobre todo los menores de tres años, advirtió Smith.

"[Los niños pequeños] son curiosos, y no tienen ningún concepto del peligro", dijo. "Exploran su ambiente colocándose cosas en la boca, y ven algo colorido que pueden confundir con dulces o jugos".

La Dra. Jeanie Jaramillo, directora administrativa del Centro de Intoxicaciones del Panhandle de Texas, se mostró de acuerdo. "[Las cápsulas] también son suaves y flexibles, y para los niños quizá resulte divertido apretarlas o jugar con ellas", agregó.

Pero cuando los niños muerden una cápsula de detergente, "les entra un chorro de sustancias químicas concentradas, una gran cantidad de líquido", dijo Smith.

Los autores del informe iniciaron su investigación porque las cápsulas, disponibles en Estados Unidos desde hace unos cuatro años, se han convertido en una significativa amenaza de intoxicación. En el pasado, los detergentes para la ropa no eran un problema de intoxicación importante para los niños, comentó Smith.

"Es un fenómeno relativamente nuevo. Hemos visto a niños que llegan al departamento de emergencias de nuestro hospital con consecuencias realmente graves tras haber ingerido los contenidos de esas cápsulas de detergente", añadió Smith.

Los autores del informe analizaron estadísticas de los centros de control de intoxicaciones de EE. UU. de 2012 y 2013. Encontraron 17,230 informes de niños menores de 6 años que se lesionaron con cápsulas de detergente de ropa, la mayoría (el 80 por ciento) al ingerirlos.

Los niños menores de tres años conformaron alrededor de tres cuartas partes de los casos, y el 8 por ciento sufrieron lo que los investigadores denominaron un problema médico moderado o grave como resultado.

Más de 700 niños ameritaron ser admitidos al hospital, con frecuencia a la unidad de cuidados intensivos, señaló Smith. "En muchos casos, estaban en coma", dijo.

Además de una muerte, más de cien niños debieron ser intubados, lo que consiste en entrar un tubo por la garganta para ayudarles a respirar.

Smith dijo que no ha visto ningún informe sobre el motivo de que las cápsulas de detergente para lavar sean tan tóxicas. También hay cápsulas de detergente lavaplatos, pero son químicamente distintas y no provocan este tipo de problema generalizado, dijo.

Jaramillo dijo que la liberación súbita de los contenidos en la boca del niño puede hacer que tosa y se ahogue, poniéndolo en riesgo de aspiración, que es cuando se inhala líquido en los pulmones. El líquido también puede dañar los ojos de los niños, advirtió.

Los fabricantes de cápsulas han respondido a la preocupación al colocar cierres en los recipientes de las cápsulas y al hacerlos opacos de forma que los niños no puedan ver en su interior. Pero Smith señaló que se debe hacer más por garantizar que los recipientes de verdad sean a prueba de niños y para proveer unas etiquetas adecuadas de advertencia.

Algunas exposiciones ocurren en las tiendas o en el tránsito entre la tienda y la despensa en casa, apuntó un experto.

"He oído a padres describir que esas exposiciones ocurren en las tiendas cuando los productos se colocan en el carrito de la compra y los niños comienzan a jugar con ellos, o cuando organizan la compra en casa", comentó el Dr. Jakub Furmaga, profesor asistente de medicina de emergencias del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Dallas, en Texas.

Si cree que su hijo ha ingerido una cápsula debido a síntomas como irritación en los ojos, quemazón en la boca o problemas gastrointestinales, llame a su centro local del intoxicaciones o a su médico de inmediato, enfatizó.

El informe aparece en línea el 10 de noviembre y en la edición impresa de diciembre de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la seguridad de las cápsulas de detergente para la ropa, visite la Asociación Americana de Centros de Control de Intoxicaciones (American Association of Poison Control Centers).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad