SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La FDA prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
La FDA prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad

La agencia también desea otras restricciones para el acceso a los productos de vapeo en la venta al detalle

JUEVES, 5 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. dijo el jueves que prohibirá la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad, como parte de su largamente anticipado plan de ampliar los poderes reguladores de la agencia a todos los productos de tabaco.

Las nuevas normas detendrían la venta de cigarrillos electrónicos y cualquier otro producto de tabaco a toda persona menor de 18 años de edad.

Las regulaciones también requerirían de una identificación con fotografía para comprar cigarrillos electrónicos, y prohibiría que los minoristas regalen muestras gratuitas o los vendan en máquinas expendedoras para todas las edades.

Las normas entrarán en vigencia en 90 días, según la FDA, y también cubrirán otras formas alternativas de tabaco, como los cigarros, el tabaco para narguiles y el tabaco para pipas.

Los cigarrillos electrónicos son productos que funcionan con pilas diseñados para crear un aerosol que administra nicotina, un saborizante y otras sustancias cuando el usuario inhala. Los fabricantes han mercadeado los productos como una forma de ayudar a los fumadores a dejar de fumar cigarrillos. Pero sus oponentes afirman que los cigarrillos electrónicos, llenos de nicotina, en realidad animan a las personas, sobre todo a los adolescentes vulnerables, a adquirir un hábito de fumar.

"Esta norma final es un paso fundamental que permite a la FDA regular productos que los jóvenes estaban usando a un ritmo alarmante, como los cigarrillos electrónicos, los cigarros y el tabaco para narguiles, que estaban en gran medida sin regular", apuntó durante una conferencia de prensa Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA.

"En ese mercado, un mercado que hemos comparado con el Lejano Oeste, muchos más niños usan cigarrillos electrónicos que cigarrillos regulares", añadió Zeller. "Más chicos adolescentes encienden un cigarro por primera vez que los que prueban un cigarrillo. Y en ese mercado, las baterías de los cigarrillos electrónicos han explotado, provocando fuegos, quemaduras y desfiguraciones".

La acción de la FDA ha obtenido elogios universales de las asociaciones médicas, que han estado preocupadas de que los cigarrillos electrónicos sirvan como droga de entrada y atraigan a los adolescentes a una adicción a fumar de por vida.

"Los jóvenes usan cigarrillos electrónicos más que ningún otro producto de tabaco que haya actualmente en el mercado, y sirven como puntos de entrada a productos de tabaco más tradicionales, y ponen a los niños en riesgo de los daños de, y la adicción a, la nicotina y otros productos de tabaco", apuntó Harold Wimmer, presidente nacional y director ejecutivo de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). "Acabar con la epidemia de tabaco es más urgente que nunca, y solo puede suceder si la FDA actúa de forma agresiva y protege ampliamente a todos los estadounidenses de todos los productos de tabaco".

A los fabricantes de cigarrillos electrónicos tampoco se les permitirá promover los dispositivos como una alternativa saludable a fumar, a menos que ofrezcan evidencias científicas sólidas que respalden dicha afirmación, comentó Zeller.

Por ejemplo, no pueden mercadear los cigarrillos electrónicos afirmando que tienen menos toxinas o plantean menos riesgo a la salud que los cigarrillos de tabaco, dijo.

Los estudios han mostrado que hasta el 70 por ciento de los usuarios adultos actuales de cigarrillos electrónicos también siguen fumando cigarrillos de tabaco, y que podrían estar usando los dispositivos para incumplir las leyes sobre el aire limpio bajo techo, apuntó Zeller.

"¿Están perdiendo el interés en dejar los cigarrillos porque ahora pueden cambiar a un cigarrillo electrónico en las situaciones en que fumar cigarrillos es ilegal o socialmente inaceptable?", preguntó.

Hasta ahora, los cigarrillos electrónicos y otros productos alternativos de tabaco no han sido regulados por la FDA, a pesar de una ley de 2009 que otorgó a la agencia la autoridad de regir todo tabaco vendido en Estados Unidos.

Los fabricantes de cigarrillos electrónicos también tendrán que enviar los productos nuevos y existentes a la FDA para su revisión y evaluación, a menos que el producto fuera vendido antes del 15 de febrero de 2007.

Esa fecha de excepción por antigüedad significa que el 99 por ciento de todos los cigarrillos electrónicos y productos de "vapeo" que están ahora en el mercado tendrán que someterse a la revisión de la FDA, según una declaración de la Asociación de Comercio de Alternativas Libres de Humo (Smoke-Free Alternatives Trade Association).

La FDA anticipa que las marcas existentes de cigarrillos electrónicos tendrán al menos tres años más sin regulaciones en el mercado, dos años mientras los fabricantes preparan la solicitud de su producto y un año más para la revisión de la FDA.

"La FDA está ofreciendo a las entidades reguladas tiempo para cumplir estas regulaciones", dijo el comisionado de la FDA, el Dr. Robert Califf.

Las nuevas regulaciones alinean a los cigarrillos electrónicos y a otros productos alternativos de tabaco con las normas de la FDA que ya regulan a los cigarrillos tradicionales y al tabaco sin humo, apuntó la agencia. Como resultado, los fabricantes de cigarrillos electrónicos tendrán que:

  • Reportar todos los ingredientes, incluyendo los que sean potencialmente nocivos.
  • Colocar advertencias de salud en los paquetes y anuncios de los productos.
  • Abstenerse de vender sus productos como alternativas de tabaco de "bajo riesgo" a menos que la FDA lo autorice de forma específica.

"La norma de hoy es un hito en la protección al consumidor, que señala un nuevo capítulo en nuestros esfuerzos por hacer todo lo que podamos bajo la ley para proteger a los estadounidenses de los peligros de los productos de tabaco", comentó Califf.

La nueva regla también abarca a los cigarros de alta gama, que la FDA había considerado eximir de sus regulaciones.

"Tras una exhaustiva revisión de las evidencias y los comentarios científicos, la FDA determinó que no hay una justificación adecuada de salud pública para excluir a los cigarros de alta gama del alcance de esta norma", dijo Zeller. "Todos los cigarros plantean riesgos negativos de salud graves, y contienen ingredientes dañinos y potencialmente dañinos".

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) alabó las nuevas normas de la FDA, pero criticó que la agencia no llegara más lejos.

"La FDA desaprovechó oportunidades críticas en esta norma, al no prohibir la venta de productos de tabaco con sabores como a algodón de azúcar, a gomitas y a uva, ni prevenir las tácticas de mercadeo dirigidas a los niños", lamentó el presidente de la AAP, el Dr. Bernard Dreyer.

La FDA planifica proponer una norma separada en un futuro cercano que prohibiría los sabores en los cigarrillos electrónicos, los cigarros pequeños y otros productos alternativos de tabaco, dijo Zeller. Los sabores, aparte del mentol, ya están prohibidos en los cigarrillos tradicionales.

Las asociaciones comerciales de cigarrillos electrónicos criticaron a las nuevas regulaciones.

"Si el Congreso o las cortes no cambian la norma de la FDA, miles de pequeñas tiendas cerrarán en dos o tres años", dijo Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana de Vapeo (American Vaping Association). "Se perderán miles de trabajos, y se aniquilarán las opciones del consumidor. Absurdamente, los ex fumadores se enfrentarán a la perspectiva de comprar productos que les ayudan a seguir sin fumar en el mercado negro".

La Asociación de Comercio de Alternativas Libres de Humo declaró que "la norma final de hoy deja abandonados a los 9 millones de fumadores que han cambiado al vapeo, poniéndolos en peligro de volver a fumar, un hábito que mata a 480,000 estadounidenses cada año y cuesta a los EE. UU. más de 300 mil millones de dólares en gastos anuales en atención sanitaria. Estas nuevas regulaciones crean un proceso regulador enormemente costoso para los fabricantes para mercadear sus productos a los fumadores y vapeadores adultos", paralizando una "industria multimillonaria creadora de empleos".

Más información

Para más información sobre la determinación de la FDA, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad