SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las autoridades de salud de EE. UU. advierten que los cojines posicionadores para bebés son peligrosos

Por Alan Mozes, Reportera de Healthday -

Doce bebés se han asfixiado en los últimos trece años por su causa, señalan la FDA y la CPSC en un aviso de salud pública

MIÉRCOLES, 29 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las autoridades de salud de EE. UU., motivadas por los informes de muertes infantiles, advirtieron el miércoles que los cojines posicionadores o almohadones cuña son peligrosos y que no deberían utilizarse.

El aviso de salud pública, que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) y la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE.UU (Consumer Product Safety Commission, CPSC) emitieron de forma conjunta, obedece a informes del gobierno que alertan que en los últimos 13 años han muerto al menos 12 bebés menores de 4 meses por asfixia tras ser acostados en una cuna equipada con un cojín posicionador para bebés.

Los doce niños murieron porque se voltearon boca abajo mientras dormían de lado o se quedaron atrapados entre el cojín posicionador y el marco de la cuna o moisés. El gobierno también tiene muchos más informes de bebés que han sido encontrados en posiciones potencialmente peligrosas tras haber sido acostados en uno de estos productos.

"En base a la información que la CPSC compartió con la FDA, ambas agencias están de acuerdo y están trabajando unidas para detener el uso de estos productos y sacarlos del mercado", señaló el comisionado adjunto principal de la FDA, el Dr. Joshua Sharfstein, durante una teleconferencia por la tarde ante periodistas.

Los cojines posicionadores para bebés son por lo general colchonetas planas con refuerzos laterales o almohadones cuña con refuerzos y se utilizan para ayudar a que los bebés se mantengan boca arriba a fin de reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), a pesar de que la FDA nunca ha aprobado su uso.

Por el momento, los fabricantes de 18 productos de cojines posicionadores para bebés que han recibido el visto bueno de la FDA para su venta no están legalmente obligados a dejar de comercializar sus productos, señaló Sharfstein. Además, la advertencia no ofrece ninguna opción de reemplazo o reembolso para los consumidores que compraron el producto, agregó.

Dicho esto, Sharfstein señaló que la FDA empezó a ponerse en contacto con los responsables de todos los cojines posicionadores para bebés conocidos hace un mes en un esfuerzo por retirar los productos del mercado y destacó que la agencia puede tomar medidas para forzar la situación en el futuro.

"Usaremos nuestra autoridad en este y otros casos para proteger a los niños", declaró. Cinco fabricantes ya han manifestado que dejarán de vender sus cojines posicionadores para bebés, agregó, y "anticipamos que los fabricantes dejarán de comercializar este producto".

Hasta entonces, explicó la directora de la CPSC Inez Tenebaum a los periodistas, la advertencia "es la forma en la que podemos comunicarnos directa y rápidamente con los consumidores".

Tenebaum señaló que la acción del miércoles es la última medida tomada como parte de la iniciativa "Safe Sleep" (Sueño Seguro) de la CPSC, una campaña nacional diseñada para educar a los padres sobre las normas de seguridad federales para las cunas y los posibles riesgos de la ropa de cama.

Sharfstein explicó que los cojines posicionadores para bebés se introdujeron en el mercado estadounidense en la década de 1980, como ayuda para dormir con la finalidad de reducir la morbilidad infantil por reflujo gastroesofágico (ERGE), así como el riesgo de "plagiocefalia".

También conocido como "síndrome de la cabeza plana", la plagiocefalia tiene lugar cuando un bebé tiene una superficie plana o una forma de la cabeza asimétrica en respuesta a una presión externa. La inmovilidad que ofrece el cojín posicionador para bebé se anuncia como una forma de evitar el tipo de movimiento infantil que puede causar una complicación.

Pero muchos padres deciden usar este producto debido a las sugerencias de que los cojines posicionadores al mantener a los bebés boca arriba reducen de hecho el riesgo de SMSL.

Sharfstein hizo hincapié en que "la FDA nunca ha aprobado un producto de dormir para bebés a fin de evitar el SMLS".

La Dra. Raquel Luna, presidente del Grupo de Trabajo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante de la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría), dijo a los periodistas que, como pediatra y madre, comprende el impulso que lleva a colocar a un niño en un cojín posicionador ante la existencia de algún indicio de que puede impedir el SMLS.

Aunque insiste que "no existe ninguna prueba científica" que apoye tal afirmación, mientras que existe un cúmulo de evidencia que sugiere fuertemente que estos artefactos ponen en realidad a los bebés en peligro "con al menos un riesgo de lesión e incluso de muerte".

"Para mí", apuntó, "no pasan la prueba 'primero no dañar'".

La Dra. Judith S. Palfrey, presidenta de la American Academy of Pediatrics, hizo esta declaración después de la medida de la FDA: "La AAP cree que los cojines posicionadores para bebés representan un riesgo para los bebés mientras duermen. La AAP también recomienda a los padres no usar nunca almohadas, peluches, mantas pesadas u otros artículos blandos o esponjosos en la cuna de los bebés. La ropa de cama suave puede acabar cubriendo la cara del bebé y bloquear su respiración. Los bebés deben tener su propia cuna, con un colchón firme y una sábana ajustada".

Más información

Para más información sobre la advertencia relacionada con el cojín posicionador para bebés, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad