SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La falta de trabajo puede implicar falta de ánimo

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -

La salud mental se deteriora con la mala situación económica

JUEVES, 19 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- La mala situación económica ha dejado a miles de estadounidenses sin trabajo, pero sus cuentas bancarias no son las únicas que sufren, pues el desempleo continúa siendo elevado y les cuesta trabajo encontrar empleo.

Las encuestas de Mental Health America y otros investigadores han hallado que la gente afectada por el deterioro de la economía está en mayor riesgo de enfermedad mental, sobre todo para afecciones como la depresión y la ansiedad.

El gobierno estadounidense ha tomado medidas para ayudar. El estímulo federal, los proyectos de ley sobre empleo y las extensiones en los beneficios de desempleo ayudaron a algunas personas a sobrellevar los efectos de la mala situación económica. Además, nuevas reglas que entraron en vigencia en julio exigen que las pólizas de seguro médico ofrezcan el mismo nivel de cobertura para problemas de salud mental que para otros problemas médicos o quirúrgicos.

El gobierno también ha promulgado reglas para asegurar que las empresas grandes que decidan ofrecer beneficios de salud mental y por abuso de sustancias los hagan disponibles a un nivel comparable al de los beneficios del seguro médico ya existente.

David L. Shern, presidente y director general de Mental Health America, considera que estos pasos son importantes para mantener la salud mental de los estadounidenses en tiempos de incertidumbre.

"Necesitamos asegurarnos de ofrecer redes de seguridad social adecuadas para que, aunque su estrategia de vida se vea alterada, su capacidad para satisfacer sus necesidades básicas continúe", señaló Shern.

La encuesta de Mental Health America halló que los desempleados tenían cuatro veces más posibilidades que los que tenían trabajos de informar sobre síntomas que coinciden con enfermedad mental grave.

Sin embargo, los perjudiciales efectos para la salud mental de la economía no se limitan a los desempleados. La encuesta halló que la gente cuyo trabajo experimentó cambios por la depresión económica, como los que tuvieron que someterse a cambios involuntarios en su trabajo, se les redujeron sus horas de trabajo o su salario, tuvieron el doble de probabilidades de sufrir síntomas coincidentes con la enfermedad mental grave.

También halló que los desempleados tenían cuatro veces más probabilidades de pensar en hacerse daño a sí mismos y el doble de referir abuso de alcohol u otras sustancias, así como de preocupación acerca de su salud mental.

"La gente está ansiosa y deprimida", aseguró acerca del estado actual de muchos estadounidenses la Dra. Nada Stotland, profesora de psiquiatría del Colegio Médico Rush de Chicago. "Simplemente, están muy, muy desmotivados. Tienen dificultades para dormir. Podrían tener dificultades para comer o simplemente llenarse la boca con lo primero que les pase por delante".

En un momento en el que necesitan ayuda profesional más que nunca, mucha gente tiene menos acceso a ella, también reveló la encuesta. Cerca de la mitad de los participantes de la encuesta que no tenían empleo aseguraron tener dificultades para obtener atención médica. De los que no habían hablado con un médico acerca de sus preocupaciones sobre salud mental, 42 por ciento aseguró que se debía a que la atención era demasiado costosa o que no tenían seguro que la cubriera.

Stotland aseguró que lo ha visto en su propio consultorio. "Lo que sucede no es necesariamente que la gente no venga", aclaró. "Lo que preocupa es que no vengan porque pierden su seguro o no tienen dinero. Tengo dos pacientes que están en ese lío".

Dijo que los ha animado a visitarla de todos modos, les explicó que las dificultades financieras pueden esperar, pero la gente con frecuencia se muestra reacia a sentir que están aprovechándose o siendo gorrones.

Para los que sí tienen seguro médico, las nuevas reglas de paridad para la salud mental podrían aliviar parte de la presión. Las reglas exigen que los planes grupales de seguro médico para empresas de más de cincuenta empleados traten los beneficios de salud mental de igual manera que la cobertura estándar médica o quirúrgica en cuanto a los gastos de desembolso, límites de beneficio y prácticas de gestión del plan, según el Departamento de Servicios de Salud y Humanos de los EE. UU.

Sin embargo, a menos que los desempleados tengan acceso a COBRA, un programa que ofrece cobertura continuada durante algún tiempo en ese tipo de situaciones, quizá no se beneficien de las nuevas reglas.

De todos modos, Shern y Stotland recomendaron que los desempleados den algunos pasos por el bien de su salud mental, como los siguientes:

  • Coger las posibilidades de transformación de sus nuevas vidas. "Pueden ver esto no como un final catastrófico del plan de toda la vida de tener éxito, sino como una oportunidad para revisar el plan, mirar las circunstancias y prepararse para aprovechar las nuevas oportunidades que surjan eventualmente", recomendó Shern.
  • Asegurarse de mantener lazos con las demás personas. "Cuando la gente está desempleada, perderá esa conexión", dijo. "Pierden una red social muy importante que tenían".
  • Encontrar pasatiempos placenteros y relajantes que no cuesten dinero. Pueden dar un paseo, jugar con los niños, o disfrutar de un juego de mesa que estaba recogiendo polvo en la repisa. "Si uno se pone a pensar, hay muchas cosas por hacer", señaló Stotland. "Hay muchísimas cosas que se pueden hacer que no se han estado teniendo en cuenta".
  • Comer lo correcto y hacer ejercicio. Se ha demostrado que llevar un estilo de vida saludable promueve el bienestar mental y reduce la depresión y la ansiedad, aseguró Shern.

Más información

Mental Health American tiene más información acerca de mantener la salud mental viviendo bien.

Lea más acerca del estrés de los que buscan trabajo..


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad