SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de las mujeres en un 40 por ciento, encuentra un estudio

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de las mujeres en un 40 por ciento, encuentra un estudio

Pero unos investigadores británicos enfatizan que perder el exceso de peso reduce las probabilidades de nuevo

MARTES, 17 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- La obesidad supone una inmensa carga para la salud, y un nuevo estudio británico encuentra que las mujeres obesas tienen un riesgo un 40 por ciento más alto que las más delgadas.

En general, el estudio de Cancer Research UK encontró que las mujeres obesas tienen un riesgo de aproximadamente uno a cuatro de contraer un cáncer relacionado con el peso en el transcurso de sus vidas. Entre esos cánceres se hallan el de intestino, vesícula biliar, útero, riñón, páncreas y esófago, además del cáncer de mama postmenopáusico.

Entre las mujeres británicas obesas, 274 de cada mil contraerán un cáncer asociado con el peso en algún momento de sus vidas, frente a 194 por cada mil mujeres de peso saludable, halló el estudio.

Hay varias formas posibles en que la obesidad puede aumentar el riesgo de cáncer en las mujeres, entre ellas una que se vincula con la producción de hormonas en las células grasas, sobre todo el estrógeno, que se cree que fomenta el desarrollo del cáncer, según Cancer Research UK.

Pero cualquiera puede reducir su riesgo adelgazando la cintura, dijo una experta.

"Los cambios en el estilo de vida (como no fumar, mantener un peso saludable, comer una dieta saludable y reducir el consumo de alcohol) son grandes oportunidades para que todos reduzcamos personalmente nuestro riesgo de cáncer", enfatizó en un comunicado de prensa de Cancer Research UK la Dra. Julie Sharp, directora de información de salud de la organización.

"Hacer esos cambios no es una garantía contra el cáncer, pero aumenta las probabilidades a nuestro favor", añadió.

"Perder peso no es fácil, pero no hay que inscribirse en un gimnasio ni correr millas todos los días ni renunciar a nuestra comida favorita para siempre", aseguró. "Simplemente realizar pequeños cambios que se puedan mantener a largo plazo puede tener un impacto real".

Algunos de esos pequeños cambios incluyen: "Intente bajarse del autobús una parada antes y reducir la comida grasosa y azucarada", aconsejó Sharp. "Perder peso lleva tiempo, así que aumente esos cambios de forma gradual para lograr un estilo de vida más saludable que pueda mantener. E infórmese sobre los servicios locales, que pueden ofrecer ayuda y respaldo para realizar cambios en el estilo de vida a largo plazo", sugirió.

"Sabemos que nuestro riesgo de cáncer depende de una combinación de nuestros genes, nuestro medio ambiente y otros aspectos de nuestras vidas, muchos de los cuales no podemos controlar", dijo Sharp.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información acerca de la obesidad y el riesgo de cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad