SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mitad de los adultos estadounidenses tienen diabetes o están en alto riesgo de padecerla, según un informe

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
La mitad de los adultos estadounidenses tienen diabetes o están en alto riesgo de padecerla, según un informe

Los investigadores afirman que muchas personas no saben que coquetean con esta enfermedad potencialmente mortal

MARTES, 8 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- De acuerdo con un estudio reciente, casi la mitad de todos los adultos estadounidenses tienen diabetes tipo 2 o prediabetes.

En el período 2011-2012, hasta el 14 por ciento de los adultos tenían diabetes tipo 2 diagnosticada o sin diagnosticar, y cerca del 38 por ciento presentaban prediabetes diagnosticada o sin diagnosticar, informaron los investigadores. La prediabetes se refiere a tener niveles elevados de azúcar en la sangre que no son lo suficientemente altos para que la afección se considere como diabetes, explicaron los investigadores.

"La prediabetes pone a las personas en riesgo de diabetes en el futuro", señaló la investigadora principal Catherine Cowie. Cowie es directora del programa de la División de Diabetes, Endocrinología y Enfermedades Metabólicas del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.

Alrededor de un tercio de los estadounidenses con diabetes tipo 2 no saben que la tienen, y la mayoría de las personas con prediabetes no son conscientes de su afección, señalaron los autores del estudio. Para estos adultos, los resultados deben ser una llamada de atención para que busquen tratamiento y hagan cambios en su estilo de vida que incluyan la pérdida de peso y más actividad física, explicó Cowie.

Aunque los datos de los últimos años sugieren que el aumento de la prevalencia de la diabetes podría estar llegando a un punto de equilibrio, la incidencia sigue siendo demasiada alta, agregó Cowie.

"La diabetes se puede tratar, pero solo si se diagnostica", explicó. "La comunidad médica tiene que ser consciente de la alta tasa de diabetes sin diagnosticar en la población".

La obesidad, los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio son los causantes de la diabetes tipo 2.

El nuevo informe aparece en la edición del 8 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Para el estudio, Cowie y sus colegas estimaron la prevalencia y las tendencias de la diabetes tipo 2 diagnosticada y sin diagnosticar mediante los datos de las encuestas nacionales de salud y nutrición de EE. UU.

Según el informe, del poco más del 14 por ciento de los adultos que presentaban diabetes tipo 2, el 9 por ciento había sido diagnosticado con la enfermedad y algo más del 5 por ciento seguía sin diagnosticar. Además, el 38 por ciento de los adultos tenía prediabetes, pero más del 36 por ciento continuaba sin diagnosticar.

La prevalencia de la diabetes entre los blancos fue de poco más del 11 por ciento, un porcentaje menor en comparación con otros grupos. Entre los negros, la prevalencia de la diabetes fue de casi el 22 por ciento, entre los asiáticos fue de un 21 por ciento y entre los hispanos fue de más del 22 por ciento, según los investigadores.

En cuanto a la prevalencia de la prediabetes, fue de más del 30 por ciento en todas las categorías raciales/étnicas y en ambos sexos, y además fue más alta entre los blancos y los negros, apuntó Cowie.

El mayor número de casos de diabetes tipo 2 sin diagnosticar se observó entre los asiáticos (el 51 por ciento) y los hispanos (el 49 por ciento), según los investigadores.

El Dr. William Herman es profesor de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, y coautor de un editorial que acompaña la revista. Apuntó que "a la duplicación de la tasa de obesidad en los EE. UU. entre 1980 y 2000 le siguió después un aumento espectacular de la tasa de diabetes tipo 2 durante 10 años".

Ahora parece ser que la estabilización de la tasa de obesidad en los Estados Unidos, que se observa desde el año 2000, puede estar asociada a una estabilización de la prevalencia de la diabetes que comenzó en 2010, destacó.

Los cambios en las actitudes culturales hacia la obesidad, en la política alimentaria, la introducción de métodos para identificar a las personas en riesgo de diabetes tipo 2 y el apoyo para el cambio de comportamiento pueden estar comenzando a surtir efecto sobre la doble epidemia de obesidad y diabetes tipo 2, sugirió Herman.

"Aunque se han hecho progresos, se necesitan ampliar y continuar los esfuerzos para abordar estos apremiantes problemas de salud", señaló.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad