SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mayoría de las personas mayores no usan medicamentos antitabaquismo tras un ataque cardiaco

La mayoría de las personas mayores no usan medicamentos antitabaquismo tras un ataque cardiaco

A algunas quizá haya que convencerlas del valor de renunciar al hábito, según una geriatra

DOMINGO, 13 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Muchos fumadores de edad avanzada que han sufrido un ataque cardiaco no surten las recetas de medicamentos diseñados para ayudarles a dejar de fumar, encuentra un estudio reciente.

"Estos hallazgos no son sorprendentes para los geriatras ni para los profesionales de la atención de la salud que se enfrentan a diario a los problemas para reconocer y gestionar la complejidad de atender a las personas mayores", señaló la Dra. Gisele Wolf-Klein, directora de educación en geriatría de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, que revisó los hallazgos del estudio.

Anotó que los pacientes mayores se enfrentan a muchos desafíos, como "las afecciones médicas múltiples, que con frecuencia incluyen depresión y mala memoria".

Esto puede hacer que para ellos sea difícil iniciar y cumplir con un régimen para dejar de fumar, como los medicamentos, las pastillas o los parches, dijo Wolf-Klein.

El nuevo estudio fue dirigido por la Dra. Neha Pagidipati del Centro Médico de la Universidad de Durham, en Carolina del Norte. Fue presentado el domingo en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Nueva Orleáns.

El estudio incluyó a casi 2,400 supervivientes de ataque cardiaco a partir de 65 años de edad que eran fumadores actuales o ex fumadores y que fueron tratados en 377 hospitales de EE. UU. Durante su estadía en el hospital, el personal de salud aconsejó a los pacientes que dejaran de fumar.

Casi todos recibieron recetas de medicamentos para dejar de fumar antes de ser datos de alta del hospital.

Pero el estudio encontró que solo uno de cada 10 surtió una receta para los medicamentos para dejar de fumar bupropion (Wellbutrin) o vareniclina (Chantix) en un plazo de 90 días tras dejar el hospital.

Esa tasa apenas cambió con el tiempo: solo un 13 por ciento surtieron una receta en un plazo de un año tras dejar el hospital, encontró el estudio.

Mientras mayor era el paciente, menos probable era que surtiera la receta, anotaron los investigadores. Y los hombres y las personas de las minorías eran menos propensos a probar las ayudas para dejar de fumar que las mujeres o los pacientes blancos.

Los hallazgos muestran que hay que hacer más durante la estadía en el hospital para ayudar a los pacientes de ataque cardiaco a dejar de fumar, afirmaron los investigadores.

Wolf-Klein se mostró de acuerdo, pero dijo que hay motivos por los que los pacientes no aprovechan las ayudas para dejar de fumar.

"Las personas mayores están particularmente preocupadas por tomar demasiados medicamentos, tanto por los costos mensuales crecientes y a veces insuperables de su régimen de medicamentos recetados como por la dificultad de recordar en qué momento tomarlos", apuntó.

Con demasiada frecuenta, a los pacientes simplemente les dan los medicamentos sin demasiadas explicaciones, añadió. "Antes de ser 'persuadidos' por el nuevo mercado de medicamentos para dejar de fumar, los adultos mayores necesitarán datos científicos firmes que les convenzan a ellos, y a sus cuidadores, sobre los beneficios para la longevidad y la calidad de vida de dejar uno de sus últimos hábitos placenteros", comentó.

El Dr. Satjit Bhusri es cardiólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Concurrió en que "claramente falta un largo camino en la consejería a largo plazo continuo" para los pacientes cardiacos mayores que fuman.

"Debemos mejorar nuestra consejería para la cesación del tabaquismo fuera del hospital proporcionando ayuda y educación adicionales a nuestros pacientes", planteó Bhusri. "La importancia de no fumar tras un ataque cardiaco es esencial para la recuperación y la prevención de ataques cardiacos futuros".

Los expertos anotan que los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece una guía para dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad