SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La marihuana medicinal aparentemente es segura para los pacientes con dolor crónico, según un estudio

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
La marihuana medicinal aparentemente es segura para los pacientes con dolor crónico, según un estudio

Y la droga redujo de forma modesta las puntuaciones que las personas dieron a su dolor

MIÉRCOLES, 7 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- La marihuana medicinal parece ser en gran medida segura para el tratamiento del dolor crónico, al menos en las personas que cuentan con alguna experiencia usando la droga, según sugiere un estudio reciente.

Las personas que usaron la marihuana para aliviar su dolor no presentaron un riesgo mayor de sufrir efectos secundarios graves, en comparación con las personas con dolor que no consumieron marihuana, según encontró un equipo de investigación canadiense.

Pero los usuarios de la marihuana medicinal eran más propensos a tener efectos secundarios menos graves, señalaron los autores del estudio. Estos efectos secundarios incluyen dolores de cabeza, náuseas, somnolencia y mareos, reveló la investigación.

"Con respecto al perfil de los efectos secundarios, tuvimos la impresión de que la droga tenía un perfil de seguridad razonablemente bueno, si se compara con los efectos de otros medicamentos", comentó el autor del estudio, el Dr. Mark Ware, director de investigación clínica de la Unidad de Gestión del Dolor Alan Edwards del Centro de Salud de la Universidad de McGill, en Montreal.

Aunque este estudio se centró en la seguridad de la marihuana médica, Ware informó que los participantes también parecieron experimentar cierto alivio del dolor gracias a la droga. Los investigadores también observaron mejoras en el estado de ánimo y en la calidad de vida de los usuarios de marihuana.

Los hallazgos del estudio aparecieron en línea recientemente en la revista Journal of Pain.

El ensayo es el primer estudio y el de mayor tamaño que examina la seguridad a largo plazo de la marihuana medicinal en los pacientes de dolor crónico, dijo Ware.

Los investigadores siguieron a 215 pacientes adultos con dolor crónico que consumieron marihuana medicinal durante un año. Los investigadores compararon a los usuarios de marihuana con un grupo de control de 216 pacientes con dolor crónico que no consumieron marihuana medicinal. El estudio contó con siete centros de tratamiento del dolor de Canadá.

A las personas que consumieron se les dio hojas de marihuana que contenían un 12.5 por ciento de THC de farmacias de los hospitales, dijo Ware. El THC es la sustancia de la marihuana que produce la intoxicación. Las personas podía consumir la marihuana del modo en que desearan: fumarla, comerla con los alimentos o inhalarla con un vaporizador.

Hubo poca diferencia en cuanto a efectos secundarios graves entre ambos grupos, según los investigadores.

Los usuarios de marihuana presentaron un riesgo un 73 por ciento más alto de sufrir efectos secundarios leves, según el estudio.

Mitch Earleywine, presidente de NORML, un grupo defensor de la legalización de la marihuana, dijo que muchos de estos efectos secundarios podrían reducirse si se cambia el modo en que se consume la marihuana.

"Esencialmente, las personas que tomaron el cannabis vaporizado no tendrían más eventos adversos que las del grupo de control", dijo Earleywine, que también es profesor de psicología en la Universidad Estatal de Nueva York, en Albany.

Ware dijo que espera que el estudio proporcione una información valiosa para los pacientes que estén pensando en la marihuana medicinal para el tratamiento del dolor.

"Se trata de un estudio por el que deberían preguntar a su médico o a su proveedor de atención sanitaria", dijo Ware. "Quien esté interesado en usar cannabis para tratar su dolor debería conocer esta información, ya que puede influir en el proceso de toma de decisión de forma considerable".

Pero añadió que el estudio se centró en personas familiarizadas con la marihuana, y quizá no sería tan útil para los pacientes que nunca hayan probado antes la marihuana.

"Para alguien que esté leyendo esto y que nunca la haya probado, los efectos que experimentara podrían ser distintos", dijo Ware.

Paul Armentano, subdirector de NORML, dijo que el estudio proporciona más evidencias de que el consumo de marihuana no merece ser criminalizado.

"Estos hallazgos, al igual que otros, están en conflicto directo con la actual clasificación I según la ley federal, una clasificación que no logra reconocer la eficacia clínica de la sustancia y su perfil de seguridad aceptable", dijo.

El Dr. Jonathann Kuo, especialista en la gestión intervencionista del dolor en el Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, dijo que la marihuana tiene el potencial de ser una alternativa valiosa para los médicos que se especializan en la gestión del dolor crónico.

"Frecuentemente encontramos que los opiáceos [como OxyContin, Percocet, Vicodin] no son una buena solución a largo plazo para el dolor crónico", dijo Kuo. "Nos gustaría ver algunos más de estos perfiles de seguridad a largo plazo del cannabis medicinal, y los estudios como este son pasos importantes en esa dirección".

Pero Kuo dijo que se necesitan estudios de seguimiento de mayor tamaño que examinen la seguridad y la efectividad de la marihuana.

"Me gustaría ver más estudios definitivos antes de recetar esto a mis pacientes en el futuro", dijo.

Más información

Para más información sobre la marihuana médica, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad