SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La tasa de tabaquismo de EE. UU. se reduce al 15 por ciento, según los CDC

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
La tasa de tabaquismo de EE. UU. se reduce al 15 por ciento, según los CDC

Unos impuestos más altos sobre el tabaco y unos mensajes firmes contribuyen al descenso, señalan unos expertos

MARTES, 1 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- La tasa de tabaquismo de EE. UU. sigue en declive, y apenas un 15 por ciento de los adultos reportan que son fumadores actuales, revela una nueva encuesta del gobierno.

Eso es una reducción respecto a casi un 17 por ciento en 2014 y casi un 18 por ciento en 2013. El descenso refleja un declive continuo que comenzó en 2010, tras una década sin avances contra el tabaquismo, reportaron el martes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Unos impuestos más altos sobre el tabaco, unos duros mensajes antitabaquismo y las leyes libres de humo que prohíben fumar en áreas bajo techo y al aire libre parecen estar disuadiendo incluso a los fumadores más empedernidos y adictos de continuar con el hábito, planteó Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York.

"Muchos fumadores me dicen que no pueden fumar en muchos sitios, que cuando la gente los ve fumar los miran como si fueran parias, lo que hace que no quieran fumar más", comentó Folan, que alabó el declive continuo del tabaquismo en EE. UU.

Los nuevos datos provienen de la Encuesta nacional de entrevista de salud de 2015 de los CDC, una encuesta anual que da seguimiento a varios temas de salud pública.

La tasa de tabaquismo se ha reducido de forma dramática desde 1965, cuando el 42 por ciento de los adultos fumaban, señalaron los CDC.

Pero entre 2004 y 2009, el avance se detuvo, y la tasa de tabaquismo de EE. UU. permanecía más o menos en un 20 por ciento. Los activistas antitabaquismo se preguntaban si no habría forma de convencer a los fumadores empedernidos que quedaban de dejar el tabaco.

Estas [nuevas] cifras muestran que la estrategia antitabaco actual de EE. UU. funciona, y que necesitamos hacer "más de lo mismo", planteó Thomas Carr, director de política nacional de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

Carr citó las leyes libes de humo como una innovación que ha hecho una diferencia real. Pero añadió que solo un estado (Dakota del Norte) ha promulgado una ley antitabaco abarcadora en los últimos cinco años. Todavía hay 22 estados que no han promulgado ninguna limitación sobre dónde una persona puede fumar, dijo.

"Podría tener un impacto sobre la tasa de tabaquismo, y sin duda protegería a más personas del humo de segunda mano", aseguró Carr.

Carr y Folan también citaron los anuncios antitabaco que presentan a fumadores hablando sobre el precio que el hábito se ha cobrado en sus vidas y su salud.

"Para los fumadores, verlos es tan doloroso que cambian de canal, pero esos anuncios aparecen en todos sitios", dijo Folan. Algunos fumadores le han dicho que esos anuncios los han motivado a dejar de fumar y a resistir la tentación de volver a hacerlo.

El esfuerzo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. por comenzar a regular otros productos para fumar, como los cigarros, los narguiles y los cigarrillos electrónicos, también podrían reducir más la tasa de tabaquismo, añadió Carr.

"Es algo en lo que la administración de Obama debe actuar", dijo Carr.

Los expertos no saben si los cigarrillos electrónicos han tenido un rol en la reducción de la tasa de tabaquismo, ya que no se han llevado a cabo suficientes estudios para evaluar su impacto, dijeron Carr y Folan.

"Aún no hemos visto evidencia al respecto", comentó Carr. "Hasta el 75 por ciento de los usuarios son usuarios duales. Usan cigarrillos electrónicos y tradicionales a la vez. Eso no reduce el riesgo para nada".

¿Quién sigue fumando? Más hombres que mujeres: un 17 frente a un 13 por ciento, reportaron los CDC.

La raza también es un factor, ya que más negros (un 18 por ciento) fuman que blancos (un 17 por ciento) o hispanos (un 10 por ciento).

Folan cree que los futuros esfuerzos antitabaco deberán ser más dirigidos. Por ejemplo, las personas sin un diploma de secundaria, con unos ingresos bajos o que tienen problemas de salud mental o de abuso de sustancias son grupos que han resultado resistentes al impulso antitabaco.

Cliff Douglas, vicepresidente de control del tabaco y director del Centro de Control del Tabaco de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que las nuevas cifras son "esperanzadoramente consistentes con el declive que hemos observado desde 2009, sobre todo tras el estancamiento de mediados de los 2000".

Douglas señaló que las diferencias en el tabaquismo entre hombres y mujeres y entre las razas "resaltan la importancia de algo que es esencial para nosotros: abordar las disparidades en la epidemia de tabaco".

Más información

Para más información sobre el tabaquismo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad