SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La investigación genética da nueva información sobre el virus del Ébola

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
La investigación genética da nueva información sobre el virus del Ébola

La cepa vinculada con el brote de África occidental ha mutado cientos de veces, y solamente se propaga entre los seres humanos

JUEVES, 28 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- La investigación genética realizada al principio del brote de Ébola en África occidental ha dado a los científicos una información sin precedentes con respecto a cómo muta y se propaga el virus.

Los investigadores reportan en la edición en línea del 28 de agosto de la revista Science que han determinado ahora lo siguiente:

  • las cepas de Ébola responsable del brote actual probablemente tengan un ascendiente común, que se retrotrae al primer brote de Ébola registrado en África central en 1976.
  • El virus se propaga de persona a persona, una información que ayudará a los esfuerzos de la salud pública para sofocar el brote.
  • El Ébola ha mutado con frecuencia durante la crisis actual, llevando a cabo cientos de cambios genéticos que separan al virus actual de las cepas detectadas en brotes anteriores.

Los esfuerzos de los investigadores han cuadruplicado la cantidad de datos genéticos disponibles sobre el Ébola, lo que ha creado grandes cantidades de nueva información disponible públicamente sobre la estructura del ADN del virus letal, afirmó la autora principal del estudio, la Dra. Pardis Sabeti.

Sabeti es colaboradora principal del Instituto Broad del MIT y de la Universidad de Harvard y profesora asociada en Harvard.

El actual brote de Ébola ha contagiado a 3,069 personas y ha acabado con la vida de 1,552, según la Organización Mundial de la Salud.

Los investigadores de genética rápidamente secuenciaron y analizaron más de 99 virus del Ébola de 78 pacientes en Sierra Leona durante los primeros 24 días de brote.

Las autoridades sanitarias gubernamentales siguieron el rastro a la entrada del Ébola en Sierra Leona en el entierro de un curandero tradicional que había tratado a pacientes de la vecina Guinea. Trece mujeres que acudieron al funeral contrajeron el Ébola, y los investigadores extrajeron muestras virales de estas mujeres para empezar con la secuenciación genética.

Dichos datos genéticos son comparables con "las huellas dactilares de la escena del crimen", dijo el Dr. Lee Norman, jefe médico del Hospital de la Universidad de Kansas.

"Nos dice mucho sobre cómo y de dónde apareció el virus, y sobre lo que podemos hacer al respecto", dijo Norman.

El equipo ha descubierto más de 300 cambios genéticos que hacen que el virus del Ébola de 2014 sea distinto de las cepas vinculadas con los brotes anteriores de Ébola.

También han descubierto evidencias de que el brote de Ébola pasó a los seres humanos a partir de un solo caso, y desde ese momento se ha propagado de persona a persona durante muchos meses. Los animales no están contribuyendo a la propagación del Ébola.

"Esto es muy importante, porque si se está intentando contener un brote que procede de una población animal, se ha de hacer algo con respecto al contacto de los seres humanos con esos animales", dijo el Dr. Robert Amler, decano de la Facultad de Ciencias y Prácticas de la Salud y decano del Instituto de Salud Pública del Colegio Médico de Nueva York.

Saber que el virus se está propagando solamente entre seres humanos ayudará a los trabajadores de salud pública a poner en práctica los procedimientos comprobados de aislamiento y cuarentena para proteger a las personas de una mayor propagación, dijo Amler.

"Los principios básicos del control de las enfermedades en una población siguen en pie", dijo. "Eso es tranquilizador, porque tenemos mucha experiencia en el control de brotes de enfermedades en áreas de población densas, y esos principios son válidos".

Los investigadores que han participado en este esfuerzo han publicado toda la información genética sobre el Ébola que han obtenido, con lo que está disponible a través de la base de datos de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. que se inició en junio, dijo Sabeti.

Se tiene la esperanza de que esta gran cantidad de información genética sobre el virus ayude a incentivar y dirigir nuevas investigaciones sobre terapias, vacunas y tratamientos para el Ébola, dijo Sabeti.

"Muchos hallazgos importantes que se conseguirán a partir de los datos no serán nuestros, sino de otros", señaló Sabeti, indicando que algunos de los especialistas en epidemias más importantes a nivel mundial están trabajando ahora con los datos que han recogido.

Norman elogió la "integridad" que hay en el hecho de hacer disponibles los datos genéticos a la comunidad sanitaria mundial.

"Publicar la secuencia del ADN en el dominio público es lo correcto", aseguró. "Eso muestra un intento altruista, que es perfecto para algo tan desgarrador como lo está siendo este brote".

Los investigadores que han participado en este esfuerzo han dado seguimiento a virus letales en África occidental desde mediados de la última década, e inicialmente se centraron en el virus de Lassa, explicó Sabeti.

Cuando empezó en Guinea el brote actual de Ébola, estaban perfectamente posicionados para instalarse en Sierra Leona y empezar a vigilar los primeros casos allí.

"Hemos trabajado mucho con estos virus mortales en estas áreas rurales", comentó Sabeti. "Hemos estado vigilando durante meses antes de que apareciera el primer caso, y por supuesto ese primer caso llevó a una cadena devastadora".

Más información

Para más información sobre el virus del Ébola, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad