SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La furia al volante está fuera de control en EE. UU.

La furia al volante está fuera de control en EE. UU.

Ocho de cada 10 conductores admiten sentir ira y agresividad al volante

JUEVES, 14 de julio de 2016 (HealthDay News) -- La próxima vez que esté listo para hacer ese gesto grosero cuando otro conductor le adelante en la carretera, respire profundo.

Las carreteras de EE. UU. ya tienen suficiente hostilidad, según un nuevo estudio de la AAA Foundation for Traffic Safety.

Casi 8 de cada 10 conductores demostraron una ira, agresividad o furia al volante significativa en el año anterior, encontró el estudio. Admitieron que no respetaban la distancia de seguridad con los demás vehículos, que confrontaban a otros conductores o incluso que chocaron contra otros coches a propósito.

"Una conducción desconsiderada, un mal tráfico y el estrés vital cotidiano pueden transformar unas frustraciones menores en una peligrosa furia al volante", advirtió en un comunicado de prensa de la AAA Jarek Grabowski, director de investigación de la fundación. "Demasiados conductores se ciegan en el calor del momento y atacan de formas que podrían resultar letales".

La ira o la furia al volante provocan una variedad de conductas riesgosas. El estudio encontró que la mitad de los conductores, o unos 100 millones de personas, no han respetado la distancia de seguridad con los demás coches o han gritado a otro conductor.

Alrededor de un 45 por ciento tocan la bocina cuando están enojados, un 33 por ciento hacen gestos groseros, un 24 por ciento bloquean a otro coche para que no pueda cambiar de carril, un 12 por ciento se han puesto delante de otros coches a una corta distancia, y un 4 por ciento han salido del coche para confrontar a alguien.

Los investigadores también encontraron que un 3 por ciento (casi 6 millones de personas) han chocado levemente o embestido a otro coche a propósito debido a la furia al volante.

La mayoría de los conductores creen que la conducción agresiva ha empeorado en los últimos años, y que amenaza a su seguridad personal.

La furia al volante es más común entre los hombres jóvenes de 19 a 39 años. Los conductores del noreste son también mucho más propensos a gritar, tocar la bocina o a hacer gestos debido a la ira que los de otras partes de Estados Unidos.

La furia al volante también es más común entre los que también exceden el límite de la velocidad o pasan cuando el semáforo está en rojo, según el estudio, publicado el 14 de julio.

"Es completamente normal que los conductores experimenten rabia mientras conducen, pero no debemos permitir que nuestras emociones conduzcan a decisiones destructivas", señaló en el comunicado de prensa Jake Nelson, director de defensoría e investigación de la seguridad vial de la AAA.

"No se arriesgue a empeorar una situación frustrante, porque nunca se sabe qué podría hacer el otro conductor. Mantenga la cabeza fría, y concéntrese en llegar a su destino de forma segura", añadió Nelson.

La AAA ofrece estos consejos para prevenir la furia al volante:

  • No ofenda. Nunca obligue a otro conductor a frenar de golpe o a cambiar de dirección.
  • Sea tolerante. No se tome la conducción de forma personal. Otros conductores también podrían estar teniendo un mal día.
  • No responda. Evite el contacto visual, no haga gestos y mantenga una distancia adecuada entre coches. Si hay una emergencia, llame al 911.

Más información

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Autopistas de EE. UU. tiene más información sobre la conducción agresiva.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad