SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La política de drogas de la Casa Blanca cambia de estrategia

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -
La política de drogas de la Casa Blanca cambia de estrategia

Un nuevo plan hace un llamado para el tratamiento, y no la encarcelación, de los infractores no violentos

MARTES, 17 de abril (HealthDay News) -- La administración Obama ha elegido el término medio en su nueva política sobre control de drogas, propugnando el tratamiento en lugar de unas sentencias duras.

El método, desvelado el martes, rechaza tanto el estricto abordaje de la "guerra contra las drogas", caracterizado por sentencias máximas por crímenes relacionados con las drogas, como el esfuerzo por legalizar las drogas ilegales.

Gil Kerlikowske, director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca, declaró el martes durante una conferencia de prensa que ninguno de los dos métodos "son humanos ni realistas, ni están basados en evidencia científica".

En su lugar, dijo que los nuevos planes plantean más programas comunitarios junto con cambios en el sistema de libertad condicional, que mandarían a los infractores no violentos a tratamiento contra el abuso de sustancias.

"Esto es toda una revolución en la forma en que abordamos el abuso de drogas", señaló Kerlikowske.

Aunque el uso general de drogas se ha reducido en EE. UU., más estadounidenses que nunca mueren por causas inducidas por las drogas, incluso más que por heridas de armas de fuego, lamentó Kerlikowske.

Al mismo tiempo, más de siete millones de personas están bajo la supervisión del sistema de justicia criminal, en la cárcel o en libertad condicional. Muchas han cometido delitos relacionados con las drogas, anotó.

"Esto subraya la necesidad de métodos distintos para el control de drogas, un método que trate la adicción a las drogas como una enfermedad, en que el crimen relacionado con las drogas se aborde de forma justa y equitativa", enfatizó Kerlikowske. "No podemos solucionar el problema de las drogas con arrestos".

Teniendo esto en cuenta, la nueva política adopta tres conceptos, según la oficina de Kerlikowske: la adicción es una enfermedad que puede ser tratada; las personas con trastornos por abuso de sustancias se pueden recuperar; y las reformas en la justicia criminal pueden detener la puerta giratoria de uso de drogas, crimen, encarcelación y nuevo arresto.

La nueva estrategia amplía innovaciones previas de la administración Obama, como la Ley de sentencias justas de 2010, que revirtió la disparidad en las sentencias mínimas obligatorias de 100 a 1 entre la cocaína en polvo y el crack, que ubicó a los infractores no violentos en tratamiento a través de una corte de drogas, y que enfatizó la prevención, apuntó Kerlikowske.

El nuevo plan describe más de cien medidas específicas que tienen que ver con las pruebas, las intervenciones breves y las remisiones a tratamiento y la Ley de atención asequible, "que hará que el tratamiento para las drogas sea un beneficio requerido para todos los que sufren de abuso de sustancias", anotó Kerlikowske.

Gran parte del nuevo plan se centró en nuevas estrategias para gestionar las violaciones en la libertad condicional relacionadas con el uso de drogas.

Actualmente, las personas que están bajo libertad condicional tienen 16 o 17 violaciones antes de recibir sanciones, apuntó Angela Hawken, profesora asociada de economía y análisis de políticas de la Facultad de Políticas Públicas de la Universidad de Pepperdine, en Los Ángeles.

Un nuevo programa en Hawái ha cosechado éxitos al arrestar de inmediato a los infractores de la libertad condicional y condenarlos a periodos cortos en prisión seguido por pruebas obligatorias de drogas, anotaron las autoridades.

"El uso de drogas se ha reducido en 80 a 90 por ciento respecto a la línea base, los arrestos han bajado y hay una gran reducción en las costosas revocaciones de la libertad condicional", comentó Hawken.

El nuevo plan de la administración también enfatiza los programas comunitarios, como las campañas para comunidades y jóvenes libres de drogas.

"Nuestra meta es reformar el sistema de salud pública para poder aprender a reconocer las señales de adicción a las drogas e intervenir de forma adecuada antes de que el sistema de justicia intervenga", señaló Kerlikowske. "Hay un motivo real para mostrarse optimista con estos esfuerzos de reforma".

Más información

Para más información sobre la nueva estrategia, visite la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad