SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La mala calidad del esperma podría ser una señal de problemas de salud

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La mala calidad del esperma podría ser una señal de problemas de salud

Las afecciones médicas o los tratamientos pueden afectar a la fertilidad, afirman los investigadores

Los defectos en el esperma del semen podrían estar asociados con varios problemas de salud, como hipertensión, enfermedades cardiacas y trastornos de la piel y glandulares, según un nuevo estudio.

Los defectos probablemente no provoquen estos problemas. Es más probable que la calidad del semen refleje la salud general, afirmaron los investigadores.

"Podría darse el caso de que la esterilidad sea un marcador para la enfermedad en general", dijo el investigador principal, el Dr. Michael Eisenberg, profesor asistente de urología y director de medicina y cirugía reproductivas masculinas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

El semen es el fluido que se libera cuando un hombre eyacula. En ese fluido está el esperma, según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (American Society for Reproductive Medicine, ASRM). Los defectos del esperma pueden afectar a la calidad del semen. Los defectos en el esperma incluyen el hecho de que haya poco esperma, que el esperma no se mueva bien (motilidad) o que sea un esperma de baja calidad, según la ASRM.

"Hay muchos factores que se refieren a la salud general de un hombre y que resultan en la alteración de la producción del esperma", dijo Eisenberg.

Tratar las afecciones como la hipertensión podría mejorar la calidad del esperma, indicó. Sin embargo, Eisenberg dijo que no está seguro si la afección por sí misma está vinculada con los defectos del esperma o si los medicamentos usados para tratar estas afecciones son los responsables.

"Muchas cosas que no sabíamos o en las que no hemos pensado podrían afectar a la fertilidad de un hombre", dijo. "Podría ser el tratamiento de la hipertensión el que esté causando los problemas de esperma".

La genética también podría influir, sugirió Eisenberg. "Aproximadamente el 10 por ciento de los genes en el cuerpo de un hombre participan en la producción de esperma, así que es posible que algunos de estos genes puedan tener unos efectos que se solapan con otras funciones", señaló.

En el estudio publicado en línea el 10 de diciembre en la revista Fertility and Sterility, el equipo de Eisenberg comparó la salud de los hombres que presentaban defectos en el semen con la de los hombres que no.

Los investigadores hallaron que el 44 por ciento de los hombres con defectos en el semen también tenían otros problemas de salud, como hipertensión, y enfermedades cardiacas y de los vasos sanguíneos.

Además, a medida que aumentaba el número de otras afecciones (como, por ejemplo, las enfermedades cutáneas o problemas glandulares), también aumentaba la probabilidad de tener problemas en el semen, según el estudio.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron los expedientes médicos de más de 9,000 hombres a los que se realizaron pruebas de esterilidad entre 1994 y 2011, según el informe. La mayoría de los hombres tenían entre 30 y 50 años.

Se evaluó el semen de los hombres en función de la cantidad, el conteo espermático y la actividad. En aproximadamente la mitad de los hombres, su problema de fertilidad se debía a un semen anómalo, según los investigadores.

"Se trata de otra evidencia de lo importante que es no solamente la fertilidad, sino la salud general. Hay un gran solapamiento. Independientemente de cuáles sean sus objetivos, ya sean vivir para siempre o tener un hijo, es importante que se cuide", dijo Eisenberg.

El Dr. Tomer Singer, endocrinólogo reproductivo del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, comentó que "este estudio confirma lo que los endocrinólogos reproductivos han estado detectando: hay una correlación entre las afecciones médicas y la producción del semen".

Este estudio puede ayudar a los especialistas en fertilidad a comprender las relaciones entre la producción del semen y los problemas médicos, añadió Singer.

"El resultado de este estudio nos permitirá ayudar a nuestros pacientes a que lleven un estilo de vida más saludable, a que tomen menos medicamentos (que también pueden afectar a la calidad del esperma) y a que aumente la probabilidad de un producción de semen normal", dijo.

Las modificaciones del estilo de vida, incluyendo hacer ejercicio regularmente y evitar fumar y tomar alcohol, pueden ayudar a prevenir muchas afecciones médicas, sugirió Singer, lo que podría ayudar a mejorar la calidad del esperma y las probabilidades de concebir.

Más información

Para más información sobre la fertilidad masculina, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad