SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La genética podría ayudar a explicar las sobredosis de metadona

La genética podría ayudar a explicar las sobredosis de metadona

Los hallazgos de un estudio resaltan la forma en que el medicamento para el dolor y la adicción se metaboliza en distintas personas

MARTES, 27 de octubre de 2015 (HealthDay News) - Unos investigadores afirman haber identificado variaciones genéticas que afectan la velocidad a la que las personas metabolizan la metadona, un fármaco sintético.

La metadona se usa para tratar el dolor o la adicción a potentes analgésicos narcóticos y a la heroína. Pero la metadona puede resultar letal si se queda demasiado tiempo en el cuerpo.

"La genética de una persona influye sobre cómo una enzima del hígado metaboliza a la metadona", dijo el investigador principal, el Dr. Evan Kharasch, profesor de bioquímica y biofísica molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Esto explica por qué algunas personas pueden tener unos niveles altos de metadona en la sangre, lo suficientemente altos como para desencadenar una sobredosis potencial, aunque hayan recibido la misma dosis del fármaco que otras que no se ven afectadas de igual forma", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

Se sabía que las personas metabolizan la metadona de distintas formas, pero no se comprendía del todo cómo la genética de una persona afectaba el proceso.

Los investigadores dijeron que determinaron los subtipos genéticos que afectan al metabolismo de la metadona. Apuntaron que si se usan pruebas genéticas antes de recetar metadona a los pacientes, los nuevos hallazgos podrían ayudar a prevenir algunas de las 5,000 muertes debidas a sobredosis de metadona que ocurren en Estados Unidos cada año.

El equipo del estudio analizó muestras de sangre de voluntarios sanos para determinar su genética, y entonces les administraron metadona para ver qué tan rápidamente la eliminaban sus cuerpos. Los resultados mostraron que las variaciones en un gen que influye en la eliminación de la metadona en el hígado tenían un efecto importante sobre cuánto tiempo permanecía el fármaco en el organismo.

Los negros eran más propensos que los blancos a tener unos niveles más altos de metadona en sangre a pesar de recibir las mismas cantidades del medicamento, encontró el estudio. Los negros también eran más propensos a portar la variante genética asociada con un metabolismo más lento de la metadona, y menos propensos a portar la variante genética asociada con un metabolismo más rápido de la metadona, dijeron los investigadores.

"Creemos que esto podría explicar el motivo de que los pacientes afroamericanos y caucásicos por lo general eliminan la metadona a distintos ritmos", comentó Kharasch.

Los investigadores también encontraron que las variantes genéticas probablemente afecten más al metabolismo de la metadona en forma líquida o de pastilla que a la metadona intravenosa. Ese hallazgo es importante porque los médicos de atención primaria son más propensos a recetar la forma oral, y quizá no estén tan familiarizados con las dificultades de usar la metadona para tratar el dolor como los especialistas en la gestión del dolor, plantearon los investigadores.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Anesthesiology.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la metadona.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad