SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La vacuna inhalada contra el sarampión no estuvo a la altura de la versión inyectada en un estudio

Por Maureen Salamon, Reportero de HealthDay -
La vacuna inhalada contra el sarampión no estuvo a la altura de la versión inyectada en un estudio

Si bien es más fácil de administrar, no desató una respuesta inmunitaria tan fuerte en lactantes como la inyección

MIÉRCOLES 15 de abril 2015 (HealthDay News) -- Una comparación entre vacunas inyectadas e inhaladas contra el sarampión en India halló que la versión inyectada provocó una respuesta mucho más fuerte del sistema inmunitario, según reportaron investigadores.

Científicos internacionales dividieron a un grupo de 2,000 bebés de entre 9 y 12 meses de edad en dos grupos iguales, y les dieron una sola dosis de vacuna contra el sarampión inhalada o inyectada. Si bien ninguno de los niños contrajo sarampión, análisis de sangre mostraron una cantidad significativamente mayor de anticuerpos contra el virus en niños que recibieron la vacuna vía una inyección.

Expertos en vacunas dijeron que el ensayo, financiado por la Bill and Melinda Gates Foundation, mostró que la vacuna contra el sarampión inyectada, la versión predominante en los Estados Unidos, debe seguir siendo el método de referencia. La vacuna normalmente se aplica en conjunto con otras vacunas contra las paperas, la rubeola y la varicela, y en conjunto se conocen como vacunas triples, o MMR o MMRV.

"Este fue un estudio del mecanismo de entrega más que de la vacuna y creo que indica que aplicarla como inyección es mejor que la versión inhalada", dijo el doctor Kenneth Bromberg, director del Centro de Investigación de Vacunas en The Brooklyn Hospital Center, en Nueva York.

"Cualquier ventaja que tuviera la vacuna inhalada se ve contrarrestada por la respuesta inmunitaria [de los niños] a la versión inyectada", añadió Bromberg, que no estuvo involucrado en la investigación.

El estudio se publicó en el número del 16 de abril del New England Journal of Medicine.

Los Estados Unidos están en medio de un brote de sarampión en múltiples estados que se ha ligado a un parque de diversiones en California. De acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention), hasta el 10 de abril, 159 personas habían contraído sarampión en 2015. En 2014, hubo un número record de 668 casos, reportados en 27 estados.

Este representa el número más grande de números de sarampión desde que la afección había sido eliminada de los Estados Unidos en el año 2000. El virus, que es altamente contagioso, produce un salpullido en todo el cuerpo que puede ser peligroso o incluso mortal para ciertas personas.

Pero el movimiento en contra de las vacunas entre algunos padres, que ha llevado a brotes recientes, no sería resuelto al cambiar de inyecciones por versiones inhaladas de la vacuna contra el sarampión, según los expertos.

"El brote de sarampión que estamos experimentando actualmente se debe a la falta de un uso adecuado de la vacuna, pero creo que eso se debe a la fobia a las vacunas", dijo Lorry Rubin, jefe de enfermedades infecciosas pediátricas en el Centro Médico Infantil Cohen de Nueva York en New Hyde Park, N.Y., quien no formó parte del nuevo estudio.

De cualquier forma, añadió Rubin, el sistema que se usa en Estados Unidos de suministrar múltiples vacunas en una inyección no podría reemplazarse con una sola dosis de vacuna inhalada contra el sarampión, aún si una versión libre de ajugas fuera más deseable.

"Desde luego, tenemos una motivación para mantener las inyecciones en un mínimo y al poner tres [o cuatro] vacunas en una jeringa, eso es exactamente lo que estamos haciendo", dijo.

Encabezado por médicos de la Organización Mundial de la Salud, el nuevo estudio siguió a bebés que recibieron vacunas contra el sarampión inhaladas o inyectadas por alrededor de tres meses luego de la inmunización. Los análisis de sangre mostraron anticuerpos de sarampión en alrededor de 85 por ciento del grupo que recibió la vacuna inhalada, comparado con casi 95 por ciento del grupo que recibió la vacuna por inyección.

Ninguno de los grupos presento complicaciones de salud graves a raíz de las vacunas.

"La vacuna en aerosol [inhalada] de cualquier forma fue una vacuna bastante efectiva, si se compara con no recibir nada, este [resultado] fue grandioso", dijo Rubin. "Pero la vacuna inyectada parece funcionar claramente mejor, al menos en la dosis para lactantes y bebés que comienzan a caminar".

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. ofrece más datos específicos sobre la vacuna contra el sarampión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad